¿Gobernar con el beneficio de la duda?

0

Ovidio ParraPor Ovidio Parra

La pregunta va enfocada directamente a la legitimidad que tendrá el próximo gobierno del FCN bajo el “liderazgo” del presidente electo: Jimmy Morales. Y es que como lo queramos nombrar, legitimidad o beneficio de la duda nos lleva siempre a lo mismo, la desconfianza que tenemos frente al sistema político de nuestro país.

Es claro que el futuro gobierno –sí “futuro gobierno” porque no solo se votó por Jimmy– enfrenta un escenario poco favorable para ejercer. Con 11 diputaciones será difícil avanzar sobre los ejes de gobierno que se estipulen, pues no se ve un plan concreto, ¿si quiera un plan serio?; definitivamente tendrán que utilizar la negociación como medio para concretar sus planes. Pero ya conocemos de la incapacidad de los diputados por ser leales a sus partidos electoreros, por lo que el tamaño de las bancadas aún seguirá en “veremos”.
Retomando el tema de la pregunta inicial cabe destacar eso del “beneficio de la duda”, socialmente hablando, esta realidad que corre de boca en boca entre los jimmylibers y otros escépticos afines a la derecha de este país invaden el entorno político por la nueva elección. Pero habrá que considerar el siguiente punto:
– Otorgarle el beneficio de la duda a Jimmy no es otorgarle el mismo derecho a su equipo de gobierno.

Pues bien, es cierto que FCN-Nación no tiene experiencia en gobierno, pero eso no significa que quienes conforman la agrupación sean caras viejas (de la vieja política) en el entorno político del país, principalmente y aunque no lo confirmen, el partido está repleto de ex militares y quien mejor lo representa es el coronel Edgar Ovalle, a esto hay que añadirle el apoyo de las defensas de autodefensa civil (EXPAC).

Son varios medios de comunicación los que señalan al coronel Ovalle como la mano derecha de Morales o quien realmente dirige los hilos del partido. Y por más que Jimmy intente alejarse –hasta cierto punto– del oscuro pasado militar de lo que gira alrededor de FCN-Nación no podrá evidenciar lo contrario.

Así como no puede esconder su falta de tacto y conocimiento al hablar de realidad nacional y sus propuestas de desarrollo. Hasta se le ha ocurrido auto-compararse con el Dr. Juan José Arévalo (por su falta de conocimiento político), con comediantes de renombre como Cantinflas (por ser un comediante) y dice que viene de un programa social como su licenciatura en la USAC. Vamos, una cosa es que alguien lo compare por lo que realmente es y ha hecho y otra es auto-comparase con personajes que resaltan por cómo hicieron las cosas en un periodo de tiempo en la historia, lo menciono tanto en la política como en la comedia.

Cabe aclarar que no se está menospreciando su profesión, sino su falta de conocimiento, es evidente también que no goza de suficiente legitimidad pues el abstencionismo y el voto nulo/blanco fue alto y sobre eso hay que considerar como variable el voto “anti-Sandra” que no es lo mismo que sentirse representado por él.

En diversos medios de comunicación vemos de a poco a personajes como José Ramón Lam –asesor financiero– que ha sido acusado de cometer plagio, a Elmer Beltetón Morales –encargado de transición– quien ha trabajado en gobiernos anteriores, su cercanía a las iglesias evangélicas –ojo no estoy contra la religión– sino porque ¿de qué le sirve acercarse a los grupos religiosos predominantes si el Estado es laico? o la influencia militar dentro del partido, militares de la vieja política que influenció el aparato estatal con mayor fuerza durante el período de guerra interna y del que muchos señalan que no querían firmar la paz.

En conclusión es prácticamente imposible dar el beneficio de la duda al futuro gobierno, se le daría en caso de que todos los funcionarios que tomen posesión tengan conocimientos mínimos sobre administración pública y temas políticos en general, no caigamos en la trampa de siempre al cegarnos ante criterios mediocres y falacias.

Es lo que es, un futuro gobernante sin conocimientos de Estado, un pasado oscuro sobre su conformación militar partidaria y un intento más de la derecha por mantener el estatus quo y continuar con los fanáticos que se aterran al escuchar la palabra “izquierda”.
Por cierto, también hubiera criticado un eventual gobierno de la UNE, la lucha es contra el sistema.

Share.

About Author

Firma Invitada

Autores invitados y colaboradores en la página de El Salmón

Leave A Reply