¿Colección “Antifeminista”?

4

#MDMeOfende

Equivocarse una vez es humano. No aprender la lección y repetir el error con más ganas, imperdonable.

¿Recuerdan la campaña de MD “Zapatos de muerte” que se mofaba de las víctimas de feminicidio, esto en países como los centroamericanos, que tienen las más altas tasas del mundo en este delito?

Cualquiera diría que la marca aprendió que colocar mujeres simulando cadáveres en la morgue, no era una buena idea, y que se asegurarían de no reincidir. Pues no. MD vuelve corregida y aumentada, esta vez con una campaña que lleva el título de este artículo.

Alguien podría preguntarse: ¿Existe tal cosa como el antifeminismo? Por desgracia sí.

Michael Kimmel, especialista feminista en estudios del hombre, define el antifeminismo como “la oposición a la igualdad de las mujeres.” Dice que antifeministas se oponen a “la entrada de las mujeres en la esfera pública, la reorganización de la esfera privada, el control de las mujeres sobre sus cuerpos, y los derechos de las mujeres en general.” Esto, dice, es justificado por antifeministas a través de “recurrir a las normas religiosas y culturales”. Argumenta que antifeministas consideran la “división sexual tradicional del trabajo como algo natural e inevitable, quizás también sancionada por Dios”.

Tal forma de pensar resulta especialmente peligrosa en entornos neofundamentalistas como los que estamos viviendo en Centro América, con gobiernos machistas y represores, donde la violencia hacia la mujer en todas sus formas incluso está normalizada.

Que la zapatería lance este engendro en fechas previas al Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer solo lo hace más despreciable.

En un debate en redes sociales sobre este tema, el usuario Tritón Morataya, quien trabaja para una agencia de publicidad, decía que estas campañas existen porque no hemos formado a las mujeres para que las rechacen y que había “razones publicitarias” como que la marca no pretende educar, sino que se hable de ella.

Pedirles a las marcas que tengan conciencia social y que la responsabilidad social empresarial deje de ser etiqueta para evadir impuestos y se convierta en realidad puede ser utópico. Por supuesto, son negocios cuyo fin es lucrar. Pero sí que podemos pedirles que no demeriten el feminismo, una lucha de siglos que ha costado vidas humanas y muchísimo esfuerzo de mujeres de todo el mundo para que las generaciones actuales pudiésemos hacer cosas tan simples como estudiar, trabajar o escribir en un medio digital al igual que los hombres.

La campaña es ofensiva tanto para las mujeres a las que presenta como damiselas inútiles y manipuladoras, como para los hombres a los que pinta como tontos sin voluntad, útiles para los caprichos femeninos. Tales anuncios refuerzan los antivalores patriarcales que tanto daño le han hecho a la humanidad.

Callar no es una opción. No seríamos dignas de todas las batallas que ganaron nuestras ancestras ni podemos permitir que las nuevas generaciones de mujeres aprendan un concepto deformado de feminismo y se retroceda en vez de avanzar.

Cuando lanzaron la campaña en la morgue, la periodista Carolina Vásquez Araya se negó a incluirla en la revista ”Amiga” y con el apoyo de organizaciones locales e internacionales, logró que los desafortunados anuncios fuesen retirados de Guatemala.

No tenemos excusa ahora para no usar las redes para enviar un mensaje contundente contra esta mala publicidad, además de no comprar productos que pretendan vender burlándose o agrediendo nuestras causas como mujeres.

A mi MD no me entiende, al contrario; me ofende.

Si a usted también, por favor déjeles saber su opinión en la página de Facebook MD El Salvador.

 

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

4 comentarios

  1. Esperaba leer aunque sea un comentario en la nota, tendré el privilegio de ser el primero en comentar.

    Antes que nada vale aclarar (para evitar malos entendidos luego) que apoyo la inclusión de todas las personas y repudio absolutamente la discriminación de cualquier tipo, sobre todo las basadas en género, raza, clase social, creencia o no creencia, etc. Creo que todos merecemos el mismo trato como seres humanos, soy humanista.

    Simpatizo muchísimo con los movimientos que luchan en contra de la exclusión de cualquier grupo basado en cualquier característica individual o colectiva, entre estos grupos que simpatizo están los feministas originales, porque sé que algunos se pierden a qué me refiero con esto, me refiero a lo que lograron que las mujeres también votaran y también tuvieran acceso a formar parte de la fuerza laboral entre otras batallas ganadas.

    Sin embargo, también creo en la libertad de expresión y en el derecho inalienable de describir las cosas como son, los hechos, no podemos censurar a alguien simplemente porque nos ofende, Charlie Hebdo es un ejemplo extremo de ello con su sátira a el accidente del avión ruso A321 y del niño sirio que murió ahogado.

    Personalmente me parece políticamente incorrecto el anuncio de MD… peeeero, tienen derecho de hacer la publicidad que les venga en gana y me guste o no aciertan bastante en describir un hecho innegable; existen mujeres que son feministas sólo cuando conviene, de hecho, abundan aquí un par de ejemplos:

    Conocí a una amiga con novio de años, al mismo tiempo salía con otro con quien se quejaba de que el primero no hacía nada para mantenerla y por eso andaba buscando “amor” en otros lugares, esta mujer vivía posteando en sus redes sociales las injusticias de la objetivización de la mujer mientras que ella utilizaba a ambos hombres y jugaba con ellos como que fueran objetos.

    Otro caso que conozco es el de una joven que pone fotos provocativas en sus redes sociales como señuelo, con ello conseguía platicar con hombres de todo tipo y les pedía dinero, salidas, ropa, etc. Y un idiota terminó hasta poniéndole apartamento mientras ella sale con más de 5 tipos, no, no es una prostituta y dios y la virgencita se apiaden de nosotros de llamarla así porque “machistas”.

    Otro caso es el de una no tan joven mujer que salía con dos hombres sin que ninguno de los dos supiera, ambos con buenas intenciones y viendo de formalizar la relación, ella pasó casi el año saliendo con ambos y en eso “andres” no llegaba, como no sabía que hacer ya que no tenía idea si estaba embarazada y de quién sería el hijo optó por terminar ambas relaciones y estos dos personajes nunca se enteraron de las verdaderas razones. Esta mujer es una activa feminista en las redes sociales, de las “nuevas” feminstas o “pseudo feministas” las cuáles ven “machismo” hasta debajo de las piedras y con quien he tenido una que otra discusión al respecto.

    ¿Paradójico? ¿Dónde está el suelo moral ahí?

    MD no está hablando del Monstruo del lago Ness ni de Pie Grande o El Yeti, mujeres feministas de ocasión abundan y por montones, es por ello que si bien comprendo que les ofenda el anuncio de MD más que enojarse con MD por presentar algo que es un hecho considero sería más prudente tratar el tema de la existencia de este tipo de mujeres, crear más conciencia de que en efecto existen y que esta conducta no debería ser la más aceptada. ¿Acaso no?

  2. Elizabeth

    Hola Rodrigo. Gracias por leer y comentar. Difícil que hubiese otro comentario antes en el blog puesto que la entrada es puesta a la media noche y no son ni las 4 de la madrugada.
    Por supuesto que la marca es libre de hacer la publicidad que guste, y nosotras como consumidoras de expresarnos.
    Los ejemplos que tú pones no son de mujeres feministas, sino hembristas; además el que existan casos así no invalida lo erróneo de la marca al desinformar. Sería como si una que vendiera ropa de hombre dijera que la homosexualidad se puede curar. Sería un atraso e inaceptable.

Leave A Reply