Boyhood –Retratar la vida–

0

Boyhood_filmEl cine siempre nos ha sorprendido porque es capaz de mostrar situaciones que nunca imaginamos, es la fábrica de los sueños. Incluso cuando cuenta historias de terror o al recrear escenarios jamás vistos por el ojo humano y que salen de la mente de los cineastas. Pero el cine también cuenta historias cotidianas, y cuando lo hace con sencillez y sin alardes, resultan películas que vale la pena ver.

Richard Linklater es un director obsesionado con explorar el comportamiento humano a través de los años. Así lo demostró con la trilogía “Before Sunrise”, “Before Sunset” y “Before Midnight”, que fue filmada entre 1995 y 2013, en esas tres películas, protagonizadas por los mismos actores, consigue crear una especie de tratado sobre las relaciones de pareja y demuestra su capacidad de observación, que le valió para escribir tres lúcidos guiones.

“Boyhood”, la nueva cinta de Linklater, es un experimento fuera de lo común y, por lo mismo, arriesgado. El director toma a un niño de 6 años y una niña un poco mayor y se inventa una historia que bien podría ser la de ellos en la vida real, pero es ficción, y la filma durante 12 años. Una vez al año, durante más de una década, se reunió con el mismo elenco y filmaba las partes del guión que correspondían. El resultado es un hermoso filme acerca de la vida.

Mason, el protagonista, es un niño que tiene que afrontar el divorcio de sus padres, las espaciadas visitas de su padre; la inestabilidad de la madre, que conlleva algunos matrimonios más y varios cambios de domicilio, con el consecuente cambio de escuela, vecindario y amistades.

Ellar Coltrane interpreta a Mason, su trabajo está dotado de enorme cantidad de matices. En poco menos de tres horas (165 minutos) la vida del niño pasa frente al espectador, desde los 6 hasta los 18 años. Desde que empieza la preprimaria hasta salir del bachillerato. Algo impresionante, tomando en cuenta que los momentos para el rodaje no fueron continuos y que debía retomar su papel cada año. Pero lo mismo sucede con los demás actores, todos tuvieron que interpretar bajo las mismas condiciones y meterse en el personaje cada vez que el director lo requería.

Ethan Hawke y Patricia Arquette hacen el papel de los padres divorciados, ambos construyen personajes dotados de credibilidad. El trabajo de los dos muestra la evolución de dos personas que se divorcian y emprenden su camino por separado; cada uno toma decisiones que influyen en la vida de ellos y de los hijos, y cada quien encuentra su camino hacia la madurez y la estabilidad. Samantha, la hija mayor, es interpretada por Lorelei Linklater, a quien también se puede ver crecer en pantalla y realizar una gran actuación.

El trabajo de Richard Linklater en Boyhood sorprende gratamente porque al filmar durante tantos años el proyecto pudo haberse caído en cualquier momento. También se puede apreciar una enorme labor de edición fílmica, pues unir todas las piezas de ese rompecabezas era una tarea de proporciones épicas.
La existencia de directores talentosos y obsesivos como Linklater garantizan que del cine siempre saldrá magia y sensibilidad.

Share.

About Author

Fernando Ramos

Me he ganado la vida desempeñando la prosaica profesión de la contabilidad y la auditoría; sí, soy de esos tipos cuadrados a quienes todo mundo teme, porque encuentran descuadres y faltantes. Pero también escribo poesía, y otras cosas por ahí; de eso trata este espacio, de las cuentas que hago con las palabras.

Leave A Reply