El huipil de Brenda

34

Alejandro ArriazaPor Alejandro Arriaza*

Brenda Lara es una actriz guatemalteca con una nutrida trayectoria en teatro, televisión y cine. Recientemente, impulsada por el mismo espíritu de hartazgo que nos andamos trayendo todos, empezó a participar con ganas en las manifestaciones y terminó colaborando con un grupo llamado “Hagámonos el Paro”, que proponía informar a los guatemaltecos de la situación en medio del tráfico.

Hasta ahí vamos bien. El problema fue cuando Brenda participó junto a otros miembros del colectivo en una conferencia de prensa usando…un huipil. O no queda claro ni siquiera si huipil, o simplemente una blusa elaborada con un tejido típico. El negocio de la ropa típica, bien se sabe, es un pilar de las actividades comerciales guatemaltecas y esas prendas las usan desde las estudiantes universitarias hasta las alemanas y suecas que pasan visitando el país.

Bien, el caso es que la gente se le empezó a echar encima al grupo con mucha agresividad, aterrorizada ante la idea de que iba a haber bloqueos de carreteras, y diosmeguarde que se cause alguna incomodidad a los buenos chapines urbanos.

Queremos derrumbar las estructuras, plantear nuevos modelos de país y cambiar todo el sistema político que nos agobia y corroe, pero eso sí, en sábado y sin que por ello nadie llegue tarde a trabajar. Pero muchos de los comentarios de los detractores iban dirigidos al huipil de Brenda. “Ella no es campesina”, repetían una y otra vez comentarios en redes sociales, muchos de ellos girando alrededor de instituciones de extrema derecha como la Fundación contra el Terrorismo de Ricardo Méndez Ruiz. “No es indígena”, “viste ropas de un grupo que no representa”, etcétera, etcétera y un laaaargo etcétera.

El grupo realizó su actividad con un nivel de civismo que dejó a sus detractores, por lo menos, callados, si no es que cabizbajos y avergonzados, pero el episodio del huipil me parece fundamental porque desnuda esas viejas –e igualmente podridas– estructuras mentales que arrastramos desde décadas y siglos.

Vamos por partes dijo el carnicero –o Juan Gutiérrez, que ahora viene siendo lo mismo–: ¿Campesina? ¿Solo las campesinas usan huipil? ¿O todas las mujeres indígenas son campesinas? Porque yo conozco antropólogas, abogadas, defensoras de derechos humanos, diputadas y hasta una ex-ministra de cultura y deportes, todas ellas portando orgullosas sus huipiles. Segundo punto. De hecho, ¿indígenas? ¿Solo las personas indígenas pueden usar ropa tradicional de ciertas comunidades? ¿Es una especie de uniforme de campo de concentración, que no puede ser adoptado por nadie más? Yo tengo amigos que usan con mucha ganas camisas propias de los hombres de Todos Santos Cuchumatanes, que son muy bonitas. Yo tengo varios pantalones elaborados con tela típica. ¿Nos deberían denunciar a todos por ello? En este punto la ultraderecha cae en su propia trampa, y con esto quiero terminar. Los radicales del libre mercado niegan de hecho la existencia de los pueblos indígenas, sus costumbres, tradiciones y sitios sagrados. “Aquí todos somos guatemaltecos”, dicen con arrogancia, indicándoles a millones de compatriotas que tienen que ser, culturalmente, lo que a ellos (los derechistas) les da la gana decir. Pero según esta óptica, si todos somos guatemaltecos y las telas típicas son –obviamente– guatemaltecas, ¿no tenemos todos derecho a ponérnoslas en el momento que nos dé la gana? ¿Por qué en este caso sí se levantan furiosos a exigir que la mujer que no es indígena no se ponga la ropa “que no le corresponde”? ¿Cuando los pueblos originarios piden derechos resulta que todos somos igualitos, pero eso sí, ellos –y sólo ellos– tienen que usar esa ropa tradicional, para mantenerlos diferenciados y apartados? ¿En ese caso sí somos diferentes? ¿Hay límites para la doble moral, la hipocresía y la idiotez de algunos sectores de la sociedad guatemalteca?

En todo caso, gracias a Brenda y a todos los patojos de Hagámonos el Paro por ayudar –aunque en este caso no haya sido a propósito– a seguir sacando a flote las profundas contradicciones y taras ancestrales que nos agobian como nación.

¡Ah!, y que renuncie Otto Pérez.

*Alejandro Arriaza. Cantautor, traductor, periodista. Noctámbulo y vagabundo free-lance.

Share.

About Author

Firma Invitada

Autores invitados y colaboradores en la página de El Salmón

34 comentarios

  1. No creo que esta caso sea ejemplo para esa doble moral que la nota pretende exponer, primero toda la polemica surge por la desinformacion de los medios de comunicacion al divulgar que la actividad de la organizacion era la de bloquear el paso, por otro lado en estos tiempos donde encontrar trabajo se hace cada vez mas complicado, el llegar puntual a tu compromiso laboral mas que por comodidad es una necesidad, tercero el tema del huipil surge nuevamente de los medios de comunicacion que ligan al grupo hagamonos el paro con una representacion netamente campesina cuando esto no era asi, el tema de fondo mas que esa doble moral es la importancia de los medios de comunicación de informar bien y de forma profesional y de parte de la sociedad debemos leer e investigar antes de tomar una postura, en lo personal me quedo con la actitud de Brenda Lara que explicó mil veces cada duda de la actividad y lidiar con la bomba que los medios le crearon.

    • Alejandro Arriaza on

      Hubo una polémica alrededor del hüipil, aunque no te hayás enterado David. De todos modos me alegra que te quedés con la actitud de Brenda, que explicó todo muy bien. Saludos.

  2. Por qué me debo sentir culpable de querer asistir a mi trabajo puntualmente? Ahora, creer en lo que trabajo y querer hacerlo lo mejor que puedo, e ir a manifestar sólo los sábados, me hace enemiga del puebo? me hace de ultraderecha? Estoy de acuerdo con el comentario anterior, ellos fueron claros, mientras que los medios, vi por lo menos dos, desinformaban contradiciendo lo que Hagamos el Paro estaba comunicando.

    • Los cambios sociales no pueden estar convenientemente programados para el beneficio del capital. Si tu estabilidad laboral peligra porque estás en calle cumpliendo con tus obligaciones como ciudadano al exigirle al Estado y sus funcionarios, pues deberías protestar por eso también en lugar de bajar la cabeza y hacerle ganas a condiciones laborales indignas.

      • Esto es lo que me encanta de quienes se hacen llamar así mismos de “izquierda” (ya que al “otro” lo etiquetan de “derecha”): Ese afán totalitario de querer imponer cómo, cuándo, dónde, y qué hacer, porque, al parecer, los demás son seres imbéciles, incapaces de establecer sus prioridades y o decidir por sí mismos el camino de su vida.
        Si Lucrecia tiene como prioridad trabajar para alimentar a su familia o para ahorrar, y ella puede ir a reclamar al gobierno los sábados ¡buenísimo! Que tenga la LIBERTAD de ejercitar su ciudadanía en las condiciones que ella (y cada quien) establezca porque para algo es mayor de edad y civilmente hábil.

  3. Yo no me pierdo e las ramas! 1 ) Esta chava no me representa puesto que estoy convencido que las famosas esncuestitas no sirvieron de NADA como lo predije. Una semana después donde están las encuestitas? incidieron en algo? aportaron algo al movimiento por la renuncia de OPM? alguien le dio seguimiento a las famosas encuestitas? 2) Yo no conozco ni reconozco a esta patoja. Amplia trayectoria? cual? cuantos premios internacionales de actuación a ganado? cuantas obras de teatro lleva? por lo menos unas 100? 3) Su grupito de “Hagamonos el Paro” mas pareció una acción destinada a confundir, la prueba es que la participación bajo este sábado, no seria en mucho por esta acción que no dejo NADA claro? por cierto el sábado no vi a esta chava, ni a “su” grupito, que pretende taaanto protagonismo en una coyuntura en que nada que ver! y por ultimo esta patoja es familiar de Luis Lara el sindicalista corrupto de los salubristas? tal vez hay alguien que sepa con exactitud. Lo del guipil para mi es una discusión ( por que ni siquiera llega a polémica) mas que estéril y sin fundamento alguno. En los 70s el uso de ropa típica era relacionado con la honda hippie, toda la mara andaba con algo tipico, era “la moda” chapina, incluso algunas capuchas universitarias integraron un cintillo típico al rededor y recuerdo una chumpa “especial” que algún honorable hizo con ropa típica, la usan desde indígenas hasta los “grenchos” (vocablo para todas las nacionalidades de “canchitos” extranjeros) que venían a “turistear” y a “viajar” y alucinar por las riberas de Atitlan, pasando por uniformes de selecciones nacionales de varios deportes, ahora hay hasta mochilas, sleepings, maletines, billeteras, carteras, maletas, sillas, amueblados, cortinas, alfombras, toallas, servilletas, manteles, ropa de cama, monederos, tacuches, corbatas, bermudas, pantalonetas, pants, hasta ropa para perros!!!…..lo único que no se es si hay ropa interior hecha de esta tela. En lo que si es que tal convocatoria no tuvo NINGUNA incidencia y quedara en el marco de lo que sucede en este país: “ir de lo sublime (las mega=concentraciones patrióticas) a lo ridículo”( “Hagámonos el paro”) ( que por cierto es un vocablo de origen salvadoreño!). Una semana después donde se metió esta chava y su grupito?

    • Alejandro Arriaza on

      Gracias por respaldar mi punto de que todos podemos usar ropa típica sin ser indígenas o campesinos Luis. Ah, y te recomiendo que veás más cine guatemalteco.

  4. Buen artículo, a excepción de la generalización acerca de “La derecha” pues yo me inclino más hacia esa corriente ideológica y no pienso de la manera en que lo describis. De cualquier forma, tu punto es claro y totalmente válido.

  5. Entonces, no dijiste nada concreto. La conclusión es q renuncie Otto. Asi como decis q tenes tus pantalones tambien tengo yo un cincho típico. No hay nada de malo en usarlos y tenerlos, lo malo es como el bombero que pedia dinero, que no era bombero, y se le acuso de que engañanba de esa forma.

  6. la cuestión es cuando los candidatos usan estos trajes para tratar de engañar a los votantes, es decir , cuando hay una doble intensión!!

    • Alejandro Arriaza on

      Me parece que son contextos distintos, si un candidato va a una comunidad y se pone la ropa tradicional de esa comunidad, la intención de vender imagen es clara. Ahora, una persona que va a una conferencia de prensa usando ropa suya, que le gusta. Son situaciones muy distintas, creo yo. Saludos.

  7. O sea, si uso una playera de Bob Marley, soy matihuanero o afrodescendientes si uso una playera del che, soy guerrillero. Y como me llamó Lenin, soy comunista jajaja. Sólo en guate, sólo en Guate. Slds. Me gustan mucho las camisas con identidad cultural y las uso.

  8. sergio el misogenista. on

    Me parece atinado su artículo, la polémica la vi de lejos, en lo personal siempre he criticado la doble moral de un montón de pizados que en el extranjero, ladinos que se dicen ellos y sin más que presumir, se disfrazan de inditos y acá son una mierda de racistas (lo nota también en las opiniones de los periódicos nacionales virtuales); me causó sorpresa que el subnormal de mendez-ruiz ( sí, ese vividor de nuestros impuestos que se gasta en vuelos y paracaidismo de un grupito de delincuentes) hablara de apropiación cultural!!!, el mismo hijueputa que ataca y descalifica a los indios (que quisiera siempre fueran la tropa y la peonada).

    No entiendo porque los medios de desinformación dan tanta cobertura y no lo hacen el 12 de octubre para cuando la ladinada “disfraza” de inditos a sus retoños ¿qué será? y en cuanto a llegar tarde a su esclavitud asalariada es lo que me da risa de los desinformados que de poco informarse solo conocen los derechos de libre movilización y de propiedad privada.

    Saludos,

  9. Aparte del comentario de Mendez Ruiz, que lo catalogas de derecha, y no se que broncas mas, que estuvo bastante fuera de lugar, cualquiera con 5 dedos de frente lo comprende…
    .
    Pero ahora bien, el libre mercado, y por supuesto, la primicia de entendernos como guatemaltecos todos, en que hay doble moral en eso, y que tiene que ver con el tema…
    .
    1. Todos somos guatemaltecos,.. estas es una generalidad para que las leyes sean incluyentes e iguales para todos… porque, los xincas (que no son mayas), los garifunas, los mestizos, los mam, etc.. gays.. lesbianas… todos son guatemaltecos antes de de pertenecer a sus grupos sociales (etnias, colectivos etc..) , y no es justo que se elaboren leyes para darle privilegios a ciertos grupos (o vos crees que si)… por eso todos somos guatemaltecos (ante la ley y así debe de ser)…
    .
    2. Que tiene que ver el libre mercado en esto… pero en todo caso si tuviera que ver, seria el libre mercado el que permitió que Brenda adquiriera ese huipil, porque si no fuera así, esa venta estaría restringida a los guatemaltecos pertenecientes al colectivo que los utiliza….. (Al final los empresarios campesinos son los que realmente viven el libre mercado y los que mas están preparados para ese cambio)…
    .
    Creo que vas bien al inicio del articulo, pero cuando le introducen ideología (típica de izquierda, sin argumentación y tira caca), es donde te equivocas en grande, que a ciencia cierta era innecesaria.

    • Alejandro Arriaza on

      No crea Araña, algunas personas no comprenden ni las cosas mas obvias, por eso hay que estarlas repitiendo. Gracias por leer y comentar, saludos.

    • Pero las leyes no dan privilegios, hay que ser idiota para pensar que una ley da un privilegio. La ley contra el femicidio no da ningún privilegio, sino tipifica una forma específica de violencia de género.
      Por otro lado, en un país como Guatemala no existe el libre mercado, no se puede competir y cada vez son más negocios los que quiebran al caer bajo la presión de las megacadenas (yo alguna vez visité farmacias en los departamentos, ahora solo hay megacadenas y gente que se quedó sin negocio). Lo chistoso de este araña es que lo veo en otros medios como en plaza pública hablando sandeces y aún así tiene el descaro de decir que “la izquierda no tiene argumentos”. ¿Alguna vez se habrá topado con las paredes ideológicas de la marroquín, que toman las novelas de Ayn Rand como “teoría”?

      • Creo que no entiende David…
        .
        El factor común de la sociedad es el termino “HUMANO”… nadie puede decir que no es Humano, las mujeres, los hombres, las lesbianas, los gays, los indigenas, los negros, los mestizos… todos están enmarcados en ese abstracción… o me equivoco. Todos son humanos.
        .
        El homicidio, es darle muerte a un “humano”, era necesaria una ley de genero,.. cuando hombres y mujeres son humanos… Violencia, es violencia, no es mas ni menos violencia si la aplicas a cualquier humano o aun humano en especifico (en este caso una mujer)… toda violencia es condenable… la violencia no tiene genero, tampoco el homicidio.., por eso el sistema legal fue diseñado para juzgar humanos, no para juzgar géneros (o privilegiar los procesos penales de determinado genero)… porque en dado caso ya no seria justicia o usted piensa que si… porque si no somos vistos y juzgados ante la ley por igual, eso es desigualdad…y usted esta en una clara contradicción (o es su doble moral).
        .
        Es ironico pedir igualdad y no enteder la igualdad… saludos y deje de habla sandeces..

  10. El nombre de la actividad indicaba un bloqueo. Por que en lugar de: “Hagamonos el paro”, por que no le llamaron “Llamemos la encuesta” ?

    • Alejandro Arriaza on

      Es difícil organizar una actividad en un contexto político tan complejo para que quede a gusto de todos. Creo que los patojos hicieron un buen esfuerzo. Gracias por leer y comentar.

  11. Saq No'j A. C. L. on

    Cualquier guatemalteco consciente que es genuino hijo dela tierra del Quetzal y del Mayab’, así como con un alma indómita e identidad de la inigualable GuateMayanidad que no identifica ante el mundo, muy distinto al uniforme castrense, tiene el derecho de usar el traje maya, siempre y cuando no lo tergiverse y menos lo desvalorice. El traje maya es un emblema de conciencia e identidad general, no desvalorizarlo como que es solo de campesinos y de pobres. Cada persona maya o guatemalteca que use su traje maya lo hace con su peculio propio un militar jefe o no, el Estado con nuestros impuestos le viste su uniforme y sus “galones”.

  12. Se dieron muchas circunstancias del ataque a la señorita:
    1. El decir que es un término guatemalteco, cuando en Guatemala no decimos “Haceme el paro”.
    2. Ella uso un güipil guatemalteco, lo cual me pareció bueno, pero la otra señorita usó un güipil de Yucatán, hablaba no como guatemalteca y rasgos parecían de indígena de América del Sur (esta señorita ya no apareció) y nos molesta que exista intervención extranjera iniciando por la intervención gringa.
    3. El movimiento en contra de OPM era sin bandera política, hasta que aparecieron los de izquierda y desmotivaron a todos, hoy ya no es lo mismo. Ni izquierda ni derecha, sólo guatemaltecos con deseo de cambios positivos.

  13. Fede Valencia on

    Un saludo desde México. Me gustó mucho tu texto. Nuestras problematicas son tan parecidas que me resultó como estar leyendo algo sobre mi país. Y al leer los demas comentarios, la identificación fue mayor. Los retos que enfrentan nuestros pueblos son apremiantes, y descomunales. Compartimos el mismo hartazgo y, sin duda alguna, nuestros pueblos merecen mucho más. Un abrazo.

  14. Mario Palacios on

    También escribo desde México, donde existe no una doble, si no una triple moral… En efecto, compartimos muchos problemas (al fin y al cabo, vivimos en países tercermundistas gobernados por miserables parásitos!). Lo complejo y atenuante de nuestros grandes padecimientos, es la desunión de nuestra propia gente; ya que cada quien vela por sus intereses y poco o nada le importa el prójimo (hablo generalizando y claro que existen gratas excepciones)… En definitiva, nos falta empatía. Por cierto, por ahí leí que alguien escribió que el “vocablo” (lo cual me suena rebuscado y mas bien es una expresión) hacer el paro, es de origen salvadoreño, a lo cual me permito aclarar, que es de origen mexicano. Saludos.

  15. FEDE VALENCIA on

    Ultimamente me resulta muy frecuente, al leer a algun compatriota mexicano comentando en algun foro o en relación a algún tópico diverso, que me dan ganas de deslindarme. hay un dejo de descortesía, un no se que de suficiencia que me resultan desagradables. Me deslindo del comentario de Mario. No me atrevería a ser tan tajante al especificar las problematicas de un pueblo hermano, en primera por el posible desconocimiento, pero, sobre todo, por educación.

  16. me parece inverosímil que ante un aparato de gobierno que se desmorona por la corrupción, la discusión y la presión de la sociedad, se detengan por la vestimenta de una persona. Pero qué demonios importa si la mujer iba con huipil, mezclilla o seda? Dejemos la mentalidad de colonia decimonónica española (en México pasa igual) y avancemos a una democracia donde quepamos todos y todos tengan voz, indígenas, perseguidoras de la moda, catrines, hipsters, hippies. Todos. Por cierto, les escribo desde México, donde busque en la web las fotos de las manifestaciones y para mi tristeza, no encontré fotos de los fotógrafos de los diarios guatemaltecos, solo de las agencias internacionales. Qué pasó allí? No les importó a los medios locales la coberturas? Saludos!

  17. Rosamaaria Garcia on

    Alejandro, si yo vistiera sombrero me lo quitaria una , cien y mil veces ante ti. Lo mejor de un escritor, periodista, critico , cantautor, comunicador, etc, etc, etc, es el poder crear polemica y discusion. El que las personas puedan expresar sus opinines libremente acerca de un tema sin que esas opiniones puedan dañar al creador de la polemica, es absolutamente fantastico y profesional. Ahhh… Amen a tus opiniones!!!

Leave A Reply