Del lado del pueblo

1

Las elecciones generales están programadas para el 6 de septiembre. Lo más probable es que esa fecha se mantenga y que las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos que está siendo discutida en el Congreso no entren en vigencia para este proceso electoral. Sin embargo, aún hay una pequeña ventana de oportunidad de que algunas reformas tengan vigencia para estas elecciones y que esto lleve a atrasarlas. De cualquier forma, sin importar cuál de estos escenarios electorales ocurran, en enero del próximo año habrá un cambio de gobierno. Este nuevo gobierno vendrá de alguno de los partidos políticos más grandes, esos mismos que han pasado ya el techo de gastos de campaña y que probablemente reciben financiamiento ilícito.

Lo que quiero decir, entonces, es que las elecciones resultan ser un proceso poco relevante, en el sentido de que no representarán un cambio en el sistema pues son parte del mismo, sino más bien un reacomodo de fuerzas que seguirán usando las instituciones gubernamentales de formas espurias y que seguirán siendo indiferentes a las necesidades y demandas del pueblo.

–Abro paréntesis. Quiero hablar de pueblo y no de ciudadanía, porque es este el sujeto de la democracia, aquellos que han sido inscriptos como un plusvalor en relación a cualquier cuenta de las partes de una sociedad.La ciudadanía en cambio, se refiere únicamente a aquellos que son reconocidos por el Estado, por lo que su subjetividad depende de este. El pueblo no lo hace. Su alcance es mucho más grande. Cierro paréntesis.–

Ante este escenario, el pueblo organizado y no organizado que en los últimos meses se ha manifestado contra la corrupción y la impunidad, no debe permitirse caer en desánimo, sino recordar que el cambio social es un proceso largo, tedioso y a veces frustrante, pero que vale la pena hacerlo. Aquellos quienes dicen que protestar no ha servido de nada, que pocas cosas se han logrado o que urge pasar a los canales institucionales porque solo desde ahí se pueden hacer cambios verdaderos, harían bien en volver a los libros de historia.

Con el pasar de las semanas, el pueblo ha demostrado cómo pasar de una catarsis inicial como lo fue la demanda de #RenunciaYa a la de una demanda más compleja como lo es ahora la de #ReformasYa. Esto no es casualidad, sino el fruto de encontrarse en la plaza, conocerse y re-conocerse; de comprender que la plaza no es solo la calle, sino también las reuniones en diferentes lugares donde se discute en torno a los proyectos y actividades a realizar. Que los foros, debates, coloquios, asambleas etc. son también democracia, mucho más de lo que lo es el proceso electoral ante el cual nos enfrentamos.

Lo que esa transición de demandas –y hashtags– demuestra, es que el pueblo guatemalteco es capaz de organizarse y que cuando lo hace tiene fuerza. No una fuerza arrolladora –aún– pero sí importante que puede plantear cara a los poderes formales y a los poderes ocultos. La lucha por re-establecer el orden es compleja y difícil. Aquellos quienes han construido y han moldeado este sistema político no se rendirán tan fácilmente, harán todo lo posible por sobrevivir.

Sé que si el pueblo gana la batalla, se establecerá un nuevo orden, un nuevo Estado, pero tal vez uno menos depredador al cual, también, se le deberá demandar y contestar. No sé aún si la historia seguirá siendo un proceso dialéctico entre orden vs emancipación, entre Estado vs pueblo. Quisiera creer que la condición de posibilidad de la democracia no es el Estado. Mientras tanto, espero seguir estando siempre del lado del pueblo.

 

Imagen: María Alejandra Suárez. “Multitud de fiesta”. Oleo sobre lienzo. 1 x 1,50

Share.

About Author

Andrea Tock

Curiosa, preguntona, torpe y ridícula. Estudié Ciencias Políticas y trabajo en investigación social. Disfruto comer, ver fútbol, escuchar música y hacer el amor, entre otras cosas. Me gusta el azul. Escribo para dejar registro.

1 comentario

  1. Desafortunadamente VEO que todo seguira de acuerdo a lo programado en el calendario del TSE en llevar a cabo estas elecciones, la influencia de la corrupcion llega hasta no permitir ninguna otra opcion, como lo que YO, he comentado en los periodicos, por medio del Internet,( por no vivir en Guatemala ), PERO si doy mis mejores soluciones por que algun dia nuestra patria entre en una madurez y honradez que sea palpable. Mis comentarios los he hecho desde hace varios meses , practicamente desde que el inicio de la problematica del Lago de Amatitlan por ahora simplemente seria un RELEVO DE CORRUPTOS. En pocos meses no surgiran lideres honestos y trabajadores CON VALORES MORALES, dedicados a supercar la poca madurez que nuestros politicos, por ahora no tienen nada, y PROPUSE muy seriamente el ” CANCELAR LAS ELECCIONES”, siguiendo el ejemplo del Peru, en el caso de Fujimory. y mas que todo, que el tener elecciones por ahora, seria, para dar un inicio y principiar a corregir todo lo malo que esta saliendo a LUZ . Tenemos que aceptar que Guatemala , es un pais FALLIDO, como dijo el Gran ex- Presidente de Uruguay, Pepe Mujica, al referirse a Mexico, Guatemala, Honduras. Lo principal por ahora seria CANCELAR LAS ELECCIONES por lo menos DOS años. Para que el Pueblo se recupere, y descanse de esta enfermedad SOCIAL DE CANCER.

Leave A Reply