Explicar a Jimmy (no es broma)

13

Es asombrosa la capacidad de Jimmy de reducir sus actividades públicas a intrascendencias y a decir estupideces, frases trilladas o malos chistes. Esto genera consenso. Sin embargo, ¿De dónde proviene esta pasmosa capacidad para meter la pata?

En serio, no es fácil que en cada aparición pública se encuentre una imagen, una expresión, una salida que se preste para la crítica. Evidentemente existe el derecho de hacer y decir burradas, pero el problema al que asistimos con el PRESIDENTE DE LA REPUBLICA es que abusa de ese derecho.

Tiene a ilustres predecesores como Berger o la propia Baldetti, un poco más lejos a Lucas. Pero en el corto lapso de tres meses pareciera que quiere dejar marcada su huella a la posteridad: un presidente payaso (con perdón de los payasos) con el record de metidas de pata públicas.

De nuevo, no es fácil lograr lo que Jimmy está logrando. De hecho se nota el paso que sus propios seguidores fuertes (los famosos jimmyliebers) han sido obligados a dar. De un “déjenlo trabajar” han pasado a un “trabaje ahora”, lo que implica ya un cambio significativo.

Los demás nos mantenemos en un estado de sorpresa, enervamiento y risa porque es mejor eso que llorar. Para qué repetir frases e insistir en lo que ha dicho. Todo mundo lo conoce y lo “memea”.

Pero como aquí somos serios, debemos intentar explicar lo que está ocurriendo con Jimmy.

En primer lugar, podemos encontrar un aspecto de fondo: como lo ha demostrado claramente, no tiene idea de lo que está haciendo. Sin un plan de gobierno serio, hace cualquier cosa que se le ponga enfrente. A esto se añade algo igualmente preocupante: no tiene un buen equipo de asesores y políticos que puedan, con honradez y valentía, señalarle lo bruto que se está viendo (al contrario, seguramente le dirán que está haciendo muy bien y que el problema es que somos una bola de resentidos… analistas leninistas dijo aquél que tenía planta de abuelito con Alzheimer).

Digamos que estos son los aspectos estructurales que dan cuenta de la falta de dirección que hace gala. Sin proyecto, sin equipo, está al frente del gobierno por el hecho que presentó una imagen de inexperiencia (que resultó cabalmente cierta) y la idea de que no es corrupto ni ladrón. De hecho, su magisterio moral está haciendo que surjan competidores serios como aquél que les conté que propone la ideaza de #iMarimba.

En segundo lugar, hay una posible condición que ya en el puesto agrava los problemas estructurales que se señalaron. La fatal narcisización que ocurre en los políticos cuando ocupan puestos de importancia y no tienen correctivos importantes (además de achichincles que lo refuerzan). En términos más elegantes, esto es lo que señaló E. Dussel al hablar de fetichización del poder: bajo ciertas circunstancias los políticos creen que son la sede del poder (y no el pueblo que los puso allí. Otra cosa es si fue pendejo al ponerlo allí).

A esto habría que añadir que a la par de esa narcizisación existe una presión exigida por el puesto que puede desequilibrar a personas en las que no existe idea de qué hacer en el lugar en el que están.

En tercer lugar, concurren una serie de características personales que podrían ayudar a las metidas de pata. En primer lugar su larga trayectoria como mal cómico. Este es su rol más cómodo y al que acude en cualquier momento. Ya se ve que le juega malas pasadas, pero es el recurso que tiene a la mano.

Cierto histrionismo, poca flexibilidad intelectual y emocional y el asunto se completa. Tenemos a Jimmy.

El gran problema es precisamente ese: tenemos a Jimmy. Es decir, nosotros contribuimos a que llegara allí. Sobre todo los que votaron por él. Pero también un poco los ciudadanos que hemos permitido que políticos cómo él tengan algún chance de llegar a la presidencia.

Jimmy es el político que es porque nosotros lo hemos permitido. Por alguna razón es que está allí.

Al final, aunque no sea cierta, la imagen que podría quedar de este gobierno es la de la tropa loca discutiendo en una reunión de gabinete y Jimmy solo, tenazmente concentrado, en jugar capirucho.

 


 

1 Este artículo debe mucho a las discusiones tenidas en el Grupo de Estudios del Almuerzo, cuyos miembros se reconocerán, espero, en estas líneas.

Share.

About Author

Mariano González

Psicólogo errante por otros campos y quizás errado. Ha llegado aquí por azares del destino y haber recibido privilegios inmerecidos, como comer los tres tiempos. Perpetra algunos artículos y ensayos. Fascinado con la imagen del ángel de la historia de Walter Benjamin, intenta (sin saber si bien), seguir la exhortación de "pasar por la historia el cepillo a contrapelo".

13 comentarios

  1. Salvador Sarazúa on

    Muy buena exposición al respecto de nuestro “PRESIDENTE ACCIDENTAL” (Porque realmente eso fue… Un accidente electoral producto de toda la licuadora política que se vivió durante todo el 2015). Estoy de acuerdo en un 99% de lo que el autor cita en su artículo. Lo único que lamento es la triste comparación de un exmilitar con un “abuelito con Alzhimer”. Yo tengo un ser muy querido de 91 años que padece de esa enfermedad y no es agradable ver que alguien agarre el término para demeritar a un exmilitar al que en lugar del término utilizado le hubieran calzado a medida otros como “trasnochado” o “de poca monta”. Por lo demás, muy cierto lo aquí expuesto.

  2. Rosa Bravatti on

    Me parece su análisis elegante puntual, no me parece el gobierno de Jimmy pero igual o peor, hubiera sido los participantes cercanos que se quedaron frustrados, como estaríamos no, sabemos “pendeja o no” prefiero un integrante de la tropa loca gobernando que a los contendientes que se quedaron en el camino, participe dentro de cuatro años en política quien quita y vote por usted,

    • No fue esa la intención, Salvador. No haga clavo donde no lo hay.
      Tranquilo, es un muy buen artículo y totalmente dice lo que sabemos y muchos sabemos aún más.

    • jaime canastuj on

      Sin aliento en esta Guatemala nesecitada De un cambio y con este prepotente y su bola de lamezuelas hasta donde bamos a permitir estas bufonadas y más quienes votaron por esa estupidez del plan 20 20 que en los foros tanto pregonaban y nunca dijeron que era esa mamada

    • Mariano González
      Mariano González on

      Es posible que estuvieramos igual o peor con aquella, pero también es posible que la demanda más razonable, aunque levantara poco apoyo, era la transformación de las reglas del juego. Saludos.

    • Mariano González
      Mariano González on

      Gracias por el trabajo de comentar. Tal vez deba insistir en dos aspectos: 1. El gobierno merece una crítica fuerte. 2. Los ciudadanos y ciudadanas deberíamos intentar algo más que votar por el “menos peor” todas las elecciones.

  3. A decir verdad, hay mucho enredo en todo esto y aun mas, me cuesta entender la opinion del autor de esta nota. afortunadamente no tenemos a otro Politico “Entrenado”, por lo tanto tenemos a un Ciudadano representativo de la mente y de los principios comunes chapines. Y pienso que es tarea de nosotros mismos ir moldeando al querido Jimmy. Es mas, Jimmy deberia de dejarse aconsejar por quien voto por el para Presidente. es mas cierto aun el hecho de que Jimmy fue nuestro Salvavidas Politico … fue la broma que tiramos a los Corruptos mal habidos, a esa calaña encadenadamente perpetua de H de P de siempre.

    • Mariano González
      Mariano González on

      Estimado Fernando, el artículo pretende ser claro: una crítica a Jimmy. Más allá del tono irreverente, el problema es que el presidente no tiene idea qué hacer…y también somos responsables por ello (algunos por no saber construir una fuerza social que se opusiera a las elecciones, aunque hay que reconocer que era muy poco tiempo.

  4. Eugenia Escobedo on

    Ahora todos son expertos en política, en psicología, en administración etc, etc, todos tienen la formula para resolver los problemas del país. Pero hace unos tres años todos calladitos, esperando a ver que pasaba. Por que no forman su partido y participan, por que están esperando que otros lo hagan,? Respondo: por que es más fácil criticar, ser analistas, que ser operadores. Cuantos de los que critican han dirigido por lo menos a cinco personas, sabrán que no es fácil, y menos en instituciones del Estado con Sindicatos y otras mafias enquistadas por muchos años. La situación del país es difícil, por que no envía propuestas de solución, en vez de estar señalando. Será que quiere ser presidente, lance su campaña y quien quita le toca en el próximo periodo.

    • Mariano González
      Mariano González on

      Estimada Eugenia, estoy de acuerdo con usted que gobernar este país con las mafias enquistadas y el modelo político que tenemos es cosa seria… algo que va más allá, definitivamente, de mis más alocadas expectativas.
      Creo que la crítica cumple una función positiva importante: señalar lo malo, advertir la distancia que se tiene con aquello que se espera o podría ser. En ese sentido, pese a que es un argumento recurrente de que quienes criticamos no proponemos, podría ser que la crítica cumpla una función importante en la democracia. Vea que a partir de ello podemos dialogar con usted. :)

  5. El sr presidente no deja de ser una bofetada y un llamado a la reelección sobre el hecho que en Guatemala “Cualquiera puede ser presidente”. Eso es una gran irresponsabilidad de legisladores ignorantes o mafiosos y un escarnio para un pueblo sumiso que esta acostumbrado a” dejar hacer y dejar pasar “. No es el caso que no tengamos jente preparada , valiente y capaz. Hace falta exigir cualidades especiales para ser candidato ( perfil del cargo! )

Leave A Reply