El descaro de Zury Ríos

0

“Sin perdón no hay futuro, pero sin confesión no puede haber perdón”
Desmond Tutu, Arzobispo que encabezó la Comisión para la Verdad y la Reconciliación en Sudáfrica.

Es época de farsa electoral y cada día vemos y leemos los absurdos a los que recurren políticos de distintas ideologías para tratar de atraer votantes. Pero entre todos los absurdos, uno de los más indignantes es escuchar a Zury Ríos citando a Nelson Mandela.

Por supuesto, muchas de las palabras de Mandela pueden aplicarse a la realidad guatemalteca, pero Zury es la menos indicada para citarlas en este contexto electoral y en el momento en que su familia y los poderes fácticos intentan a toda costa que no se repita el juicio por genocidio, por el que Efraín Ríos Montt ya fue condenado.

Al citar a Mandela, Zury apela a la idea de que los guatemaltecos debemos reconciliarnos y dejar de estar viendo hacia el pasado porque “Guatemala ya cambió”. Ojalá en Guatemala las élites económicas y militares hubieran tenido el interés de promover un proceso de reconciliación como el sudafricano en Guatemala con acciones donde:

1. El testimonio de las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos fuera escuchado por la sociedad en su conjunto.

2. Los autores de esas violaciones confesaran y pidieran perdón en público por sus crímenes.

3. Fueran las propias víctimas las que decidieran si perdonaban a los responsables después de haber escuchado su declaración y…

4. Aquellos violadores de derechos humanos que no alcanzaran el perdón de las víctimas se hubieran visto obligados a ser investigados y de ser hallados culpables cumplir condenas.

Pero de esa agenda mínima de la reconciliación impulsada por Mandela y Tutu en Sudáfrica, los guatemaltecos a duras penas hemos podido cumplir en parte con el primer punto, y no precisamente por la voluntad de las élites que nos gobiernan, sino gracias a la lucha de décadas de las víctimas de las violaciones.

En Guatemala los autores intelectuales y materiales de la mayoría de crímenes de lesa humanidad nunca han dado la cara, mucho menos pedido perdón ante las víctimas. Ha tenido que ser el Estado quien ofrezca disculpas, tras recibir varias condenas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Y Zury es la menos indicada para hacer un llamado a la reconciliación poniendo en su boca palabras de Mandela, pues su padre, habiendo tenido oportunidad en un juicio, se negó a develar el entramado de impunidad que se tejió antes y durante su mandato y que aún hoy lo mantienen a él y a los cómplices del genocidio fuera del alcance de la justicia.

Share.

About Author

César Ramiro García

Parafraseando a Savater y Galeano, soy un pesimista que piensa que es necesario actuar para que las cosas cambien porque los optimistas están felices con nuestra situación actual. Trabajo contra el racismo y considero que es necesario luchar por la memoria y el medio ambiente. Soy lector y ciclista urbano.

Leave A Reply