Apuntes sobre la plataforma nacional para la reforma del Estado

3

Parte I. Sobre sus integrantes:

La Plataforma se instaló reuniendo a sectores de mujeres, académicos, estudiantes, sector empresarial organizado (CACIF), grupos indígenas, poblaciones en resistencia, operadores políticos disfrazados, profesionales polifacéticos y diferentes sectores que habían estado trabajando en materia electoral. A lo largo de las siete sesiones que se han realizado, diferentes organizaciones han abandonado o se han incorporado a la Plataforma, por similitudes o diferencias programáticas dependiendo del caso. Algunos por intransigencia, otros por aprovechar los espacios y otros por razones justificadas y coherentes.

Si bien está integrada por gente de izquierda (quizá predominantemente), también la integra gente de otras corrientes ideológicas y lastimosamente también está integrada por ciertas personas que la están utilizando para lavarse la cara corrupta que arrastran de años atrás y que se estaban beneficiando de las redes clientelares que se configuraron en las instituciones del Estado y que sería difícil ubicarlos dentro de una ideología política. No creo que sea una plataforma de izquierda, pero si una plataforma en donde agrupaciones de las izquierdas lograron obtener muchos espacios, pudieron establecer una voz de incidencia y tener cuotas importantes de poder en la toma de decisiones (en este caso, en el diseño de reformas) que desde hace un buen rato no tenían en el medio político guatemalteco.

La lectura que hicimos como estudiantes de San Carlos era que la coyuntura demandaba nuestra representación en alguna de las instancias organizadas que se aglutinaron para diseñar y presentar reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos. A falta de una instancia alternativa que aglutinara únicamente a representantes honorables y transparentes de los diferentes sectores con comprobada trayectoria dedicada a la construcción de un mejor país, elegimos la Plataforma convocada por la USAC que trabajaría conjuntamente con el Tribunal Supremo Electoral. De lo contrario y en función de la idea de elegir a una instancia organizada dada la coyuntura, tendríamos que haber elegido las mesas de trabajo del Congreso de la República. Una opción que descartamos rotundamente por su condición de ilegitimidad y por ser contrarias a los deseos de cambio y al hartazgo hacia los políticos y partidos tradicionales que la población manifestó en las Jornadas que iniciaron en Abril de 2015. La consigna en ese momento y en este es la misma y sigue siendo clara: la clase política no debe diseñar las reformas, solo aprobar las presentadas por el Tribunal Supremo Electoral conjuntamente con Plataforma sin modificación alguna.

Nuestra decisión de integrar y mantener la representación en la Plataforma en ningún momento nubla la claridad que tenemos como estudiantes sobre la crisis de la Universidad de San Carlos de Guatemala en sus dependencias académicas y en su calidad de representante en las instituciones del Estado ni modifica la convicción de que nuestra alma mater es una de las instituciones estatales que debe ser reformada de forma urgente y profunda. Por eso hemos apoyado y seguiremos apoyando el proceso de reforma universitaria que lleva años de trabajo y que por momentos se ha estancado.
Cada reunión, manifestación y decisión es un aprendizaje. No estábamos acostumbrados a este nivel de exigencia y decepción, el pánico de no estar a la altura de las circunstancias y el desaliento de que no siempre suceden las cosas como deberían de suceder. La coyuntura nos mostró la cruda realidad de la sociedad civil, la falta de direccionalidad y las deficiencias en la capacidad organizativa. En esas líneas hay que trabajar para que la democratización sea cada vez mayor y existan instancias que aglutinen exclusiva o mayoritariamente a los que desean y tengan las herramientas para transformar el orden establecido que sostiene a un Estado que no avanza hacia el desarrollo.

Share.

About Author

Luis Guillermo Velásquez

Latinoamericano y estudiante de Ciencia Política. Concibo en la política desde su enfoque científico y filosófico, los pilares del estudio de la problemática nacional desde una perspectiva histórica y coyuntural.

3 comentarios

  1. César Antonio Estrada on

    Luis, sus apreciaciones -como joven estudiante- sobre la Plataforma y acerca de la condición de la Universidad de San Carlos son muy importantes. En este país, la participación y la conciencia política de la gente fueron casi suprimidas por el terrorismo del Estado contrainsurgente y por la profunda frustración causada por este sistema político excluyente y antidemocrático. Por ello, conviene informar y comentar lo que sucede en instancias y situaciones como ésta para tratar así de promover la acción organizada de los distintos sectores populares. Esperamos la continuación de su artículo.

  2. Pingback: Apuntes sobre la Plataforma Nacional para la Reforma del Estado (II)

  3. Pingback: Apuntes sobre la plataforma nacional para la reforma del Estado

Leave A Reply