Gracias a El Salmón

0

Eran mediados de 2013 y yo regresaba a Guatemala  luego de una temporada en Francia por razones de estudio y trabajo, cuando Fernando Ramos, a quien no conocía personalmente en ese momento,  me contactó por Twitter para reunirnos y conversar sobre un proyecto que él tenía en mente desde hacía tiempo: juntar a un grupo de personas con criterios coincidentes sobre la realidad nacional y crear un medio electrónico para compartir y difundir nuestras ideas y puntos de vista.

Justo en el país se llevaba a cabo el juicio por genocidio contra Efraín Ríos Montt y en la TL muchos expresábamos lo que sentíamos al escuchar los testimonios de testigos y sobrevivientes de esa barbarie en Quiché que estaba siendo juzgada 30 años después de ocurrida. La infamia de nuestra historia estaba siendo escrita en la sala mayor de la Corte Suprema y en la red social se sentía una división de opiniones que muchos han dado por llamar “polarización” y que abonaba a la sensación de que después de 36 años de guerra y a casi 20 años Acuerdos de Paz, la reconciliación en la sociedad guatemalteca seguía siendo un pendiente.

En ese contexto, Fernando nos invita a trece personas y a mí a formar parte de ese proyecto. Es así como luego de varias reuniones en Trova Jazz, cafés del centro histórico y uno que otro bar, además de varias cadenas de correos electrónicos, es presentado un 20 de octubre de 2013 en el Gran Hotel la revista electrónica a la que bautizamos como El Salmón, por la costumbre de ese pez de nadar contra la corriente para desovar.

Hoy, cuatro años después, por El Salmón han podido escribir y expresarse varias personas que, como yo, no habíamos tenido antes la oportunidad de hacerlo. Diversas circunstancias hacen que hoy se cierre un ciclo para la revista pero estoy seguro que como ese pez, nuestras ideas y convicciones sabrán abrirse camino contra la adversidad y seguirán expresándose, aquí o en otro lugar, abonando al necesario intercambio de opiniones para construir una mejor realidad. Confío en ello.

Mientras tanto a todos con quienes he compartido gracias a El Salmón, real o virtualmente, les agradezco sincera y profundamente por regalarle minutos de su atención a este blog que titulé Fragoso, porque en ese barrio del estado de Rio de Janeiro escribí mi primer texto. Pero esa historia la contaré en una próxima.

Obrigado.

Share.

About Author

Juan Carlos Carrera

Abogado especialista en materia ambiental y administración pública. Escribo en El Salmón desde octubre de 2013. Creo en la palabra como uno de los mejores medios para construir puentes entre las personas, exponer nuestras ideas y abrirnos a los demás: Fragoso es un intento de ello.

Leave A Reply