El final

0

El presente año puede ser considerado como el de la contra reforma, el de los procesos regresivos en distintos ámbitos pendientes para transformar el Estado. El año anterior se caracterizó por un mayor ímpetu y voluntad de los gobernantes para revertir los hechos revelados en el 2015. Como se recordará, en el Congreso bajo la Presidencia del diputado Mario Taracena, distintas iniciativas de reforma de ley avanzaron y ese año concluyó con un balance positivo, siendo este uno de los actores del Estado que más desprestigio y mala opinión pública tiene. Existen al menos dos procesos que anticipan un reagrupamiento de las fuerzas contra la depuración del Estado, que confirman la sentencia con la que inicia la presente nota.

El primero de ellos fue el debate en torno a la eventual reforma de la Constitución, cambios que están enfocados en modernizar e independizar el sistema de justicia. Como se sabe, en el primer trimestre de este año, el Congreso es enfrascó en un debate sobre dicha reforma en el que los argumentos eran más para la forma que para el contenido. Mientras los legisladores ralentizaban y buscaban argumentos para cuestionar el método, rehuyendo el contenido, en los palcos se enfrentaban a gritos y empujones los grupos pro y contra reforma. Al finalizar el primer período de sesiones ordinarias, el Congreso apenas había abordado 6 artículos de los cuales solo logró aprobar 2. De hecho las Autoridades Indígenas en un gesto de mucha audacia política, propusieron públicamente que el Congreso retirara de la discusión el controversial Art. 203 relativo al pluralismo jurídico y le reconocimiento de la jurisdicción indígena. El Congreso sin excusas para seguir abordando el resto del proyecto de reforma, solo pudo responder que dejaría para el final la discusión de dicho artículo.

El segundo proceso está relacionado al intento del Presidente Morales de expulsar al Comisionado Iván Velásquez, aduciendo entrometimiento y presión a los actores nacionales. Dicha coyuntura coincidió con otros dos hechos; el primero de orden personal es el enjuiciamiento por defraudación fiscal de familiares directos del Presidente. El segundo es el proceso de investigación y formal acusación por delito de financiamiento electoral ilícito al partido oficial FCN, con el riesgo de su eventual cancelación. Nuevamente la sociedad se dividió notablemente en los grupos a favor de la CICIG y los que arroparon la decisión del Presidente. Hay que advertir que tal división ha sido objeto manipulador de un falso dilema o una aparente polarización ideológica entre izquierda y derecha.

La crisis desatada dos años atrás aun no encuentra salidas porque el sujeto político formal, el que está llamado a liderar la transformación del Estado, es la vez el objeto de eventuales persecuciones judiciales. Es en este contexto que El Salmón como medio independiente concluye su breve existencia, aunque sus plumas seguramente seguirán hilando palabras para tejer ideas críticas a una sociedad que se encuentra en una crisis de futuro.

Share.

About Author

Julio Donis

Guatemalteco, nací en Xela en la primavera del 68´y desde los cuatro años me llevaron a la capital. El consumismo es la principal actividad del ser humano moderno, y es la que nos llevará a la extinción como especie. Propongo romper lo establecido, no conformarse con las respuestas porque son mejores las preguntas. La realidad impone buscar las raíces de todo, hay que radicalizarnos. Soy sociólogo de formación y mi experiencia profesional ha sido en programas de fortalecimiento y reforma a la institucionalidad del sistema de partidos políticos, del sistema electoral y del sistema parlamentario. Me expulsaron del único periódico vespertino que existe por escribir contra corriente, y ahora escribo en El Salmón.

Leave A Reply