Entre la crisis: ¡nos falta Batman!

4

El “valor de verdad” de los memes es que son parte del pulso de lo que va sintiendo/ pensando una parte de la población. Esto es lo que ha pasado cuando se muestra al comisionado Iván Velásquez como un superhéroe o similar: entre Batman, Ironman y Terminator.

Sobre todo después del error de Baldizón de hablar en CNN y de ser refutado por Martín Rodríguez de Nómada y el propio Iván Velásquez, se han publicado mensajes pidiendo la nacionalización del colombiano o diciendo que “nuestro” héroe no es un guatemalteco sino el comisionado.

Un poco jodido, ¿no?

Precisando para evitar malentendidos: es de reconocer y valorar el trabajo que están haciendo la CICIG de Iván Velásquez y el MP de Thelma Aldana al investigar y capturar diversas estructuras criminales incrustadas en el Estado guatemalteco y en el ámbito político (1). En palabras del propio comisionado Velásquez, un trabajo que se venía preparando desde años anteriores con diversas propuestas de leyes y el fortalecimiento del MP, a lo que se podría añadir, el papel de la fiscal Claudia Paz y Paz.

Sin restarle el mérito al comisionado actual, se debe advertir que los excelentes resultados que se están obteniendo en este momento también tienen un trabajo preparatorio que los posibilita.

Dicho esto, hay que examinar esta reacción un tanto histriónica que se ha producido en torno a la figura del comisionado. Siguiendo el juego propuesto por los memes, la figura más apropiada para compararlo no sería Batman, sino el fiscal Harvey Dent que aparece en la película “Batman. El caballero oscuro”, dirigida por Christopher Nolan.

La trama es sencilla, pero muy adecuada para establecer la comparación. Ciudad Gótica está llena de criminales. Batman los combate, pero empieza a cuestionar su papel cuando aparece el personaje del fiscal Harvey Dent, el “caballero blanco” en contraposición a su oscura figura. Harvey Dent trabaja dentro de las leyes para combatir a las mafias y lo hace muy enérgicamente. Posteriormente se transforma en malo, pero su imagen se mantiene como compromiso en la lucha contra el crimen. De hecho, en la posterior entrega de la saga, su recuerdo se mantiene como mito y como garantía de la lucha contra el crimen en la ciudad.

Se convirtió en “héroe”.

Indudablemente que la analogía tiene sus serias limitaciones, incluyendo que el comisionado Velásquez tiene muy pocas oportunidades de convertirse en el villano “Dos Caras”. Pero muestra un aspecto relevante es el hecho de transformarse en “héroe” para la población respectiva. Un referente.

Huérfanos de ideales y queriendo que las cosas cambien de manera rápida y efectiva, parece que hay una necesidad profunda de encontrar esa figura mítica que cambie las cosas…sin el correspondiente trabajo nuestro.

Y con todo lo bueno que puedan hacer figuras como Velásquez o Aldana, vale la pena recordar que esta situación de corrupción ha sido resultado de un complejo entramado de intereses y pasividad en el que estamos incluidos buena parte de los ciudadanos y ciudadanas de este país.

La investigación de la línea “nos despertó”, dicen. Hay que ver, entonces, que estábamos bastante dormiditos.

Si tenemos un buen fiscal, debemos recordar que no tenemos un Batman que nos salve y sí muchos guasones bastante grotescos (en honor al Guasón, éste es un malo “puro”, no un malo tan chafa como los políticos).

Es más: pese a nuestras ilusiones infantiles (y manipuladas por la industria del espectáculo) Batman no vendrá y cambiará las cosas.

Cambiar las cosas nos toca a nosotros. Ya se ve que nos está faltando el tiempo.

(1) Trabajo que no tiene una contraparte igualmente meritoria en el sistema de justicia, mucho menos en el sistema penitenciario. De fondo también hay otra paradoja: la CICIG es la confesión de nuestra impotencia para poder darnos justicia pronta y efectiva (ligado a muchísimos factores que no se tratarán aquí).

Share.

About Author

Mariano González

Psicólogo errante por otros campos y quizás errado. Ha llegado aquí por azares del destino y haber recibido privilegios inmerecidos, como comer los tres tiempos. Perpetra algunos artículos y ensayos. Fascinado con la imagen del ángel de la historia de Walter Benjamin, intenta (sin saber si bien), seguir la exhortación de "pasar por la historia el cepillo a contrapelo".

4 comentarios

  1. Pero acuerdese que la memoria de Harvey Dent se mantiene como una mentira. Si, es para crear un faro de luz que dé esperanza a la sociedad, pero igual siempre será una mentira. He ahí el peligro de levantar monumentos a ídolos que en realidad son sólo humanos que estan susceptibles a caer por sus falencias. Y totalmente de acuerdo con la conclusión.

    • Mariano González
      Mariano González on

      Claro, la película es bastante interesante, incluso por la discusión que hace sobre la ley. Gracias por comentar

  2. Mariano González
    Mariano González on

    Creo que la crisis nos agarró con los calzones bajos. Sin organización no es posible accionar adecuadamente.

Leave A Reply