Conquistar-Colonizar tu corazón

0

Nestor WrightPor Nestor Omar Wright Fernández

El enamoramiento lo podemos pensar como un proceso natural, sin embargo, el romance es una construcción social. Cada cultura tiene determinadas formas de “enamorar”; en cada cultura nos encontramos que existen criterios aceptados de forma colectiva para “expresar el amor”, sin embargo, existe determinada lógica en ese proceso, este articulo está pensado en deconstruir lo que para muchos es ese “proceso de enamoramiento”, que lo conocemos como “conquistar el corazón de una mujer”.

No fue sino hasta hace poco que reflexioné sobre el tema. Para muchos, conquistar el corazón de una mujer es llegar a lo profundo de sus sentimientos para crear una relación de dependencia, es decir, para muchos “hombres” el enamorar está relacionado a crear en la mujer una relación de dependencia hacia ellos. Esta idea tiene origen histórico que queda evidente en lo que se denomina cómo “conquistar a una mujer” y adquiere mayor lógica al comparar los hechos históricos de la conquista del país con los datos acerca del maltrato contra las mujeres.

El proceso de conquista en Guatemala y en general en América latina se caracterizó por el despojo de tierras, violencia, destrucción de conocimientos, discriminación racial y también la imposición ideológica a través de la religión. Esto provoco desigualdades socioeconómicas legitimadas por discursos relacionados con la pureza de sangre. Este sistema de ideas no ha cambiado mucho en cuestión de los paradigmas de belleza así como los paradigmas de conducta; “el deber ser” de un hombre está relacionado con la idea de conquista y lo que esa idea conlleva o ha conllevado: “violencia, deslegitimación contra la parte conquistada, imposición de ideas, dominio sistemático, colonia dependiente (mujer dependiente)” y como paradigma de “hombría” “el hombre alto, fuerte, que protege y da seguridad”, “el que no duda y sabe lo que quiere”. Esto compromete al hombre a no tener dudas en cuanto a su manera de comportarse y, más aún, a la manera de ejercer su dominio, “un hombre debe dominar porque es hombre” y para ello tiene a su disposición cualquier recurso, incluyendo la violencia, tal y como lo hicieron los conquistadores.

Esta es la lógica y la racionalidad del sistema de enamoramiento, los hombres “conquistan y colonizan”. Luego nos preguntamos ¿Por qué no funcionan las familias?, ¿por qué no funcionan los matrimonios? Es importante cuestionar este tipo de lógicas, que no tienen racionalidad.

Y más que cuestionar, se deben buscar nuevas formas racionales en nuestras relaciones, para que se establezcan relaciones distintas y sanas donde nos curemos de los males que aquejan a las familias y se establezcan lazos de solidaridad y no de dominio.

Share.

About Author

Firma Invitada

Autores invitados y colaboradores en la página de El Salmón

Leave A Reply