Del “Black Friday”, y otros trucos de mercadeo

3

Guatemala es un país que siempre está en oferta, aquí compra barato el que quiere y tiene los contactos, principalmente los empresarios que construyen hidroeléctricas y los que extraen minerales a cielo abierto, entre otros. Pero el ciudadano común y corriente, el que más contribuye a la recaudación de los impuestos con sus consumos, a él todo se lo venden caro.
Aunque se cree que son las grandes empresas las que mueven la economía y se hace todo lo posible por dar privilegios para atraer las inversiones multimillonarias; en realidad es el consumidor final quien con sus compras al por menor genera los flujos de efectivo que alimentan el sistema.

Es cierto que las empresas crean puestos de trabajo, aunque solo para una mínima parte de la población. Los que no tienen un empleo formal, con seguridad social y prestaciones de ley, tienen que espantárselas siendo micro empresarios o negociando en la economía informal; otros reciben remesas de familiares que se fueron a otro país a ganarse la vida; entre todos gastan el dinero que contribuye decisivamente a la recaudación de impuestos y a que las empresas sobrevivan.

Por eso las empresas esperan con ansias el pago del bono 14 y del aguinaldo, porque es cuando el consumo se incrementa, y se apresuran a elaborar promociones que atraigan a los compradores.

Noviembre y diciembre quizá sean los meses de mayor consumo en el año. De ahí que los genios del mercadeo se pongan manos a la obra y copien las campañas publicitarias que circulan en Estados Unidos. El “Black Friday” se publicita cada año con más fuerza. Incluso La Curacao, en un alarde de creatividad, registró el nombre en Guatemala y quiso impedir que alguien más lo utilizara, pero tal acción no prosperó. También Walmart se las ingenió introduciendo “el día más barato del año”, pero su venta se extiende por todo un fin de semana –un día como de 56 horas–. O Cemaco, que hace “la gran venta de cinco días” y luego “la gran venta de media noche”, seguida de “la gran venta de 10 días”. Y así se inventan variaciones del tema y hacen la misma campaña de mercadeo con la intención de atraer compradores.

Y el consumidor se deja engañar por los cantos de sirenas y cae rendido ante las redes del consumismo y se gasta todo su aguinaldo, y más, en los objetos que de no adquirirlos ahora quizá los consiga más caros en el futuro, ¿o más baratos?
Porque las ofertas que hacen las grandes empresas disfrazan los precios altos con las “Visa cuotas”, o cualquier otro medio de pago que implique el desembolso de cuotas pequeñitas. Comprar a plazos la satisfacción del momento es lo que venden. Pero el consumidor se va contento sabiendo que pagará en 36 y hasta más meses el televisor que siempre quiso tener. Nada de malo hay en eso. ¿O sí? Y si no se llenan los requisitos del sistema bancario siempre hay alguien como “Chepe” dispuesto a prestarte. Luego, Dios no lo quiera, posiblemente vengan los problemas de falta de pago, los cargos por servicio, los cargos administrativos, los intereses por mora y la persecución que hacen los cobradores; y la oferta de esta navidad se convierte en la pesadilla de las navidades venideras.

Entonces los “Black Fridays” no son más que engaños publicitarios. Burdos trucos de prestidigitador, que por un lado apela al consumismo de las masas y por otro se resiste a ser empresario responsable y pagar salarios dignos. No se dan cuenta de que si las personas ganan más el consumo incrementará automáticamente.

Disfrutemos pues esta temporada de fin de año. Que la paz que ofrecen las ofertas y ventas de media noche esté con ustedes. Y como decía el pequeño Tiny Tim: “Que el Señor nos bendiga a todos”.

Share.

About Author

Fernando Ramos

Me he ganado la vida desempeñando la prosaica profesión de la contabilidad y la auditoría; sí, soy de esos tipos cuadrados a quienes todo mundo teme, porque encuentran descuadres y faltantes. Pero también escribo poesía, y otras cosas por ahí; de eso trata este espacio, de las cuentas que hago con las palabras.

3 comentarios

  1. Cuando dejaras de utilizar las computadoras y el internet que los avorazados empresarios de proveen!!!

    Pero cada cosa que se habla sin saber… el problema no esta en recibir mas billetes, están en que la moneda gane valor, o sea, de que sirve recibir mas billetes, si el mucho flujo de efectivo causa inflación, o en otras palabras subida de precios y depreciación de la moneda… ya ves no están fácil decretar un incremento a los salarios, se tiene que tener una estabilidad macro y micro para poderlo realizar, porque sino, lo único causaría seria mas y mas pobreza… suena bonita la lógica que si pago mas, se traduce en mas consumo… pero no es cierto..

    Y que tiene de malo si la gente quiere consumir y existe un día de ofertas especial para ello…si al final es su vida y su dinero, que gana de coartar la libertad de la gente…

    Al final se produce porque se consume… y se consume porque se tiene necesidad (real o ficticia),.. el problema es que existen muchos necesitados, entonces lo que tiene que suceder es que se tiene que producir mas y hacer que mas gente tenga acceso a esos productos, no lo contrario…

  2. Como anotacion: para que gane valor una moneda, se tiene que producir “capital”, o sea medio de producción.. porque al final la moneda es un bien de intercambio que representa lo que tiene un pais.. asi que si quiere que en guatemala esos billetios valgan mas, debemos iniciar con facilitar la libertad economica (que usted quiere coartar), facilidad de empredimiento (mas empresas y atraccion de inversiones)… solo asi otro camino no hay,.. y creo que ya se a probado por otros rumbos… como la igualdad social y el sindicalismo que no han funcionado… saludos

  3. Juan Alejandro Zapeta Pérez on

    Pienso que Arana tiene razón en cuánto a la moneda y el capital (aún no entiendo esos temas, no puedo expresarme), pero la opinión del escritor talvez esta enfocada a la parte de NO malgastar su dinero con visa cuotas, cosa que a muchos nos pasa y con esto tenemos una deuda por todo un año.
    Saludos

Leave A Reply