El golpe a los empresarios y los militares

2

Quienes se roban el show con los casos de corrupción son los políticos, empezando por Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, seguidos por buena parte de su gabinete. Pero los golpes que están dando la CICIG, el MP e incluso la SAT (con apoyo de la embajada y la cooperación) están tocando otros sectores, hasta hace poco, intocables.

Ya empezaron a caer y ser señalados los empresarios y los militares. Ambos sectores, pese a los procesos previos, incluyendo los relativos a crímenes cometidos en el conflicto, se mantenían fuera de las luces de estos escándalos. Pero ya no.

Ahora son señalados figuras tan fuertes como gerentes de bancos, empresarios de diversa índole y la cúpula militar del gobierno pasado.

Algunas lecciones que la situación está dejando empiezan a calar en la sociedad. Quizás lo más importante es reforzar la idea de que la corrupción no es algo atribuible exclusivamente a figuras particulares, a los políticos. No. La corrupción es de tal magnitud que nos refiere a la constitución de las instituciones del Estado y así se está viendo cuando empieza a circular la idea de que “es el sistema” el que está podrido y, por lo tanto, que lo que hay que cambiar es el sistema.

No nos encontramos en una situación en la que sea posible alterar radicalmente ese sistema. Pero la posibilidad de instituciones menos corruptas y una mejor aplicación de la ley tampoco es poca cosa.

Además, y este es un segundo punto, es posible que estemos asistiendo a un cambio subjetivo importante que se refiere a la preocupación por los aspectos del juego político que hasta hace poco se miraba improbable.

Ahora hay mucha gente indignada y preocupada por la forma en que políticos, empresarios y militares saquearon el Estado. Esto se mira incluso en comunicados que han sacado diversas instituciones. Se dan cuenta de que empiezan a ser foco del cuestionamiento general que trae consigo este destape enorme de la corrupción pasada.

Los militares y los empresarios no se pueden dar baños de pureza frente a los políticos. Se encuentran donde pocas veces han estado: del lado de los acusados.

Habrá que ver si estos sectores tan poderosos, tan intocables en otros tiempos, se pueden rearticular y oponerse a las transformaciones que ya están ocurriendo.

Share.

About Author

Mariano González

Psicólogo errante por otros campos y quizás errado. Ha llegado aquí por azares del destino y haber recibido privilegios inmerecidos, como comer los tres tiempos. Perpetra algunos artículos y ensayos. Fascinado con la imagen del ángel de la historia de Walter Benjamin, intenta (sin saber si bien), seguir la exhortación de "pasar por la historia el cepillo a contrapelo".

2 comentarios

  1. ¿Qué sistema propone?
    Si los que fuimos a la escuela no proponemos soluciones ¿quién las va a dar?
    La ley tributaria corrompe a pequeños y grandes empresarios, pero nadie quiere entender.

    • Mariano González
      Mariano González on

      No estoy haciendo “propuestas”, aunque entiendo que la crítica es una propuesta que nos pone a pensar sobre la negatividad del sistema.
      Lo central es ver que este Estado fue diseñado por las élites a su imagen y semejanza. Romper la imagen idealizada de empresarios es bueno, porque lo que es seguro es que un Estado hecho a su imagen no nos conviene.

Leave A Reply