De policía municipal a batallón feudal

1

Foto tomada de: https://batfinkuno.blogspot.com/2007/02/batfink-undercover-el-examen-para-ser.html

Una vez más, un cuerpo de Policía Municipal de Tránsito (PMT), esta vez en Antigua Guatemala, Sacatepéquez, actúa con arbitrariedad en contra de comerciantes en la calle. Un vendedor de algodones de azúcar, sí así como lo lee, algodones de azúcar, fue violentamente agredido por miembros de la PMT. Los guardianes del ornato en la ciudad colonial “decomisaron” la mercadería, misma que, según la titular de la alcaldía antigüeña, Susana Asencio, se encuentra embodegada.

Anteriormente, las versiones territoriales de PMT en Huehuetenango y Guatemala, habían actuado con similar diligencia en contra de comerciantes de la calle. En todos los casos el procedimiento es el mismo: más de un agente cerca a la persona y luego le arrebata la mercadería para embodegarla o lanzarla a la calle.

Las PMT aseguran que están amparadas en la ley para combatir lo que denominan el comercio informal. Mismo que según estas autoridades como pregoneros del liberalismo caricaturizado, no paga impuestos y con ello actúa en la ilegalidad. Incluyen en esta categoría únicamente a las personas que se dedican al comercio callejero. Es decir, trabajan por cuenta propia en acciones de emprendedurismo, ante la falta real de empleo.

Un sector de la economía que reúne a siete de cada diez personas de la Población Económicamente Activa (PEA), según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) contenidas en la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos (ENEI) de 2016. Es decir, más de dos terceras partes de personas trabajadoras lo hacen por cuenta propia como forma de procurar un ingreso ante la falta de empleo formal.

La misma encuesta documenta que solamente 1.9 de los 6.6 millones de la PEA, poseen empleo asalariado en el llamado sector formal. De esos 1.9 asalariados, solamente un millón cuatro cientos mil están registrados en el seguro social. Solamente 1 de cada tres recibió bono 14, en tanto que, el mismo promedio recibió aguinaldo. Esencialmente hablamos de personas incorporadas al esquema “formal” de empleo y por ende de la economía, pero sin disfrutar de las exigencias que por ley les corresponden.

A esta carencia del sector empleador se suma el hecho de que, la llamada economía informal crece en aquellas economías en donde no hay oferta de empleo real. De tal suerte que, al final de cuentas, ese empleo indirecto mediante la subsistencia por comercio personal o familiar, es desempleo formal. La muestra palpable de la incapacidad o inutilidad del sector empleador.

En el caso de Guatemala resulta altamente preocupante el hecho de que este sector, el empleador, ha sido cotidianamente favorecido o mejor dicho privilegiado en el marco de la ley. Este gobierno de hecho libró del pago de impuestos mediante exoneración a un grupo  de empresas, cuyo nombre sigue oculto.

La situación laboral de la mayoría de personas en Guatemala es, por lo tanto, más que precaria. Viven o subsisten mediante los limitados ingresos de la oferta de servicios o comercio. Acceden a una dieta pobre en nutrientes. Carecen de opciones de educación o superación académica ante la obligada inversión de la mayoría de tiempo en la procura de ingreso. Para colmo, huyen a diario de la persecución policial. Lejos de velar por el desarrollo del municipio, entender las circunstancias que llevan a la mayoría a la búsqueda de ingreso en la oferta de servicios por cuenta propia, las corporaciones municipales se erigen en esa especie de señor o señora feudal usando el garrote para sacar de las calles a los pobres que afean su entorno. De manera que, ante la actitud que asumen,  más bien su nombre debiera mutar al de Policía Municipal del Feudo (PMF).

Share.

About Author

Iduvina Hernández

Defensora de Derechos Humanos, hija y nieta de gente honrada, convencida de que otro mundo es posible. Sobreviviente de la contrainsurgencia y excavadora de la verdad y la memoria. Como no sé nadar, por eso nado contra la corriente y, cómo pueden ver, no me he ahogado.

1 comentario

  1. Sra. Iduvina, de nuevo LA FELICITO por su articulo, ya que VA DIRECTO a lo que nos falta para ALGUN DIA llegar a ser una sociedad MADURA , y hacrle un verdadero honor a la Dama que representa la justicia ” con los ojos vendados , en una mano la balanza, y en la otra la espada “.

Leave A Reply