¿Et tu Thelma?

0

Más que un dilema puramente personal, Thelma Aldana tiene enfrente la disyuntiva de toda Guatemala: rescatar lo que queda de la institucionalidad del país o hacerlo avanzar a toda máquina hacia el Estado fallido. Aldana se ganará un lugar en la historia independientemente de lo que decida hacer.

Su posición no es para nada envidiable; su idoneidad para llegar al puesto de Fiscal General se cuestionaba desde mucho antes de arribar a Gerona. Su errática actuación en el caso Lima no hace nada para dispersar los rumores de que llegó a la jefatura del Ministerio Público precisamente por su falta de independencia con el gobierno de Otto Pérez Molina.

Si el camino de Aldana estaba cuesta arriba antes de empezar, los graves señalamientos que Byron Lima hiciera sobre su supuesta participación en el cierre del antejuicio de un diputado, por dinero, la ponen directamente en la picota. No ha ayudado el que haya descartado a priori y sin ningún fundamento investigar a Mauricio López Bonilla ni la torpe decisión de pedir reserva judicial para la declaración de Lima en la primera audiencia. Todo esto lo ha hecho Aldana a sabiendas de que el mundo entero tiene los ojos puestos sobre ella.

A estas alturas no se sabe si los señalamientos están fundamentados o no, pero la dirección en que se mueva la percepción pública dependerá de lo que decida hacer la Fiscal General en los próximos días. Si más evidencia contra López Bonilla sale a luz y la negativa a investigarlo persiste, será muy difícil para Aldana desvanecer los rumores que ilegitiman su nombramiento en la mente de muchos.

Si Aldana es inocente de todo cargo y llegó a la posición exclusivamente por sus méritos necesita demostrarlo rápido. No tiene muchas opciones, antes de que el juez se lo ordene debe anunciar la investigación del ministro López Bonilla y no descartar la posibilidad de investigar al mismo presidente en caso de que la evidencia señale en esa dirección. También debe colaborar abiertamente con la CICIG en lugar de hacer lo que por el momento podría considerarse interferencia.

Si los temores de sus críticos se confirman y Aldana está y ha estado siempre al servicio del Partido Patriota sus acciones hablarán por sí mismas. Continuará actuando ilógica y erráticamente, se empecinará en proteger a López Bonilla y Pérez Molina a cualquier costo y tratará de descarrilar el juicio contra Byron Lima.

La pelota está en su cancha, Señora Fiscal General.

Share.

About Author

Abraham Barrios

Estudiante empedernido de la naturaleza humana y amante de las causas perdidas. Aparte de eso, muy difícil de etiquetar.

Leave A Reply