Alfonso Bauer Paiz: huelguero y revolucionario

5

Siempre en los días cercanos o el propio viernes de dolores, no paramos de hablar de lo que representa la Huelga de Todos Los Dolores: sátira, denuncia, crítica y propuesta; pero pocas veces hablamos o recordamos con intensidad en los espacios públicos y cibernéticos a huelgueros que pasaron por nuestra Alma Mater y nuestro país. En el marco de la 120 edición del desfile bufo, cuyo inició data de los días de una de los mejores personas que ha nacido en Guatemala, el premio nobel de literatura Miguel Ángel Asturias, quisiera recordar al huelguero y revolucionario del 44, Don Alfonso Bauer Paiz. Porque Don Alfonso en el ejercicio de su profesión dignificó el sentido de la Huelga e hizo algo mucho mejor: vivir en huelga. La Huelga tiene que ser, para los guatemaltecos que soñamos y trabajamos por un mejor país, un estado de ánimo y acción. La huelga no es, ni parte únicamente de las sublimes ideas que la inspiran sino también de los hombres que la han forjado.

Durante la década revolucionaria fue catedrático universitario, ministro de economía y trabajo, presidente del banco nacional agrícola y diputado. Su primera labor parlamentaria fue en un ambiente en el que se legislaba a favor de los guatemaltecos, independientemente de su posición de clase. La segunda labor parlamentaria de Alfonso Bauer Paiz fue en un contexto y momento histórico diferente, fue entre 1999-2003, en el contexto de los acuerdos de paz en el que el dominio lo seguía ejerciendo la élite militar y los integrantes de la cúspide del poder económico. Entendió que mientras no se disminuyera la fuerza y la influencia traducida en impunidad del ejército nacional y la minoría de la cúspide que ostenta el poder económico, el Congreso no podrá terminar con la dependencia y las labores diarias de los diputados seguirán siendo en beneficio de esos grupos de poder.

Don Alfonso tomaba con seriedad el seguimiento a la legislación que se estaba produciendo, era una forma de compromiso social conocer las leyes para poder resolver dudas sobre su contenido y aplicación. Además, era una forma efectiva de solidarizarse con los trabajadores y luchar por la protección de las propiedades y los recursos del Estado, el conocimiento de las leyes le permitían saber si una disposición estaba siendo incumplida o si la nueva ley violaba alguna norma constitucional.

Destacada labor, entre muchas que realizó, fue denunciar públicamente la ley de minería que proponía extraer y explotar minerales de tierras guatemaltecas sin pagar ningún tipo de impuesto. También asesoró las negociaciones por la tenencia de la tierra derivado del retorno de las poblaciones que se habían movilizado hacia México durante el conflicto armado interno. Fue un proceso largo que le dejó como experiencia la desilusión de que el Congreso Nacional para las poblaciones mayas no es representativo ni justo cuando de concederle sus derechos se trata, en palabas de Bauer Paiz: “las leyes se violan y tergiversan con tal de mantener una hegemonía despótica y nepotica”. Veló por los derechos de los retornados con un profundo sentido de integración a la diversidad étnica y cultural, para que su regreso a un país que recién había culminado un conflicto armado interno, pudiera ser en paz, justicia y oportunidades de desarrollo; para que tuvieran un futuro que no tenían antes ni durante la guerra.

Don Alfonso fue perseguido constantemente durante el conflicto armado interno por las fuerzas represivas del Estado, se negó muchas veces a irse al exilió, pero en 1971 tuvo que hacerlo para proteger su vida y la de su familia, salió hacia Chile y trabajó en el ministerio de planificación durante el gobierno de Salvador Allende. Le tocó sufrir el suicidio de una hija, la muerte de otra y la de sus primeras dos esposas. Y al final de sus días, a principios del 2011 y después de haber entregado su planificación anual de investigación, fue despedido del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) sin razón justificada y con el aval del ex rector de la USAC, Estuardo Gálvez Barrios. La razón real, exponer públicamente la necesidad impostergable de una reforma universitaria, estaba convencido de que la Universidad tiene que ser actor fundamental del desarrollo del país. Las redes de corrupción a lo interno de la USAC permitieron que la academia le diera la espalda a uno de sus mejores investigadores y hombres. Sin embargo, y a pesar de todo, jamás renunció a la vida, ni a su Alma Mater y mucho menos a su país. Regresó del exilio para denunciar la corrupción y para ayudar a los refugiados y desplazados para que el Estado de Guatemala les otorgara servicios y oportunidades de desarrollo.

Tuve el honor de conocerlo, impresionante viejo que con más de noventa años encima hablaba con convicción y fuerza, analizaba y describía al país de pies a cabeza. Una mente que asombraba y que envejecía corporalmente y al compás de los recuerdos, sin que eso afectara ni nublara su capacidad de comprender el momento. La contundente comprensión de un legado la expresó el reconocido intelectual uruguayo, Eduardo Galeano, que en relación al documental sobre la vida de Bauer Paiz, producida por Uli Stelzner y Thomas Walther, llamada “Testamento”, escribió: “La vi, la sigo viendo. Tan igualita a la vida es esta película, que sigue viva en quien la ve. Una obra de honestidad. Aquí nada se maquilla, ni se miente nada. Las cosas como son: caminar duele, y hace doler. Esta es la historia de la larga caminata de Alfonso Bauer Paiz. Él camina contra el dolor de su tierra. Dolido, pero erguido. Como ella”.

Share.

About Author

Luis Guillermo Velásquez

Latinoamericano y estudiante de Ciencia Política. Concibo en la política desde su enfoque científico y filosófico, los pilares del estudio de la problemática nacional desde una perspectiva histórica y coyuntural.

5 comentarios

  1. Alguna vez.. en estas tierras…
    .
    Ya hace algunos años lo vi y escuche en una entrevista, ese día hablo de la política económica del Gobierno Revolucionario, y menciono algo que en ese momento, me trajo a la cabeza la pregunta “Será que ese gobierno trabajaba a favor de todos los guatemaltecos”…como usted afirma, pero imaginase, viene don Alfonso y dijo: que se sentía traicionado por las familias “élites” del país, porque las fortunas que estas familias acumulan, no hubieran sido posibles sin la intervención/ayuda de ellos como gobierno revolucionario “al darles los privilegios y las protecciones” que todavía poseen… en esa ocasión me encontraba en la universidad, me di la vuelta y me retire, fue para indignarse… pero lo irónico fue escuchar el bullicio de aplausos,… como que lo que acababa de afirmar fuera un “logro”..o algo de admirar… pero bueno… ese es el culto a la persona!!..

    • Luis Guillermo Velásquez
      Luis Guillermo Velásquez on

      Obviamente Don Arana, para hablar del período revolucionario lo tenemos que entender desde su naturaleza, fue una revolución democrática-burguesa y significó el ascenso de la burguesía al poder en detrimento de la oligarquía terrateniente que conservó cuotas de poder y dadas sus relaciones con la CIA y los intereses económicos del hermano del vicepresidente norteamericano (accionista de UFCO) lograron botar la reforma agraria cuando derrocaron a Arbenz. Esa es la historia de Guatemala: “la oligarquía terrateniente se niega a que surja la propiedad privada en manos de las personas del área rural”.

      • No se, pero, intuí que mencionarías lo de la reforma agraria… la he leído varias veces (decreto 900 para ser especifico).. y encuentro lo mismo, una ley con trampas y privilegios (y algunas fallas técnicas, bastante graciosas que la hacen inviable, que lo únicos jodidos serian los campesinos) . Creo que los defensores de la Revolución se basan en esta ley, y que esta fue la causa del derrocamiento de Arbenz, pero en la realidad, la causa es mas compleja que solo eso, talvez es la escusa o la casaca de siempre, pero esta ley NO BUSCABA QUITARLE TIERRAS A LOS GRANDES TERRATENIENTES (incluso las tierras ociosas para banano, no podían ser expropiadas… Art. 10 d.)…
        .
        Las ideologías, te la debo, porque, “toda ideología” traída a Guatemala es “burguesa” (si cabe eso de la separación de clases todavía en la modernidad),… lo de democrático-burguesa… me suena a inocencia…
        .
        Y si hablamos de los proyectos de la revolución, todos o la mayoría se llevaron a cabo.. incluso la constitución actual, tiene una similitud en un 80% de la época (osea una constitución con trampas)… pero eso son temas de otro lugar… al fin me parece que el Hablar de Bauer Paiz, ha sabiendas de sus políticas económicas, fueron las que dieron origen al sistema estadista-mercantilista de la actualidad, es un culto a la persona, y una traición a la realidad (la realidad es que la cago!!)…

        • Luis Guillermo Velásquez
          Luis Guillermo Velásquez on

          jajajajajajaja, eso te puedo decir mano, jajajajaja. Estoy abierto a discusiones académicas antagónicas pero que sean serias (no ser serios es una irresponsabilidad democrática y ojalá entendas democracia más allá de un sistema de elección). Te he leído con atención desde hace rato y no solo como comentador de esta columna sino de otras acá en El Salmón y lo tuyo es querer justificar a puro berrrinche tu preferencia ideológica. El mejor avance académico que pude hacer en mi vida fue abandonar la idea de querer justificar e idealizar mis preferencias ideológicas, deberías de hacer lo mismo mano. Aquí no es culto, ni nada parecido a rendirle calificativos endiosables a un ser humano, es decir qué hizo un hombre imperfecto con todo y sus “cagadas”. El mundo no es por las ideas y jamás han sido las ideas las que han gobernado y tampoco las gobernadas, son las personas los que forjan, hace y deshacen. Y este artículo es eso, decir que hizo una persona más allá de todo calificativo de perfección. Ahora, para hablar de reforma agraria espero que hayas leído a Jim Handy, sino no podemos empezar con la bonita discusión. Para la próxima espero que se te despejen las bonitas ideas que te inspiran a escribir porque la academia es más que eso.

          • 1. —“toda ideología” -traída- a Guatemala es “burguesa” …principalmente lo de “Traída” y “toda”, te lo explico o puedes entender que no se idealiza nada…(leer despacio, creo que aquí fui “antagónico”, creo)..
            .
            .
            2. La academia es mas que eso, pero….si lo confieso!!… me estoy matando de la risa… pero presiento que la nube en que vos estas es demasiado alta, que los mortales que no sabemos que -es la academia NO podemos discutir-, porque no tenemos -buenas ideas-, solo “bonitas ideas”.. (que contradicción, las ideas no sirven, no cambian nada, para que leer, para que pensar, para que hablar, para que escribir.. vivamos por instinto!!)… esto fue ironía, nada antagónico…
            .
            .
            3. Hablar de reforma agraria…para que!!!, es como hablar de esclavitud..(que no es parte de este tema).. pero si se va hablar, es, de la “bonita idea” (la revolución del área rural).. o del decreto 900… “..”
            .
            4. Dentro del tema regresando, sigo y sostengo: “La cago”.. con sus ideas Bauer la cago… lo traicionaron, o traicionaron la revolución lo beneficiados con sus políticas económicas… pues es algo complejo, ya lo escribí, porque las causas que nos mencionan que dieron origen a la contra-revolución no cuadran y es de ser critico (y eso que yo fui encapuchado,-imagínate pues- para que mires que no idealizo nada, pero todavía no se que es la academia, y admire a don Alfonso “como persona” no por sus ideas…)… Ojo, solo hablo de sus políticas económicas (ideas al fin) durante la época revolucionaria (que es lo único que puedo juzgar).. De lo que hizo durante la época revolucionaria NO existe nada que admirar, es mas, el simple hecho de -vivir la revolución-, lo único, es ser testigo de eso, talvez eso sea lo especial, pero por otro lado como funcionario..no… (fui antagónico, es que soy el villano..)
            .
            .
            .
            .
            .
            Lo olvidaba: de la responsabilidad Democrática te la debo (si entiendes el limite de la democracia), solo puedo hablar de mi responsabilidad personal, en la que puedo asumir de lo que escribo sin berrinche alguno (si no has leído a Handly no discuto, para que me entiendas!!!)… mano, para que mires que no soy tan “antagónico”.. en un foro abierto te arriesgas a la critica, si no te gusta así, discutelo/escribelo en un circulo de amigos cerrado que sean afines a tus pensamientos, pero si lo haces en un foro abierto, ya sabes los riesgo y uno de esos es la critica, te invito a que sigas escribiendo, yo te seguiré leyendo, pero no te equivoques el hígado es un mal consejero.
            .
            Saludos del villano, se le va a picar el hígado (y yo soy el emberrinchado),… seguimos con el tema ¿?..

Leave A Reply