Acoso escolar: El gran descuido de los centros educativos

1

El acoso escolar es todo maltrato que viven estudiantes, desde la preprimaria hasta la universidad. Puede ser verbal, psicológico y hasta físico. En casos extremos ocasiona la muerte del acosado y en casos graves, deja secuelas emocionales que duran toda la vida. Conocido por su nombre en inglés bullying, en español lo correcto es referirse a él como acoso escolar.

Ocurre no solamente dentro de los establecimientos, sino también en las actividades fuera y desde hace algunos años, en modalidad virtual a través de las redes sociales.

Como bien apuntaba Fernando Ramos en una columna en este medio hace algunos días, el acoso escolar era conocido como “chingadera” ; todavía en nuestros días, la mayoría de personas lo ve como parte de las experiencias normales que se viven en la niñez y en la adolescencia y muchas lo recuerdan entre risas.

Pero el acoso escolar no es ningún chiste. Aterroriza a millones de niños, adolescentes y hasta adultos cada día, interfiere con su buen desarrollo escolar y lesiona su autoestima, a veces para toda la vida.

Este tema ha sido descuidado por casi todas las instituciones educativas, no lo consideran importante y se concentran más en reglamentos disciplinarios para las agresiones que en informarse del tema y crear un plan de prevención en sus instituciones.

La calidad de un colegio no se define solamente por el nivel de matemática o idiomas, por la posición que ocupan en algún ranking o por la fama que tengan sus egresados; a la par de un alto nivel de conocimientos útiles para la vida, debería formar seres emocionalmente estables y felices y trabajar junto con los padres para ayudar a los alumnos a superar los desafíos que se les presenten y explotar todo su potencial.

Ni un alumno acosador ni uno acosado es feliz. Tampoco el compañero que presencia pasivamente el acoso, sin atreverse a intervenir. Las 3 conductas revelan carencia de salud mental.

El acoso puede ir desde exlusiones y desprecios no verbales, pasar por insultos y bromas pesadas, hasta agresiones físicas de diferente magnitud. No todos los acosados reaccionan igual ni es fácil enterarse de lo están viviendo, por lo que lo que mejor funciona es un Plan de Prevención.

Muchos maestros y directores no saben cómo reaccionar ante estas situaciones. Muchísimos padres no saben cómo detectarlo en sus hijos y sin querer hasta los suyos propios pueden estar repitiendo actitudes acosadoras aprendidas en el hogar por los prejuicios que se transmiten de generación en generación.

La sociedad guatemalteca es profundamente pasivo-agresiva y por lo tanto acosadora. No se nos ha enseñado a afrontar las situaciones y expresar nuestros sentimientos de frente, y por eso se recurre a la agresión y la burla.

Como padres, tenemos el derecho de exigir que el establecimiento donde estudian nuestros hijos tenga un programa contra el acoso, que éste incluya formación de maestros, alumnado y padres, que se imparta periódicamente y que esté al día con las nuevas formas de acoso virtual.

¿Existe uno así en la escuela de sus hijos?

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

1 comentario

  1. Señora Elizabeth Rojas, me agrada que que estemos de acuerdo en utilizar la palabra correcta, que es ” ACOSO “, ya que desde hace mucho tiempo, los medios de comuicacion utlizan la palabra en ingles (bullying ), lo que yo he criticado , afortunadamente yo domino bastante bien los DOS IDIOMAS , y por la experiencia de la vida, se que AMBOS idiomas son muy lindos, aplicados independientemente y correctamente , pero NO hay que asesinar ningun idioma en mezclarlos. APARTE de eso el “ACOSO ” , creo no solo es responsabilidad del plantel educativo, que aporta el 50 % de saber educar al alumno , PERO el otro 50 % tiene que venir del HOGAR , la buena comunicacion , etica , buenos modales NACEN en el hogar. desafortunadamente la Madre o el Padre solo le dejan el trabajo a la escuela , y eso NO DEBE SER ASI.

Leave A Reply