Discurso y figura neoliberal

0

Seguramente es legítimo preguntar ¿por qué dedicarle tiempo a Gloria Álvarez? Al final de cuentas, lo que representa es el neoliberalismo más básico, aderezado de mucho ego e ignorancia.

Creo que la importancia no está exactamente en ella, sino en el hecho que se haya convertido en un fenómeno mediático y que sus opiniones tengan audiencia.

Que diga cosas como que hay que alimentar a los niños con leche desde la concepción, que atribuya La patria del criollo a Paco Pérez de Antón o que se  haya filtrado un audio privado donde muestra otra cara distinta a su performance habitual, no pasaría de meras anécdotas, sino fuera una figura tan mediática.

Al fin y al cabo, uno tiene derecho a decir burradas…tal vez el problema es decirlas con tanta seguridad y abusar del derecho.

Además, evidentemente que las afirmaciones/ actuaciones de Gloria Álvarez criticadas en las redes sociales son ejemplos extremos de lo que usualmente habla, pero en realidad, en lo que dice hay muchas cosas que calan en la opinión pública, que forman parte de un cierto “sentido común” neoliberal y que es consumido por una cantidad importante de personas.

En realidad, lo preocupante es que un discurso tan básico, desinformado y, en suma, ideológico, pueda venderse y ser popular. Lo que vale la pena preguntarse es cómo se ha ido vendiendo una postura crudamente ideológica en temas como el Estado, el mercado y las relaciones sociales.

Si hay mucha gente que la sigue se debe a que su discurso es parte de un fenómeno más amplio que convoca por su simpleza, por ajustarse a intereses políticos y económicos de los poderosos.

Al final, la crítica a Gloria Álvarez puede ir contrarrestando hasta cierto punto la sensibilidad neoliberal, pero hay que saber  que la lucha de las ideas tiene que ir más allá de lo que dice Álvarez…por más que sea divertido.

 

 

Share.

About Author

Mariano González

Psicólogo errante por otros campos y quizás errado. Ha llegado aquí por azares del destino y haber recibido privilegios inmerecidos, como comer los tres tiempos. Perpetra algunos artículos y ensayos. Fascinado con la imagen del ángel de la historia de Walter Benjamin, intenta (sin saber si bien), seguir la exhortación de "pasar por la historia el cepillo a contrapelo".

Leave A Reply