20S: construcción de dirección moral y política de la AEU

0

El 20 de septiembre de 2018 se anuncia como otra demostración de fuerzas y de presión de la ciudadanía y de sectores organizados para oponerse al pacto de corruptos (Jimmy Morales, funcionarios, diputados, empresarios). Este pacto está luchando con todos los recursos a su alcance para detener las investigaciones de la CICIG y así evitar nuevos juicios y sacar de la cárcel a los que ya se encuentran en ella.

La disputa tiene varias arenas de lucha: judicial, política, redes sociales y la plaza. Aunque la plaza no sea determinante, puede ser un factor que dinamiza la disputa que opera en los otros espacios. Expresión de protesta, denuncia del pacto de corruptos, construcción de ciudadanía, influye en el ánimo de los distintos actores y aunque sus resultados no sean inmediatos tiene una importancia política innegable.

Un aspecto relevante es que, a diferencia de las protestas de 2015 en el que ciertas organizaciones tradicionales fueron menos visibles, el descontento se está canalizando a través de algunas que muestran un liderazgo significativo. A partir del ejemplo de Quetzaltenango en el que se impide hablar a Jimmy Morales, organizaciones como la Alcaldía Indígena de Sololá, los 48 Cantones de Totonicapán, CODECA, CUC, JusticiaYa, etc., canalizan y movilizan el descontento frente al gobierno.

En la ciudad de Guatemala, una organización de jóvenes universitarios está liderando la protesta y el descontento. Los muchachos y muchachas de la Asociación de Estudiantes Universitarios Oliverio Castañeda de León están impulsando la movilización del 20 de septiembre.

Han tomado el pulso de la coyuntura y han dado respuesta. Lideran una asamblea estudiantil (la primera en décadas), cuestionan y presionan al Consejo Superior Universitario y este decide declarar Non Grato a Jimmy Morales y Jafeth Cabrera, así como acuerpar la convocatoria a las protestas del 20 de septiembre.

De ahí varias unidades académicas, centros universitarios, universidades privadas, colegios, colectivos y organizaciones sociales deciden apoyar el paro. Esto es construcción de dirección moral y política. Organización y liderazgo que nos faltaba en 2015.

Me resulta absolutamente claro que la cooptación de la AEU por espacio de 17 años era funcional a las mafias políticas nacionales y a los intereses que tienen en la USAC (que se referían despectivamente a los estudiantes que trataban de recuperar a la AEU como “niños”).

La razón de esa cooptación se muestra por este ejemplo y liderazgo que están mostrando en este preciso momento.

Share.

About Author

Mariano González

Psicólogo errante por otros campos y quizás errado. Ha llegado aquí por azares del destino y haber recibido privilegios inmerecidos, como comer los tres tiempos. Perpetra algunos artículos y ensayos. Fascinado con la imagen del ángel de la historia de Walter Benjamin, intenta (sin saber si bien), seguir la exhortación de "pasar por la historia el cepillo a contrapelo".

Leave A Reply