Dar de forma trascendente

0

Con frecuencia damos por sentado el cúmulo de comodidades que disfrutamos, y tendemos a olvidar que muy pocos en este país las poseen.

Si estamos leyendo esto es porque no solo recibimos instrucción, sino porque tenemos el aparato que nos lo permite. Y así, podríamos enumerar tantas ventajas de las que disponemos los que no vivimos en pobreza ni pobreza extrema.

La caridad no es mala. Ciertamente es mejor que no hacer nada. Desde las festividades que algunas personas les hacen a otros menos afortunados estos días a maratones del juguete, no cabe duda que llevan un poco de alegría, pero esta es siempre tan esperada como fugaz.

Acaso por eso los politicastros han mercantilizado las ayudas sociales, que ningún problema de fondo resuelven, pero entretienen la nigua de la pobreza, mientras la solución de los problemas estructurales del país se queda para otro día y la brecha de la desigualdad crece.

Hoy le invito a ejercer humanidad y no caridad. A dar de una forma que trascienda, a cambiar vidas que desean aprender. A terminar el 2014 sintiéndose un ser más coherente y sensible, pero no por discurso o por publicaciones en redes sociales, sino por sus acciones.

De muchas formas podemos ser cómplices en la construcción de sueños. Una de las mejores es becando a jóvenes con el deseo de aprender, pero sin las posibilidades de hacerlo. Otra es comprándole útiles escolares a quienes lo ven como obstáculo en su camino para progresar.

Seguramente usted conocerá a algún niño o niña que puede becar. Recuerde que son ellas quienes menos oportunidades tienen. Se considera “mal negocio” enviar hijas a la escuela, porque se piensa que se casarán y no servirá de nada el esfuerzo invertido.

Y si no conoce a nadie, le animo a que sea parte de los donantes de la Telesecundaria Santa Clara, que opera en Chajul, en el área ixil. Puede ver a algunos de los becados en la foto que  acompaña a esta columna. Si le interesa ayudar, escriba a Gregorico Cuyuch a  cuyuchbecapaz291296@gmail.com

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

Leave A Reply