El genio fuera de la botella

2

Para ser plenamente capaz de apreciar el valor terapéutico de la justicia es necesario haber sido víctima de un crimen. De ahí que sea un sinsentido cuando terceros les piden a víctimas de crímenes “que perdonen y olviden” en nombre del futuro, sin nada a cambio.

El 1 de septiembre del 2015 pasará a la historia como el día en que 15 millones de víctimas de crímenes horrendos experimentaron colectivamente el efecto terapéutico de la justicia. Del impacto positivo que tan inesperada terapia tendrá en la actitud de los guatemaltecos no queda ninguna duda. Ojalá que ese sentimiento real de liberación también sirva para entender que la justicia no sólo no tiene absolutamente nada que ver con la venganza sino que es un elemento esencial de la convivencia y la paz social.

Dice el cliché que cambiar la mentalidad de un pueblo es la cosa más difícil que hay. Eso es totalmente cierto, tan cierto como que de abril para acá los guatemaltecos han demostrado que podrá ser difícil pero no imposible. El cambio es tal que la gente se da el lujo de soñar en voz alta como no lo hacía desde 1944.

Quien gane las elecciones debe tener la certeza que tendrá la oportunidad de ser el mejor gobierno de la era democrática no porque tenga el mejor equipo o plan de gobierno sino porque el pueblo se lo exigirá como nunca antes. Un gobierno que no se allane a la voluntad del pueblo no durará mucho, especialmente si llega al poder con un mandato apretado. Los actos de ciudadanía ya no serán la excepción sino la regla. Los tiempos han cambiado al punto en que podría afirmarse que no será posible poner el genio de regreso en la botella.

Ojalá que la tremenda sensación de paz y esperanza que sólo puede dar la justicia sea el mejor incentivo para construir un país más justo y solidario. Los que nunca habríamos esperado vivir lo que hoy vivimos tenemos motivos para creer que si un pueblo que se pensaba indolente y egoísta ha sido capaz de sobreponerse a su historia para hacer funcionar un sistema dado por muerto, cualquier cosa es posible.

@ajbarriosm

Share.

About Author

Abraham Barrios

Estudiante empedernido de la naturaleza humana y amante de las causas perdidas. Aparte de eso, muy difícil de etiquetar.

2 comentarios

  1. Ana María Rodas on

    Me encanta su columna. Además del contenido, lo felicito por el uso del lenguje. Me gusta, sobre todo, en la parte en que dice que un gobierno que no se allane al pueblo no durará mucho. Me gusta su optimismo. Yo tal vez ya he visto demasiadas cosas en este país y soy muuuy desconfiada.

Leave A Reply