Crímenes premeditados de ayer y hoy

0

A principios de 2014 me propuse retomar el ritmo de lectura que perdí a lo largo de los años, conforme fui pasando de ser estudiante de literatura a trabajador.

Empecé leyendo mayoritariamente narrativa fantástica, que me devolvió a la niñez y al pleno goce de las palabras por lo que pueden ser capaces de crear en nuestra mente. En poco más de un mes leí cerca de una veintena de libros de: Tolkien, Cs Lewis, José Joaquín López, Óscar Wilde y Jane Austen, entre otros autores.

Pero entonces cometí el error de darle el beneficio de la duda a Ayn Rand. Todavía les debo una reseña, pero en pocas palabras puedo decir que leer La Rebelión de Atlas fue un desperdicio de tiempo y de esfuerzo. No considero que sea un libro que aporte algo a la literatura universal, aunque sí que ha sido influyente en el campo de las ideas políticas. Terco, como soy, tuve que pasar varios meses hasta terminar esa novela y solo he podido retomar mi pasión por la lectura con el libro Los Pelotones de la Muerte, de Manolo Vela, recientemente presentado en Guatemala.

Los Pelotones de la muerte es el resultado de la investigación de Vela durante varios años, reconocida en México como la mejor Tesis Doctoral en el campo de Ciencias Sociales. No puede haber goce en revivir a través de la lectura uno de los momentos más atroces de la historia reciente del país. Pero en este caso se trata de un libro bien escrito y estructurado que nos puede ayudar a comprender la lógica detrás de las acciones genocidas cometidas por el Estado de Guatemala entre 1981 y 1983.

Y viene al caso en el contexto actual, en que se realiza el juicio por la masacre de la embajada española en Guatemala. Ya lo vivimos durante el 2013, habrá polarización mediática y la “defensa” utilizará como mayor argumento el litigio malicioso, lo que no debe alejarnos del hecho que las atrocidades que se cometieron (y se cometen, no nos olvidemos de Totonicapán y San Juan Sacatepéquez), son acciones premeditadas cuyos autores siguen creyendo que pueden quedar en la total impunidad.

La masacre de las Dos Erres es un ejemplo de lo que pasó, pero también de lo que sigue pasando. En la descripción que Vela logra a través de su libro, pueden observarse los mecanismos de guerra psicológica, construcción del propio grupo y del enemigo y la decisión tomada por los altos mandos de ir con toda la fuerza contra una porción de la población civil para retomar, a través del miedo, el control del resto.

Si aún no lo tienen, pueden adquirir un ejemplar de Los Pelotones de la Muerte en La Casa del Libro. http://librosdelblog.blogspot.com/ Yo agradezco profundamente haberme encontrado con él, porque su lectura me ayudó a seguir comprendiendo la realidad del país y porque me sacó de la desidia en que Rand me dejó. Después volveré a la literatura fantástica, que también explica buena parte de nuestra realidad que la supera.

Share.

About Author

César Ramiro García

Parafraseando a Savater y Galeano, soy un pesimista que piensa que es necesario actuar para que las cosas cambien porque los optimistas están felices con nuestra situación actual. Trabajo contra el racismo y considero que es necesario luchar por la memoria y el medio ambiente. Soy lector y ciclista urbano.

Leave A Reply