El Elemento que fluye sin voz propia

0

Alejandra EscobarPor Alejandra Escobar

Las personas toman un baño, se lavan las manos, se cepillan los dientes, lavan ropa así como los recipientes donde comen, algunos lavan su carro otros riegan las plantas del jardín o deciden que le toca baño a la mascota; al menos los que podemos hacerlo, pero a menudo nos olvidamos de lo que nos permite hacer estas cosas, un elemento que fluye sin voz propia. ¿Qué pasaría si un día despertamos y nos vemos en la imposibilidad de hacer estas actividades porque no tenemos ese elemento tan importante que permite llevarlas a cabo?. El ser humano al igual que cualquier ser vivo necesita agua para subsistir, “ocho vasos al día” es lo que sabemos que debemos de tomar. Las empresas de agua purificada comercializan y aconsejan sobre la importancia del agua para el ser humano pero ¿acaso hacen conciencia acerca del uso que le damos?

Hace tres años se realizó la Marcha por el Agua en Guatemala, que fue un movimiento social proveniente de los departamentos de Baja Verapaz, San Marcos y Huehuetenango, para pedir al Gobierno la correcta legislación del agua, sin embargo han pasado ya tres años sobre este acontecimiento y como resultado veo una balanza totalmente desequilibrada en donde la indiferencia sobre la preservación, el uso y el no acceso al agua pesa más que una sociedad consciente de este recurso porque piensa que es interminable, o porque realmente no le prestan la debida atención a pesar de que la escasez ya es evidente en algunas partes del país.

El Congreso de Guatemala se suma a hacer ese pesor de la indiferencia, con iniciativas de ley que los benefician a ellos mientras se refrescan con una botella de agua para seguir expresándose, otros incluso la han utilizado como arma en su defensa mientras discuten en el pleno aquellas iniciativas que van dejando en el olvido lo importante, olvidándose también que existen guatemaltecos con las mismas necesidades que ellos; ¡el agua también es política!
¡verdadera política! Somos el único país centroamericano sin una Ley de Aguas. El Agua es un tema que no pasa de moda, que solamente escucharemos en los centros de estudio. Este tema es tan importante que necesita seguir fluyendo con el valor y la voz que se merece. Va más allá de su uso cotidiano. El uso que le demos al agua es una responsabilidad de sociedad y como sociedad debemos alzar la voz, debemos hablar y transmitir sobre la importancia de tenerla, preservarla y del derecho que todos tenemos sobre esta.

La Marcha del año 2016 se convirtió en la voz de los ríos, los lagos, lagunas riachuelos, así como de las personas que carecen de este recurso por ser despojados del mismo por Gobiernos que impiden el acceso a este recurso en las comunidades. Esta marcha es un ejemplo para toda la sociedad, nadie puede vivir sin agua pues es un bien común. Seamos ese lado de la balanza que pesa con conciencia, responsabilidad y voz para aquellos que la necesitan. No dejemos que el agua siga fluyendo en silencio.

Share.

About Author

En Paralela

Somos cuatro mujeres con mucha consciencia de género. Nos une la voluntad de hacer escuchar aquella forma de pensar nuestra realidad que corre en paralela a la opinión hegemónica y que frecuentemente es subestimada o ignorada. Queremos reivindicarnos como mujeres, como estudiantes universitarias y como ciudadanas guatemaltecas. Bienvenidos y bienvenidas a nuestro espacio. Primera semana: Celeste Guzmán Jugando a la vida, respetando sus respectivas reglas, algunas de ellas difíciles. Me encuentro en un momento desafiante: se está moviendo al mundo, con evoluciones y revoluciones de generaciones que al igual que yo están en la búsqueda de aquello que llaman democracia. Segunda Semana: Jaqui González Nací en el extranjero pero crecí en el oriente del país. Soy estudiante de relaciones internacionales, abierta a la verdad y optimista sin remedio. Convencida de la reconstrucción de una mejor Guatemala, me uno a la lucha contra la conformidad y exclusión. Tercera Semana: Sofía Fuentes Futura internacionalista. Idealista frustrada. Columnista amateur. Me gusta el sarcasmo, la literatura y toda conversación inteligente. Detesto la corrupción, la discriminación y los pelos en la lengua. Creo en que el diálogo y el disenso son el camino al progreso, en que el cambio se realiza con acciones y en que las redes sociales son aún un pozo inexplorado de imaginación política. Cuarta semana: Alejandra Escobar Mujer aprendiz de la vida, consciente del ahora y creyente de un mejor mañana. Soy amante de la igualdad, la justicia y la tolerancia en la sociedad. Estudiante de Relaciones Internacionales empeñada a buscar y dar lo mejor para Guatemala. Busco expresarme para crear reflexiones positivas con la esperanza de crear un cambio.

Leave A Reply