De lo acontecido a un borracho amigo mío y su comparación fuera de control –a propósito de Gloria Álvarez y su deseo de visitar Nicaragua–

0

La siguiente conversación se llevó a cabo en Twitter, el 20 de enero:

Escribe Juan Luis Font en su cuenta ‏@JLFont001:
“O sea q una amenaza de bomba impide a @crazyglorita hablar en Managua? Lo mismo le hicieron aquí a Jon Sobrino. http://www.diariodigital.gt/2015/01/19/que-detuvo-a-gloria-alvarez-en-nicaragua/ …”

Responde Gabriela ‏@mgcarrera:
“Me sorprende la comparación viniendo de usted…”

Juan Luis Font:
“O es q en un caso el uso de la amenaza de la violencia se justifica y en otro no?”

Gabriela:
“1. era un contexto de guerra 2.en donde mataban a los padres por “ser comunistas” 3. La amenaza venia del Estado…”

Reproduzco la catastrófica noticia de la que nos pone al tanto Font, pues me hizo recordar algo sumamente divertido. Resulta que a un compañero de la universidad lo metieron preso por borracho. Hizo un escándalo en la vía pública y no sé qué otras cosas. Se lo llevó la Policía y lo metieron al bote cosa de cinco días.
Con algunos compañeros fuimos a traerlo el día de su salida. Lo dejamos en su casa. Lucía serio, pensativo, cansado. Cuando nos despedimos, nos dijo estas conmovedoras palabras:
“Ahora sé lo que sintió José Martí cuando estuvo preso”.

El chiste se cuenta solo, pero permítanme danzar en torno a tan bestial comparación.

¿Cómo, por qué y bajo qué circunstancias alcohólicas, o, cómo alguien con tan pobre información puede comparar el rebuzno de, digamos, mi amigo universitario, con la composición musical del bosque martiano?

En cuanto a la amenaza de bomba, qué pena que los revolucionarios sandinistas hayan evitado que la señora en cuestión derramara su conocimiento libertario en su casa de estudios.

Qué secretos y verdades tan bien argumentadas llevaría en su agenda la señora Álvarez, que el mismo Sandino temblaría entre su tumba.

Mi compañero de la U, cuya experiencia de cárcel lo hizo conocer de cerca la trayectoria revolucionaria de José Martí, bien podría escribir un libro relatándonos los hechos. Cosa que sugeriría yo a la señora conferenciante, y que adornara su relato con algún toque de picardía sandinista a las puertas del aeropuerto. Estaría perfectamente prologado por el gran intelectual Font que la compara con Jon Sobrino.

Estos hechos carecerían de importancia, pero los apunto porque se trata de un periodista (Font), director de medios, columnista y conductor de programas de televisión, y de Gloria Álvarez, la voz cantante y representante de moda de las causas libertarias guatemaltecas. Es decir, dos luminarias de actualidad.
Y en cuanto a mi amigo universitario, pues, tiene que ser demasiado tonto –o ignorante- para no distinguir la diferencia entre una chipa procedente de la pobreza intelectual y un incendio revolucionario.

Por cierto, al igual que la célebre académica, recibieron amenazas de esa índole Mandela, Luther King, Fidel Castro, Rushdie, F. Delano, Saviano, Galeano, Fulano y Mengano.
————-
PDT de última hora: La Universidad Politécnica de Nicaragua niega haber tenido contacto con GA. http://www.laprensa.com.ni/2015/01/22/politica/1769565-upoli-niega-haber-contactado-a-politologa-guatemalteca

Share.

About Author

Carlos Hernández

Carlos Hernández. Permanente aprendiz de la extraña configuración nacional. Analista de su comportamiento personal y el de su sociedad. Estudiante de maestría en Psicología.

Leave A Reply