Castigos ejemplares para disminuir el conflicto

2

Foucault hablaba allá por 1976 de la desaparición de los suplicios; cómo las sociedades occidentales pasaron de los castigos ejemplares a la redacción de códigos penales y la creación de las prisiones. Por el mismo proceso pareciera haber pasado Guatemala y sin embargo, a pesar de tener un código penal y prisiones, pareciera que la tradición de los castigos ejemplares sigue estando vigente.

Muchos Damiens siguen siendo desmembrados, linchados, difamados hoy en día. Cuando los pobladores de Nueva Santa Rosa quemaron a Bedelyn Orozco el año pasado no buscaban solo acabar con el mal que ellos miraban en la niña de 14 años, sino también advertir, mandar un mensaje de cómo se debe lidiar con ese mal. Cuando el tribunal de honor del Colegio de Abogados decidió suspender a Jazmín Barrios, no buscaba solo suspenderla ella sino también advertir que enfrentarse a los poderes militares y empresariales tradicionales conlleva consecuencias. Por este mismo camino pasaron otras mujeres que han tratado de hacer su trabajo bien y que se han topado con castigos por hacerlo: Claudia Paz y Paz no fue reelecta en su cargo como Fiscal General a pesar de ser la mejor calificada para el puesto; Jeannette Valdés fue recusada por saber mucho sobre genocidio; y Claudia Escobar se vio forzada a dejar el país por atreverse a cuestionar las pasadas comisiones de postulación.

Como estos hay muchos más casos, mediáticos o no, que demuestran cómo el castigo ejemplar sigue estando a la orden del día para minar las resistencias y las disidencias. El mensaje es bastante claro: hay que mantener el orden a toda costa. Es decir, mantener la impunidad, el miedo en la población, la corrupción descarada, la percepción de no estar tan mal como otros países y sobre todo, mantener la idea de que el conflicto, el disenso y la crítica deben ser erradicados.

Pareciera que aún no nos hemos dado cuenta de lo que significa la cooptación del sistema de justicia que ocurrió el año pasado. Los pequeños pasos en la dirección correcta que empezaban a ocurrir para resquebrajar el orden actual, fueron cercenados. Va a resultar que el que los procesos de justicia transicional estén estancados sea el menor de los males, cuando la criminalización de las luchas sociales aumente y la encarcelación de líderes sociales crezca. Muchos jueces de departamentos con “zonas de conflictividad” han sido capacitados en instalaciones del Ejército, por miembros del Ejército sobre la conflictividad social y la seguridad nacional.

Me río cada vez que recuerdo cuando en la facultad de ciencias políticas me decían que la política es el arte del consenso cuando veo que el consenso no es más que autoritarismo, que más bien es anti-democrático. Lo democracia en Guatemala no está en las elecciones generales, está en esas zonas de conflictividad; lugares donde el orden es retado y cuestionado, que dejan vislumbrar intersticios de resistencia y lucha. Estos lugares no son perfectos, también hay relaciones de poder, pero nos muestran alternativas a la “hegemonía neoliberal chapina” en donde conceptos como la nación y el Estado también son retados.

Cómo desarmar esa hegemonía debiera ser el debate para aquellos que aspiramos a vivir en un país menos desigual y con mayores oportunidades para todos. Apoyar las luchas antagónicas y abrir nuevas que desafíen el orden actual. Dejar de anhelar la paz y de temerle al conflicto. Radicalizar la democracia.

Share.

About Author

Andrea Tock

Curiosa, preguntona, torpe y ridícula. Estudié Ciencias Políticas y trabajo en investigación social. Disfruto comer, ver fútbol, escuchar música y hacer el amor, entre otras cosas. Me gusta el azul. Escribo para dejar registro.

2 comentarios

  1. En esto de la democracia, en temas de elegir al “menos peor”..porque así va ser siempre, depende mucho del lado de la moneda, nos guste o no esa es la democracia, aunque tengamos una idea “soñadora” sobre ella, pero al final tenemos que aceptar lo que digan las mayorías!!!.. el clavo pienso es pensar que la “democracia” son las reglas… dos cosas distintas, pero una hace posible la otra (las reglas hacen posible la democracia), no de revés… es mas le garantizo que Guatemala es uno de los países mas radicales en cuestiones democráticas, todo absolutamente todo es democrático (hasta linchamos impunemente)… Que funcione como las minorías queremos es otra cosa (es un ideal imposible).
    .
    Esto me recuerda al Best Seller las 50 Sombras de Grey, yo puedo pensar que no es un gran libro, pero las mayorías lo hicieron un “gran libro”… me entiende.. pura democracia… y puros castigos “ejemplares” (si entiende la ironía de la democracia) … al final conseguir el poder democraticamente es mas sencillo (todo lo paga el dinero, comprando votos o con buena publicidad) todos es conseguir el consenso de la mayorías, y en nombre de las mayorías se puede hacer de todo…
    .
    Con lo del autoritarismos se la debo, creo que un dictador no se mantiene en el poder sin la complacencia de las mayorías, siendo en este caso una evidencia de democracia totalitaria… (creo que por eso también se llaman a las dictaduras totalitarismos).. pero bueno.. ahí se la debo.. de política solo se lo que me indica la lógica y la moral…:)
    .
    Bueno opinando sobre -su pensamiento- que es personal individualista (que pleonasmo me dispare): en cualquier caso que se describe aquí es su relato de quejas.. el punto en común es la victima, que siempre es una minoría, frente a una mayoría, una que es representada (políticamente) y otras que tomas las leyes en sus manos (linchamientos)… y si nos damos cuenta todo sucedió democraticamente (los deseos de las mayorías), entonces que es lo que pasa, es sencillo, no tenemos un sistema de derecho que limite la democracia, que el derecho sea superior a los atropellos que puedan suceder en nombre de las mayorías o minorías (los griegos bautizaron ese fenómeno como la dictadura de la democracia)… a lo que voy colocha es que formas una falacia… y talvez a lo que hay que apostar es a un estado fuerte en temas de derecho, (estado de derecho o derechos humanos, que lastimosamente son individuales)… pero se ha apostado a la democracia y ahí lo tienes.. corporativismo y corrupción (que mas democrático que la comisiones de postulación y nuestros gobernantes)… pero todo en orden, el que se salga de la democracia pierde… porque recibirá castigo ejemplar…

Leave A Reply