2035

9

Abraham BarriosPor Abraham Barrios

En el año 2035 Guatemala es un país muy distinto. Después de estar a la zaga de desarrollo en Latinoamérica, hoy tiene parámetros que se aproximan a los de los países desarrollados. El “milagro guatemalteco”, le dicen…

Por supuesto que no hubo tal milagro, fue el resultado de un plan a largo plazo, un proyecto de nación que le apostó a la vida, y fue puesto a consideración de los guatemaltecos en las urnas en el año 2014. El mandato electoral se dio y el resto es historia.

— EL DIAGNÓSTICO

— EL TRATAMIENTO

— LA CONVALECENCIA

— LA CURA

— LAS CUENTAS

EL DIAGNÓSTICO

En el año 2015, los parámetros de desarrollo y seguridad social en Guatemala eran claramente los de un país subdesarrollado. No se reportaban mejoras en estadísticas de desnutrición y mortalidad infantil por décadas. Para la población con acceso a seguridad social (menos del 20%), los beneficios eran mínimos. El empleo informal era la norma. La situación afectaba a todos, pero pegaba más fuerte a la población entre 20 y 40 años de edad.

La percepción de la realidad cambió con las elecciones del 2015, cuando el debate político se centró en la necesidad de proteger a los más vulnerables y pensar en el futuro. No fue la primera vez que se habló de esta necesidad, pero sí la primera vez que se presentó una oferta electoral seria y coherente. La propuesta que habría de ganar la elección colocaba al IGSS al centro de una ambiciosa política nacional de salud, seguridad social y empleo. A diferencia de propuestas electorales pasadas, esta vez se presentó un plan realista y detallado que incluía objetivos definidos, calendarios y fuentes de financiamiento.

EL TRATAMIENTO

Los pilares de la oferta electoral fueron los programas Salud Para los Niños (SPN), Jubilación Digna (JD), Estímulo al Microempresario (EMI) y Seguro de Desempleo (SDU); este último como elemento importante de una reforma fiscal. El pueblo estuvo de acuerdo con la propuesta de fortalecer el IGSS. El mandato electoral incluía las provisiones legales para transformar la ley orgánica del IGSS, particularmente la forma en que se nombra a sus autoridades; cambios a la ley de bancos (que permitieran al IGSS crear o adquirir un banco); así como la modificación de las leyes que fuera necesario modificar para alcanzar el compromiso electoral.

LA CONVALECENCIA

— Adquisición del Crédito Hipotecario Nacional (CHN)

Para poder cumplir con los objetivos trazados de una manera pronta y eficiente, se consideró necesario que el IGSS creara o adquiriera un banco del sistema. Dada la oportunidad y convergencia de intereses para el Estado, la adquisición del CHN fue lo más indicado.

Los beneficios directos de tener un banco fueron numerosos: capitalización inmediata, control sobre la protección de los ahorros de sus afiliados, diversificación de inversiones, crecimiento exponencial y expansión. El CHN se convirtió rápidamente en el banco más grande del país tanto en número de usuarios como en capital operativo. Poco tiempo después de convertirse en patrimonio del IGSS, el CHN empezó a ofrecer productos bancarios novedosos como seguros privados de desempleo, planes voluntarios de jubilación y seguros de negocios.

El CHN también se convirtió en el banco oficial del Estado. A finales del 2016 el CHN ya manejaba el 100% de las cuentas del ejecutivo, incluyendo los pasivos del Estado. En el año 2017 el gobierno empezó a utilizar al CHN para distribuir todos sus programas sociales, se observó una transformación gradual de programas en especie a programas estrictamente monetarios.

Los beneficios indirectos de llevarle las cuentas e inversiones al Estado fueron inmensos para el IGSS y sus afiliados. La mejora en cobertura, efectividad, eficiencia y transparencia para el estado también fue notoria.

— Salud para los Niños (SPN)

El programa Salud Para los Niños garantiza cobertura de salud y medicinas en el IGSS al 100% de menores de 18 años y un progenitor o guardián legal. En su primer año de implementación el programa benefició a 5.6 millones de menores. La inversión inicial del Estado en el 2016 fue aproximadamente de Q 3,100 millones anuales. Para el año 2035 se calculó una inversión anual de Q9,300 millones.

— Jubilación Digna (JD)

El programa Jubilación Digna garantiza de parte del Estado, afiliación al IGSS para el 100% de los adultos mayores (personas de más de 65 años de edad), que en el año 2016 eran aproximadamente 740,000 personas. El costo inicial de este programa en el año 2016 fue de Q800 millones; para el 2035 se estimó en Q3,300 millones.

— Estímulo al Microempresario (EMI)

Por pequeño empresario se definió al profesional o artesano independiente. En el año 2015 el pequeño empresario operaba típicamente como “free lancer”, consultor o contratista sin ningún tipo de prestación.

El programa de Estímulo al Microempresario se concibió como líneas de crédito del CHN garantizadas por el estado, dirigidas a artesanos y profesionales que previamente no cotizaban al IGSS. Para acceder al EMI, el sujeto de crédito debía tener historia crediticia favorable, un récord verificable de experiencia, plan de negocios y las acreditaciones correspondientes.

Típicamente, el programa original consistía en una línea de crédito anual –prorrogable por un año- por una cantidad que habría de cubrir gastos de operación, salarios y afiliación al IGSS. El programa benefició principalmente a proveedores de servicios con relativamente poca demanda de capital de trabajo.

En su primer año el EMI generó 150,000 empleos formales directos. La inversión del IGSS respaldada por el Estado fue de Q7,500 millones.

— Seguro de Desempleo Universal (SDU)

El Seguro de Desempleo Universal se implementó en el año 2017. El diseño inicial fue una prima del 2% del salario, con la que el beneficiario obtiene hasta un 80% del salario mínimo en caso de pérdida de empleo por razón justificada. El trabajador tiene la opción a un Seguro de Desempleo Voluntario (SDV) que provee beneficios adicionales.

Para poder implementar el SDU y el EMI, fue necesario introducir cambios de fondo y de forma a la infraestructura recaudadora de impuestos y el cálculo del salario mínimo por hora. Además del SDU, la Reforma Fiscal del año 2016 también introdujo un sistema de ISR progresivo basado en múltiplos del SM, tasas de ISR más bajas, recaudación instantánea de deducciones e impuestos, contribuciones opcionales y obligatorias a fondo de jubilación.

LA CURA

— Los porcentajes cada vez mayores de cobertura del IGSS combinados con los programas de asistencia social a los más necesitados gradualmente mejoraron los indicadores de desarrollo del país y contribuyeron significativamente a reducir la incidencia de problemas asociados con la desigualdad y la pobreza extrema. Se observaron reducciones dramáticas en los índices de mortalidad infantil y desnutrición. Otros parámetros como el PIB per cápita y el coeficiente GINI mejoraron significativamente.

— Desde su implementación el programa EMI generó directa e indirectamente miles de empleos formales creados cuando igual número de microempresarios salieron de la economía informal. Fue también esencial en los procesos de dignificación de las profesiones.

— Las cifras de cuenta habientes crecieron exponencialmente cuando la mayoría de empleados estatales, microempresarios y la totalidad de beneficiarios de los programas sociales abrieron cuentas de ahorro y monetarias en el CHN. Guatemala es hoy en día el país con el mayor número de servicios bancarios per cápita de América Latina.

— El impacto a la macroeconomía fue significativo, se observaron índices de crecimiento económico sostenido nunca antes vistos. Como consecuencia directa, el consumo interno se disparó a niveles sin precedentes. La base tributaria alcanzó máximos continuados. Gracias a la cooperación entre el IGSS y la SAT se ha obtenido cifras record de recaudación de IVA e ISR.

— Con porcentajes cada vez mayores de la población cubiertos por el seguro social, el presupuesto de salud del Estado se trasladó gradualmente del Ministerio de Salud al IGSS. El Ministerio de Salud pudo ocuparse de mejor manera de otras áreas de su competencia como la epidemiología, medicina preventiva y el acceso a agua potable.

— El sistema progresivo de ISR resultó en una recaudación más efectiva. Combinado con la ampliación de la base tributaria el resultado fue recaudaciones récord de la SAT. Niveles impositivos fijos basados en múltiplos geométricos del salario mínimo [A=Salario Mínimo; B=2A; C=4A; D=8A; E=16A y más] crearon estabilidad y predictibilidad; la dependencia matemática de todas las tasas marginales al salario mínimo estimuló su crecimiento constante, porque cada aumento implicaba una reducción de impuestos para los niveles impositivos más altos.

— El salario mínimo por hora flexibilizó las relaciones empleados-patronos, mejoró la productividad y simplificó los cálculos para todo el mundo. La recaudación instantánea significó que cada hora de trabajo fuera remunerada, tasada e indemnizada con cada planilla. La SAT y el IGSS abonaban las cuentas de afiliación, seguro de desempleo y jubilación inmediatamente. Tanto los patronos como los empleados tuvieron mucha más flexibilidad con las horas de trabajo para establecer relaciones de medio tiempo. El sistema también preservó los incentivos fiscales para empleos de tiempo completo y la penalización de horas extra.

— El SDU se estructuró de tal manera que fuera el trabajador quien estuviera en control de su uso. El sistema incentiva a quien no usa el seguro permitiéndole transferir parte de las primas a su fondo de jubilación. De la misma manera, castiga a quienes lo usan frecuentemente estableciendo el reintegro de beneficios bajo ciertas circunstancias.

— Desde el año 2017 la contribución obligatoria al fondo de pensiones corresponde a 1/8 de cada hora de cada planilla (1 UMI = 1/8 del salario mínimo por hora) y se convierte en una inversión a largo plazo en el IGSS. El trabajador debe contribuir a su fondo de jubilación un mínimo de 8 UMI por cada día trabajado, con la opción de contribuir voluntariamente hasta un máximo de 8 UMI adicionales por cada día trabajado.

— El sistema establecido en el año 2017 permite el registro de empresas en menos de 24 h. El interesado simplemente se dirige a la oficina de un notario, quien podrá confirmar en línea la acreditación del contador asignado, y obtener cuentas en la SAT, el IGSS y el CHN, la municipalidad, el Ministerio del Ambiente, el Registro General de la Propiedad y el Registro Mercantil.

LAS CUENTAS

El consenso general de hoy en día es que el tratamiento fue un éxito y el principio de una mejora nunca antes vista en la salud física y mental del paciente. La mejora fue tal que el IGSS se convirtió en un modelo a imitar. Contrario a las expectativas de la época, fue posible financiar el tratamiento con recursos del Estado. Después de ponderar muchas hipótesis, analistas e historiadores resumen el éxito en dos palabras esenciales: voluntad política.

Share.

About Author

Abraham Barrios

Estudiante empedernido de la naturaleza humana y amante de las causas perdidas. Aparte de eso, muy difícil de etiquetar.

9 comentarios

  1. Un plan muy chilero. Hay ejes que quedan sueltos, como la educación y todo en engranaje legislativo/jurídico que permita sostener los cambios estructurales y demás. Pero el cierre es lo fundamental, para los cambios estructurales es necesaria la voluntad política.

  2. ajbarriosm

    Gracias, me imagino que si fuera una plataforma política real incluiria también una estrategia educativa. La idea con esta propuesta es demostrar que es posible proteger al 100% de los niños con los recursos actuales del estado. De esa manera, el IGSS podría prácticamente eliminar la desnutrición, algo que urge más incluso que la educación.
    Saludos

  3. Un estímulo al microempresario debe empezar por las áreas marginales. Y no sé, no me gusta lo de los créditos. El crédito es una forma del sistema para atarte y compartir tus ganancias. Creo que más optaría yo por una formación para el comercio y la producción a nivel micro. Es decir, que en la escuela te enseñe a cómo ganarte la vida y vivir bien sin despilfarro, en lugar de aprenderte los ríos de Europa. El seguro de desempleo es una forma de combatir la delincuencia: ¿quién va a arriesgar la vida si no lo necesita?

    Luego yo le agregaría eliminar el culto al “trabajo duro” y al mercado, pero eso ya es otra cosa.

    Saludos.

  4. ajbarriosm

    El estímulo al microempresario no tiene dedicatoria pero sí, impactaría mucho más en áreas rurales y marginales. Date cuenta que la definición de microempresario incluye artesanos y personas que se dedican a los oficios. Por ejemplo, un carpintero o un plomero (sean o no sean de un área marginal) serían considerados microempresarios para los fines de la propuesta. El crédito es nada más un vehículo, no será perfecto pero de acuerdo a la evidencia, al ser un programa monetario funciona mejor que programas en especie como las famosas bolsas. Por razones de espacio no se incluyó en el artículo pero la idea original incluye capacitación (INTECAP digamos) y apoyo técnico antes de dar los créditos. Saludos.

  5. Sí, pensé en pequeño empresario como artesanos y gente de oficio. Aunque a veces estos últimos se consideran autoempleados. Trabajar en un oficio desde tu casa es la forma más económica de valerte por vos mismo. Lo que pasa es que el sistema te enseña a que tenés que buscar empleo, y que ese empleo viene de alguien más y no de vos. Los libertarios además, dicen que ese empleo viene de inversión extranjera. Siempre hay un alguien más que viene de otro lado que lo va ha hacer todo. Sé que en un sistema capitalista el crédito hace circular el dinero y sirve para crecer. Sin embargo, trabajando como autoempleado la necesidad de crédito puede eliminarse. Seré yo el lleno de babosadas, pero un crédito (ya sea para invertir o consumir) lo miro desde hace tiempo como una forma del banco de llevarse una buena parte de tus ganancias. Y eso no me gusta. Pero bueno, seré sólo yo.

  6. Bueno sería que, escribiera sobre los países de AL que tiene todos o algunos de los programas que usted describe, para salir del sueño a la realidad.

  7. Abraham Barrios
    Abraham Barrios on

    Cada país tiene circunstancias únicas, la propuesta aplica exclusivamente a las condiciones particulares de Guatemala.

  8. Ricardo Berganza on

    Las circunstancias actuales hacen que la gente pueda soñar, y en este caso, el sueño no parece tan utópico, y por el contrario tiene rasgos muy concretos que merecen atención. Me gustó la columna.

Leave A Reply