Bailando con la más fea

2

Alejandro Echeverría

Por Alejandro Echeverría

Hace algunos días circuló por las redes sociales y en Prensa Libre un artículo acerca de que la Ciudad de Guatemala recibió el calificativo de ser la ciudad más fea del mundo. Al leer la noticia varios fruncimos el ceño y nos preguntamos: «¿será cierto eso que dicen usted?». Intentemos responder a esto con algo de lógica.

A pesar de que amo la ciudad donde he vivido la mayor parte de mi vida, creo que la administración edil hubiera podido hacer cosas mejores para modernizarla y no ser el caos que indudablemente es la Ciudad de Guatemala. Con el afán de ser objetivo, permítame argumentar.

Investigando la fuente del artículo que generó la controversia (ucityguides.com), encontré lo que inicialmente esperaba: nada sólido. El sitio no proporciona información legal y el único contacto es una dirección de correo electrónico de soporte a la cual me avoqué y todavía no he recibido respuesta. La dirección web tiene alrededor de 6 años, está registrada a través de un servicio anónimo y empezó a publicar artículos el 12 de Diciembre del 2007, todos en la misma linea de «los 10 mejores», sin profundizar. A pesar de que está optimizado para aparecer en motores de búsqueda el sitio no ofrece ningún servicio, la página principal tiene dos módulos de publicidad y cinco de enlaces patrocinados que envían hacia otros sitios de vajes, hoteles y autos de alquiler. La tasa de rebote está por encima del 70%1, es decir que la gran mayoría de los visitantes ven la primera página y ya no exploran más del sitio web. Conclusión: se trata de un sitio diseñado para atraer visitantes con titulares dramáticos y cobrar regalías por ello, sin importar que los artículos estén llenos de contenido fútil y de poca seriedad.

Ahora analicemos datos reales de la ciudad. Con respecto a la violencia formamos parte del corredor del narcotráfico donde desafortunadamente a nivel nacional poseemos una tasa de homicidios bastante nefasta, aunque un poco menor que las de Honduras, El Salvador y Belice. Si reducimos el enfoque a nivel de ciudad, la ciudad de Guatemala sí tiene la mayor tasa de homicidios de la región2. En los índices de contaminación de la Oganización Mundial de la Salud no hay nada que indique que esté cerca de ser de las más contaminadas del mundo3 , a pesar de la mala calidad del aire. Basta dar un pequeño tour por la ciudad para experimentar el tráfico y ver el marcado contraste entre la modernidad de los edificios en las zonas nueve y diez, las precarias condiciones de las aledañas zonas cuatro y cinco y la decadencia de la zona uno. Pídale a un visitante que trate de llegar a la Antigua desde el Aeropuerto —sin la ayuda de un taxi— usando transporte público, guiándose por la señalización que hay y dígame cuántos días se tarda en llegar. El transmetro es lo mejor que le ha sucedido a la ciudad desde que tengo memoria y es recomendable, pero aún está en pañales, y tiene un alcance limitado para la magnitud de la situación, es poco ambicioso.

Con eso dicho, puedo señalar que es útil el debate que dicha situación ha generado. Vivimos en una ciudad desordenada, en donde cosas básicas como seguridad, transporte eficiente y el ornato son un sueño para los guatemaltecos pero ¿por qué?. En parte los problemas son un legado del diseño concéntrico de la época colonial, donde la cercanía al núcleo era determinada por el poder económico4.  El crecimiento de la actividad económica, la evolución de los medios de transporte, dieron lugar a una distribución sectorizada extendiéndose hacia la periferia, dando origen a un modelo de zonas con ‘distintas edades’. Por ejemplo, a través del tiempo las zonas residenciales de clase media se han ido trasladando entre las zonas dos, once, San José Pinula, zona dieciséis, etcétera, siempre dejando un rastro de áreas comerciales pasadas de moda, con sistemas de calles y transporte inadecuados para la afluencia más numerosa de a pie que reciben años después.

La globalización y la liberalización de las políticas económicas y de producción introducidas a partir de los años ochenta no se han reflejado en los ingresos de la clase media, sin embargo han atraído una nueva clase trabajadora desde las áreas rurales hacia la ciudad. Esa competencia entre los nuevos pobres y los recién-llegados ha motivado un desplazamiento residencial hacia las áreas exteriores de la ciudad, mientras el núcleo financiero y de producción sigue intacto. El resultado ha sido un área metropolitana con poquísimos corredores de acceso, corredores que han sido heredados de un diseño antiquísimo que, combinado con un crecimiento desmesurado del uso de transporte individual crean el llamado «tráfico desmoralizante». No vivimos en la ciudad del futuro sino en un precario chapuz de lo que debería ser hoy en día.

Sólo la creación de un modelo adecuado para entender el proceso de urbanización en América Latina ha sido complejo5 y no es difícil deducir que la solución al problema de la ciudad de Guatemala va mucho más allá del ornato y promete ser titánica, a largo plazo. El Arquitecto Rafael López explica que ha habido esfuerzos para estructurar esta «mancha de aceite de baja altura» que es la ciudad, planes como el Esquema de Ordenamiento Metropolitano en los años setenta, el Metrópoli 2010 en los noventa —que han fracasado por falta de voluntad y corrupción— y actualmente el Plan de Ordenamiento Territorial Guatemala 20206 que es una modificación del Metrópoli 2010, del cual forma parte la implementación del transmetro.

Tres períodos consecutivos con el mismo alcalde parece suficiente plazo para mí, talvez lo que en realidad hace falta son esas ideas nuevas y titánicas. En defensa de mi ciudad puedo decir que no es la más fea, sólo le tocó bailar con ella.



1. Alexa.com, datos actualizados al 4/1/2014 (http://www.alexa.com/siteinfo/ucityguides.com)
2. Naciones Unidas, estadísticas globales de homicidios (http://www.unodc.org/unodc/en/data-and-analysis/homicide.html)
3. OMS, estadísticas de contaminación atmosférica por ciudad (http://www.who.int/phe/health_topics/outdoorair/databases/en/)
4. Carlos Ferrufino, “Globalization and Urban Structure in Latin America” (http://scholar.lib.vt.edu/theses/available/etd-04272000-00140057/)
5. William Crowley, “Modeling the Latin American City”.
6. Municipalidad de Guatemala, POT Guatemala 2020 (http://pot.muniguate.com/docts_soporte/03_politica_territorial.php)

Share.

About Author

Alejandro Echeverría

Alejandro es ingeniero, tecnólogo, fotógrafo y montañista.

2 comentarios

  1. Me parece muy valioso cuando hacés tus análisis Web de las razones de por qué la página no tiene credibilidad, al igual cuando hiciste el análisis sobre el supuesto fraude en el Sorteo del Mundial. Aunque me parece difícil conciliar que, mientras das elementos para desautorizar ese sitio Web (lo cual tenés razón), al mismo tiempo le das la razón en querer explicar por qué es fea la ciudad. Pero a la vez, es fea, pero no tanto, porque hay esfuerzos que ya se están haciendo. Al final, comprendo y comparto tu punto de vista (sobre todo en hacer ver que la gestión edil ya ha tenido el tiempo suficiente para hacer algo más), pero siento que se revolvieron un poco.

    Saludos cordiales y me agrada leer tus puntos de vista desde tus conocimientos en sistemas y la Web.

    • Alejandro Echeverría

      En sí, el calificativo ‘feo’ es muy vago y fue lo que me incomodó al principio (aparte de que a mí Guate no me parece fea en lo absoluto). Habrá que hacer otro artículo exponiendo lo bonito. Gracias por tus observaciones Mario, saludos.

Leave A Reply