Conatos de primavera

1

Pablo ChumilObservaba los rosales del jardín, estaban cargados de muchos botones de rosas. Pensé en Guatemala, en su historia vilipendiada y escabrosa, recordé el famoso y pertinente verso de Neruda “…no podrán detener la primavera”

Por José Pablo Chumil*

Esta es la tierra en la cual nací, no me avergüenzo, ni me lamento por haber exclamando mis primeros sollozos de vida acá. En esta tierra está todo lo que amo, todo lo que me apasiona, todo lo que me estremece, pero también está todo lo que me duele, lo que me lastima, pero pese a los malos hijos de esta tierra, somos un país de gente “querendona”, solidaria, amigable, pero muchas veces indiferente.

Pero en medio de esa indiferencia mortal, actos aparentemente pequeños, porque la mayoría ya se acostumbró a vivir sometido ante el monstro económico-político, estos brotan como conatos de esperanza, esa dignidad urgente y necesaria, cualidad que está en peligro de extinción en este intento de país. Me refiero a dos casos en particular, que nos deben empujar a ya no permitir que nos sigan “jodiendo” no solo a nosotros, sino a las futuras generaciones.

Fausto, el joven que dentro de la avalancha de “acarreados” del PP, demostró su rechazo a esa orgía del despilfarro y cinismo, en medio de todos él marco la difrencia, estaba tan lleno de indignación, y la materializo, que se convirtió en un símbolo de resistencia ante tanto abuso.

Luego la renuncia de la Dra. Claudia Escobar, a su cargo como Magistrada. Era de conocimiento público como la alianza del mal (PP-LIDER) confabularon contra la independencia judicial secuestrándola y creando una coraza para protegerse. Eso lo sabíamos todos. Más por costumbre, que por noticia. Pero “Con su renuncia, la magistrada Escobar hace quizá un último intento, desesperado, por sacudir a la sociedad para que no permita que se termine de consumar en el Organismo Judicial”

Por esta tierra y su gente vale la pena soñar y luchar por un país incluyente, donde se respete la vida y la dignidad de las personas. Donde ya no permitamos servidores públicos que se sirven de su cargo, para llenarse hasta lo obsceno. Ya no debemos permitir el abuso de poder, el cual nosotros otorgamos. Por eso luchemos, soñemos y trabajemos por una Guatemala con justicia social, porque se avecina la primavera.

 

*Activista político y defensor de derechos humanos. Estudiante de Derecho. Durante más de dos años me he dedicado a acompañar y apoyar las luchas de las comunidades en digna resistencia ante la imposición violenta de empresas Mineras, Hidroeléctricas y otras. Así como temas de memoria histórica, verdad y justicia. Me encanta la música, soy caricaturista improvisado, soy columnista en mi blog “latribunadelpatojo” amo tomar fotografías, me encanta la poesía, creo en el amor, me indigno ante las injusticias.

Share.

About Author

Firma Invitada

Autores invitados y colaboradores en la página de El Salmón

1 comentario

Leave A Reply