Abogar por los afectos

5

Es bastante obvio que el día del cariño es una celebración producto del capitalismo y de la sociedad de consumo. Pero me pregunto si es eso todo lo que puede ser. Se me ocurre que también puede ser una ocasión propicia para incluir en el debate acerca de lo social y lo político, el tema de los afectos; hablar de lo íntimo, de lo que ocurre en nuestros casas, en nuestros cuartos… en nosotros.

Parafraseando a Marcuse, el día laboral y las necesidades biológicas de dormir y alimentarse nos dejan apenas unas pocas horas al día de tiempo libre, un tiempo libre que potencialmente estará disponible para el placer. Tendremos suerte si el trabajo que tenemos nos da placer, pero tristemente, esto suele ser más excepción que regularidad.

Aunque vivimos rodeados de amor por todo lados –canciones, películas, series, vallas– el tiempo que tenemos disponible para los afectos es escaso. Y ese mismo amor que nos rodea, suele ser tipo “Disney”, un amor eterno, único, exclusivo, monógamos y heteronormativo que jerarquiza las relaciones afectivas, de manera que como diría Brigite Vasallo el amor único y sus derivados “naturales” (la pareja, la familia) tienen un estatus superior a otros afectos, como es la amistad.

De esta jerarquización surge la institución del matrimonio, siendo la cúspide de esta jerarquía en donde hay un único espacio. Y es interesante cuando se piensa esto y su relación con el sistema capitalista.

Coral Herrera Gómez, autora del libro “La construcción sociocultural del amor romántico”, defiende que se trata de un instrumento de control social al servicio del capitalismo, que sirve para limitar el amor de la gente y para evitar las colectividades amorosas y las redes de ayuda mutua entre grandes grupos. Es decir, si todo el mundo copia el modelo de familia nuclear tradicional, fin último del amor romántico, tendremos organizaciones familiares de pocos miembros, con poder adquisitivo para poder consumir desenfrenadamente. Quizás tenga razón.

Tengo dudas sobre todo esto, pero me voy convenciendo de que el pensamiento crítico y las luchas sociales deben también incorporar los afectos, tanto para cuestionar las instituciones, hábitos y prácticas establecidas alrededor del amor romántico, como para abogar también por la importancia de los abrazos, las caricias y los mimos y el tiempo que se debe otorgar a los mismos. Porque lo radical, lo crítico y lo racional no es excluyente de lo tierno, lo emotivo y lo amoroso.De nuevo parafraseando, esta vez a Erika Irusta, no quiero una revolución sin mimos.

Share.

About Author

Andrea Tock

Curiosa, preguntona, torpe y ridícula. Estudié Ciencias Políticas y trabajo en investigación social. Disfruto comer, ver fútbol, escuchar música y hacer el amor, entre otras cosas. Me gusta el azul. Escribo para dejar registro.

5 comentarios

  1. Dos cosas me intrigan:
    .
    1. “Es bastante obvio que el día del cariño es una celebración producto del capitalismo y de la sociedad de consumo.” desde que “cada día de celebración” es producto del capitalismo… -empiezo- a dudar aun más del pensamiento -colectivista-, pareciera que son enemigos de la felicidad y la autorealización, puede ser porque la felicidad y la autorealización son logros “individuales”… Imagino, ahora es con los días festivos, después irán con que celebrar “los días de cumpleaños” también son producto del consumo-capitalismo… madre mía lo que nos espera… (lo importante es destruir toda celebración -por consumistas-)
    .
    2. “Es decir, si todo el mundo copia el modelo de familia nuclear tradicional, fin último del amor romántico, tendremos organizaciones familiares de pocos miembros, con poder adquisitivo para poder consumir desenfrenadamente. Quizás tenga razón.”… este párrafo es el mas intrigante….. empiezo a pensar que los colectivista piensan que con “taparrabos se vive mejor” (cuando se es idealista a lo tonto)…. pero si es así repartamos hijos, que las mujeres mínimo tengan que parir 15 hijos (para ser mujeres decentes, anticonsumismo),..
    .
    Cuando leo estas cosas de consumo-capitalismo me pregunto, sera que ellos los anticonsumo: prefieren vivir a señales de humo o con celular… escribir en piedra o en papel, utilizar cinceles o maquinas de escribir/computadoras… en fin… dudo mucho que quieran dejar todo lo que se a creado para el consumismo (desde el celular hasta la distribución de música para todos los gustos -para el consumo-)
    .
    Amor romántico y el consumismo:
    .
    El dilema sera el “humano existe por lo material”, o el ser “humano fabrica lo material” (como dice Sarte la esencia precede a la existencia)… la esencia de que los objetos materiales existan es el ser humano (el los fabrica)… o los objetos aparecen por si solos -se autofabrican-,… se produce primero y luego se consume, o primero se consume y luego se produce (no)… si se esta consumiendo es por que se esta produciendo, o se puede consumir sin producir (no)… el producto nace de la necesidad (no), o la necesidad hace que exista el producto… en si la esencia del pensamiento anticonsumista es una idea mística del origen de la riqueza o la generación de productos… cuando si realizamos las preguntas correctas y entendemos el origen de todo esta en la creatividad del ser humano (la mente).. porque en base a sus necesidades a ido creando… en base a su necesidades crea tecnologías/arte (desde la misma ropa) todo concebido materialmente… decir que el materialismo fundamenta la sociedad es no tomar en cuenta el origen de las cosas materiales… o que el consumismo fundamenta la sociedad, es también ilógico… subjetivismos…
    .
    El amor romántico, como escusa que es una invención del consumismo.. como que también es subjetivo, o solo que “aduzcan” que el modelo de amor romántico son las telenovelas… pero las telenovelas, fueron antes que el amor romántico ¿? o el consumo ¿?… es simple el amor romántico y su celebración es una confirmación de autoestima, de esas cosas emocionales que necesitamos, como los mimos y abrazos,.. y porque tiene que estar mal eso… al final tiene que estar mal creo…por el pensamiento materialista de las cosas,.. no por el pensamiento lógico…

    • Andrea Tock

      Me llama mucho la atención como en su comentario reduce muchas cosas a dualidades; que si colectivistas e individualistas, que si materialistas e idealistas, que si bueno y malo. Se me hace que ese tipo de pensamiento debería irse aboliendo, no solo porque es falaz sino porque también oculta todas las demás alternativas.

      Dicho esto, entrando al tema de la columna. No sé como saca que yo hablo por un montón (los colectivistas) y que además soy enemiga de la felicidad y la autorealización, cuando redacto mi columna en primera persona y el tema principal es “abogar por lo afectos”. Creo que, de nuevo, usted ha maltentendido lo que escribí; el último párrafo de su comentario da cuenta de esto.

      saludos.

      • Ironías… son solo ironías… las dualidades ¿?, … veamos pues: el colectivismo (y su despectivo ismo) son generalidades, para no caer en idealismos (con su ismo también)… y como estamos en las de “no entendernos”… mas fácil, critico todo idealismo que este en contra de la autorrealización y la felicidad, normalmente colectivismos (cristianismo, catolicismo, socialismo, Islam, interés social, bien común..todos tiene la misma trampa, un futuro utópico inalcanzable)…
        .
        Como últimamente el anticonsumismo (un idealismo colectivista, que busca que terminemos en taparrabo) critica toda fiesta, hasta lo que no es fiesta, les hice una mención especial,… por eso “son cosas que me intrigan”… que son ilógicas…(no hable del articulo, que me parece interesante, sino de lo que dicen los anticonsumo y se repite todos los años, irónicamente para las mismas fechas, solo porque los cumpleaños no son fiestas oficiales porque sino).. conste… aludida ¿?..
        .
        Creo que vos no me entendiste el ultimo párrafo (y toda la ironía) mas fácil: si el amor es una expresión de la autoestima (emoción),.. si incluyes las emociones en el pensamientos social, no funciona.. por eso es conveniente no incluirlo en el dialogo (no es parte de)… porque 1. Para el “pensamiento social” el ser humano es solo “utilitario” (su fin es servir a la sociedad o alguna divinada).. 2. Las necesidades y las emociones son individuales (muchas veces de carácter egoísta y privado), y eso no entra en la discusión colectivista.. 3. Los afectos nacen de la “autodeterminación individual”, el dialogo social busca la “autodeterminación social” (abstracta) en que el individuo sirva a la sociedad (en comunidad), mas no a su felicidad (servir a la felicidad propia, al interés individual es egoísmo).. Los afectos, las emociones, los sentimientos, todo lo individual es -irreconciliable- con el “dialogo social” o colectivismo… y para que el pensamiento social funcione: esto de los afectos…o cualquier otra cosa.. “tiene que estar mal”… ah y por supuesto etiquetarlo como capitalista y consumista (para que este completo)…

        • Andrea Tock

          Precisamente es ese divorcio entre el pensamiento político crítico y los afectos y emociones, en lo que no estoy de acuerdo y que creo que deberían de empezar a dialogar, porque no los veo como excluyentes entre sí.

          • En la realidad no existe divorcio, en el pensamiento utópico social se trata de obviar, eh ahí el punto del fracaso…
            .
            Nos indignamos (emoción) por ejemplo, porque nuestro conocimiento nos indica que ciertos actos están mal… que dentro de nuestra escala de valores los catalogamos como malvados (en el caso de indignarse)… entonces las emociones suelen ser esos -juicios de valor- que nos alertan sobre lo bueno y lo malo, según “nuestros conocimientos”, algunas emociones serán fuertes y otras casi imperceptibles, pero obviamente controlables (cuasi perfecto)… esto hace pensar y se puede comprobar fácilmente, es que el pensamiento crítico (razonamiento) es parte del ser humano, porque es así como elabora su mundo y construye sus emociones. “Precisamente es ese divorcio entre el pensamiento político crítico y los afectos y emociones,”… Me llamo la atención esto, en realidad no existe divorcio, lo que existe es un acomodamiento de conceptos para racionalizar cierta demagogia, que ya ha llegado al abuso, como escribí antes, con tal de atacar el capitalismo (con su ismo), y el supuesto consumismo, no importa destruir los valores como -el amor- que expresamos en emociones llamadas afecto, con tal de tener razón… Convirtiéndose en muchas o la mayoría de veces en campañas antivalores (así lo considero, en el fondo parece ser así también).
            .
            Que te puedo decir, para reconciliar el pensamiento político crítico con las emociones, se debe volver racional, basado en la realidad y que sea para humanos… no para robots… para seres vivos, en que la norma sea la vida y conservar ese valor primordialmente (el valorar la vida)…
            .
            (Recordemos que el ser humano es moral y necesita una filosofía de vida eso lo constituye político desde su nacimiento, y el razonamiento -pensamiento crítico- ya viene incluido, como elemento que nos diferencia de los otros seres vivos … el pensamiento crítico se “alimenta” del conocimiento no nace con, es intrínseco y distinto en cada ser humano, es su naturaleza… pensar al contrario o sea que el pensamiento crítico es antes del ser humano y que tiene que “enterarse”, -leer o educarse, “aprenderlo”, es ir en contra de la naturaleza racional del ser humano, es por eso que fracasan todas las ideas políticas normalmente colectivistas, y como vos bien dices: por divorciar las emociones, que significa matar los valores en sí, yo digo es conveniente de esa manera, le digo el -pensamiento critico místico- últimamente escuchar/leer un discurso de un “idealista” parece que escuchas a un cura o a cash).
            .

            Saludos… Post data: su sueño es real y realizable, pero con el paradigma actual de “pensamiento critico”… creo que lo mejor es que se quede en la almohada (no podrá contra los idealistas).

Leave A Reply