Civilización y barbarie: el engendro europeo

1

“Tratar de entender no es lo mismo que perdonar”, fue la respuesta de Hannah Arendt a sus críticos luego de haber publicado “Eichmann en Jerusalén”. Palabras pertinentes al lidiar con el tema del ataque a Charlie Hebdo.

El asunto con Charlie Hebdo es interesante porque toca muchas aristas sobre el papel de la religión, de los fanatismos, de la secularización, el estado-nacional, occidente, la civilización, la barbarie, el racismo, la inmigración, el eurocentrismo, etc.

No puedo decir #JeSuisCharlie porque después de leer varios artículos al respecto he podido ver que además de toda la sátira contra diferentes tipos de autoridad -entre ellas la autoridad religiosa- que me parece fundamental y necesaria que se lleve a cabo sin reservas, también pude ver otras publicaciones donde no es precisamente de la autoridad de quienes se burlan sino más bien de víctimas de varias opresiones.

Por ejemplo, luego de una masacre de más de mil egipcios por una brutal dictadura militar pusieron en la portada  “Matanza en Egipto. El Corán es una mierda: no detiene las balas”. La caricatura era la de un hombre musulmán acribillado, mientras trataba de protegerse con el Corán.

AT - charlie inteiro

 

Tratemos de imaginar que alguien en Guatemala hiciera algo parecido sobre las víctimas de genocidio. ¿No se indignarían? Claro que sí. Por eso es que no puedo ser Charlie. Pero eso sí, por más idiotas y crueles que hayan sido o no, nada, absolutamente nada justifica su asesinato.

Y es en este punto donde el asunto alcanza dimensiones mucho más grandes, donde ya no se trata solo de unas caricaturas sino donde se empiezan a poner en debate ideas estructurales de la civilización occidental y su relación con el resto del mundo. Y aquí es donde se “pone bueno el asunto” y donde más me recuerdo de las palabras de Hannah Arendt.

Es cierto que las religiones, especialmente las monoteístas, tienen cierta disposición a la intolerancia y pueden producir expresiones fundamentalistas violentas. Pero no pensemos que la civilización es la contraparte de la barbarie que los fundamentalismos llevan a cabo. Bien decía Walter Benjamin que no hay un signo, un acto de civilización, que no sea al mismo tiempo un acto de barbarie.  Edgar Morin retoma esto y dice que la barbarie no solo acompaña a la civilización, sino que la integra; la civilización produce barbarie.

No, no estoy acusando a nadie de merecerse ningún ataque. Estoy tratando de entender –muy someramente, después de todo solo es una columna de opinión- más que la causa de los ataques a Charlie Hebdo, las reacciones que ha provocado.

Una tiene que ver con la presteza con la que tantas personas, especialmente en Latinoamérica, se solidarizaron a favor de estos periodistas por defender la libertad de expresión pero han ignorado a muchos otros periodistas que han muerto por la misma razón, por atreverse a investigar y publicar contra los poderes, y por quienes apenas si unas cuentas personas se movilizaron a su favor. Para ilustrar, en la última década en México, han sido asesinados más de 80 periodistas.

Pero lo que más me ha llamado la atención es ver el despliegue de los “valores liberales civilizados” como contraposición a los fanáticos religiosos barbáricos olvidando que ambos se interrelacionan. Europa se sigue considerando a sí misma el centro del mundo; muchos aun la consideran así. Su civilización no sería tal sin la dominación que por muchos siglos impusieron a sus colonias y aun así, la mayor parte del mundo occidental no ha abandonado la idea de que la racionalidad es el privilegio y el monopolio de los occidentales. Y en esta defensa de la racionalidad y la civilización, Europa –irónicamente- se ha nombrado a sí misma como antirracista. Pero al igual que cualquiera que trata firmemente de demostrar que no es algo, siempre termina dejándose en evidencia. No hay mayor prueba de eso que la oleada de islamización saudí. Una tremenda pestilencia a multiculturalismo se extiende por Europa, un multiculturalismo que no ve el racismo que lo engendró y el cual contribuye a reproducir.

Entre cuanto más se tarde Occidente en verse a sí mismo al espejo, en tratar de entender la complejidad que ellos mismos han contribuido a crear, más se exacerbaran los fundamentalismos. A Occidente no le conviene seguirse “haciendo el loco”.

Share.

About Author

Andrea Tock

Curiosa, preguntona, torpe y ridícula. Estudié Ciencias Políticas y trabajo en investigación social. Disfruto comer, ver fútbol, escuchar música y hacer el amor, entre otras cosas. Me gusta el azul. Escribo para dejar registro.

1 comentario

  1. Obliguemos a todos los Cristianos a leer Saramago especialmente “Cain” o el “Evangelio según Jesucristo”…-o- talvez (si estuviera vivo) seria justo que lo asesinaran… y luego diríamos juzguen la historia de Saramago el lo propicio…
    .
    O algo mejor el ku klux klan (grupo fundamentalista cristiano)…. con su paranoia mental del racismo, diríamos “negros juzguen su historia”… y analicen porque les sucede eso… algo asi: “ustedes propician el racismo por ser negros”…
    .
    O talvez a los familiares de Hitler, por llevar el apellido histórico del dictador debemos de culparlos por la locura de este…. y les digamos “juzguen su historia”….todo lo que les sucede es por Adolfo Hitler…
    ….
    Que locura al final…muy bien escrita por cierto… por el multiculturalismo sucede lo que sucede… si el multiculturalismo es una regla natural (si le damos un peso social a las etnias o creencias como cultura)…. o se todos tienen derecho a pertenecer o creer en lo que se les de la gana (o no creer).. pero si por el hecho de la “multiculturalidad” doy privilegios a grupos por el hecho de ser una etnia… estoy creando desigualdad.. -pero para muchos apoyar el multiculturalismo- es estar en contra del racismo… porque el mensaje es claro el “que no pertenece a una cultura o creencias” es ciudadano de segunda clase.. al estilo de guatemala… si entiende al final eso solo causa conflictividad.. -que etnia/cultura/creencia lograra mayores privilegios– puede que resulte que la solucion de apoyar el multiculturalismo -especialmente en Francia- sea el origen de sus males… pero bueno que sugiere usted, para que el multiculturalismo funcione, sin volver de segunda clase a los ciudadanos comunes y silvestres.. y que no surjan conflictos de intereses…

Leave A Reply