El indignómetro (II)

1

Entre abril y junio se hizo evidente que éramos muchos quienes pedíamos la renuncia del presidente Otto Pérez, no solo en las calles sino también en las redes sociales. El Twitter resultó un medio ideal para cuantificar con qué fuerza se pedía el #RenunciaYa así que para medirlo creé una herramienta: El Indignómetro. Hace tres días decidí volver a tomar el pulso y el resultado fue abrumador.

Hasta el seis de mayo que publiqué ese artículo había contado más de 22,000 tuiteros –usuarios únicos– que pedían la renuncia del presidente, cantidad que siguió creciendo en las semanas posteriores al artículo hasta llegar a más de 25,000 tuiteros a principios de junio cuando las marchas tomaron un cauce más enfocado: el de exigir un antejuicio para el presidente y reformas a la ley electoral por vías legales.

Hace poco el presidente comentó que pensaba que ya nadie había seguido pidiendo su renuncia. Gran equivocación. El congreso gracias a los múltiples bloqueos de la bancada del partido LIDER y el PP –y sus allegados– rechazó conocer el antejuicio para Pérez, lo cual sumado a las nuevas revelaciones de la CICIG y el MP vinculando directamente a Baldetti y Pérez como cabezas de la estructura criminal de La Línea fue un cuasi-llamado para que la indignación se vocalizara de nuevo; las vías legales estaban estancadas. La gente siguió saliendo a las calles y continuó expresándose en las redes sociales. Esta vez con más fuerza, nadie ha olvidado nada.

Recopilé nuevos datos para El Indignómetro, esta vez sólo conté los que expresaron su explícito rechazo a Otto Pérez entre el viernes 21 y el martes 25 de agosto por Twitter

Captura

El pico más pronunciado en la gráfica es el instante en que Pérez daba su mensaje televisivo el domingo en la noche. En estos 4 días 43,500 personas han comentado el tema de La Línea y de esas 28,500 piden la renuncia del presidente con 82,000 tuits y casi un millón de retuits. No son «pocos» ni menos que en Junio; son cada vez más Otto. Renunciá ya.

Share.

About Author

Alejandro Echeverría

Alejandro es ingeniero, tecnólogo, fotógrafo y montañista.

1 comentario

  1. Pingback: El indignómetro (II) |

Leave A Reply