2016: Propósitos Ciudadanos

1

“Este país puede estar a la altura de sus paisajes”

Fernando Carrera.

No creo en hacer una lista de propósitos personales como una tarea a cumplir, porque nos hace tener expectativas irreales, nos causa frustración al no lograrlos y nos limita. Pero en toda organización o colectivo es importante trazarse ciertas metas que comprometan a todos sus integrantes en el esfuerzo común.

En ese disperso y variopinto conglomerado que formamos los ciudadanos guatemaltecos, caben todo de expresiones y anhelos. Dejo aquí unas sugerencias que podrían sernos útiles para articularnos de mejor manera, tarea urgente para un año que se aproxima con un presidente que es un chiste tétrico, un congreso nuevo sólo en apariencia y un conservadurismo extremo de plácemes porque la jugada le salió estupenda, sin olvidar al vecino del norte, grandote y gritón que chantajea desde ya mostrando el verde de sus billetes a cambio de decidir en el patio trasero de su patio trasero.

-Cuestionemos. Todo. A todos. Comenzando por nosotros mismos: En qué creemos, por qué, qué nos ha convertido en las personas que somos. Qué nos enseñaron. Qué hemos desechado. Qué hemos decidido conservar. Qué hemos aprendido y cómo. Más importante aún, qué hemos desaprendido.

-Desconfiemos razonablemente. No creamos en todo lo que vemos en la red. Ya suficientes hoaxes nos han probado cuán ingenuos podemos ser. Recordemos que El Informal, El Espurio y Kronos, aunque parezcan ser medios a la medida del surrealismo local, son sátira y no verdad.  Examinemos fuentes antes de apresurarnos a compartir algún contenido.

-Meditemos en a quién seguimos. Dime a quién admiras y te diré quién eres. Preguntémonos si nuestros referentes son coherentes  y dignos, o si manejan una agenda a veces no tan oculta. Lo mismo aplica para los medios de comunicación, especialmente los tradicionales. A los que más escepticismo hay que tenerle es a los que predican de progresistas pero en verdad funcional al servicio del sistema. Lo mismo aplica a columnistas, periodistas y presentadores de televisión. No confundamos fama con fundamento.

-Leamos más, es urgente. Y no sólo lecturas afines a nuestra forma de pensar sino otras opuestas, no podemos desarrollar pensamiento crítico sin antes conocer todos los puntos de vista.

-Debatamos, sin miedo, con respeto. No con el objetivo de ganar una discusión si no de un aprendizaje mutuo. Expresemos lo que pensamos y escuchemos lo que otros tengan que decir y que puede ser tan válido o más que lo nuestro. No prejuzguemos y no lo tomemos personal.

-Articulemos estratégicamente, no caigamos en la trampa de la horizantalidad paralizante. Ya nos pasó factura en 2015, no permitamos que lo haga en 2016. Urge ubicar liderazgos incidentes y carismáticos y aglutinarnos en torno a ellos. Tenemos 4 años para preparar una ofensiva ciudadana que cambie el sistema pero sólo lo lograremos si somos capaces de dejar nuestros delicados egos y unirnos en propósito. No todos podemos ni debemos salir al centro de las fotos.  Dispersos como estamos, seguiremos estancados.

-Aprendamos del conservadurismo. Se unen graníticamente. No se pelean por los espacios. Mantienen enfoque claro de su objetivo. Hagamos valer que las neuronas están de este lado.

-Muchos quieren ser los padres del “personaje del año”, la ciudadanía que protestó. Y que al final terminó votando por el electo y siendo cómplice de su propio daño. No nos conformemos con ser personajes cuando podemos ser personas, con más sentido de otredad que gusto por las selfies; con más pensamiento crítico que síndrome de rebaño, más sustancia y menos marca.

Dejemos de ser paisaje y nada más, no aceptemos la burla de ser “país”, atrevámonos a que 2016 sea el año en que decidimos ser país.

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

1 comentario

  1. Sra. Elizabeth Rojas en varios articulos que usted escribe, estoy bastante de acuerdo en su contenido, PERO en este veo mucha contrariedad, por ejemplo : dice el muñequito ” LOS QUE CAMBIAMOS SOMOS NOSOTROS “, y ” USTEDES NUEVOS “, muy bien y estoy de acuerdo , pero despues nos dice que el Pais del Norte , hacen loque ellos quieren con sus dolares ! ? que chantagea con sus dolares para decidIr EL en el patio trasero ! ? En otras palabras la CORRUPCION que tenemos en Guatemala, es producto de que SI no hacen lo que Yo quiero NO HAY DINERO. Es Bueno que analice mas despacio este punto , PUES si recuerda el esperar la aprovacion de Estados Unidos de dinero a El Salvador, Honduras y Guatemala , se detuvo bastante para que la CICIG , hiziera su trabajo , ” PARA CONOCER A TANTOS ESTAFADORES Y LADRONES GUATEMALTECOS “, que son ellos los individuos que NO han cambiado, o sea que la peor parte esta en la MENTE DEL GUATEMALTECO, no del dinero ofrecido. Yo se que en el Gobierno de Estados Unidos tambien existen AUN mentes que creen en controlar el MUNDO, fisicamente y politicamente, PERO en este caso en particular ” ESTAS GENERACIONES DE GUATEMALTECOS “, les encanta el DINERO FACIL, sacrificando a todo un PAIS hambriento no solo de comida, pero de justicia social, PARA UN ENRIQUECIMIENTO ILICITO.

Leave A Reply