¿Hay algo parecido entre Manuel Baldizón y Hugo Chávez?

3

Luis Fernando GarcíaImagen tomada de deguate.com

Por Luis Fernando García Cristiani

Estuve conversando con unos amigos acerca de la coyuntura política y los problemas que nos aquejan como país. Inevitablemente salió a colación el tema Baldizón. Comentaban que, en una potencial llegada al poder de este personaje, el futuro que nos depara es similar al de la actual Venezuela (inestabilidad política, crisis económica, altos niveles de inflación, etc.). Otros hacían la comparación entre Hugo Chávez y Manuel Baldizón, arguyendo que su forma de hacer política era igual, y que las condiciones estaban dadas para un destino similar entre ambos países, tomando en cuenta que Manuel Baldizón también se ha pronunciado a favor de una Asamblea Nacional Constituyente que le permita hacer cambios a la Constitución Política. No es la primera vez que escucho este tipo de comparaciones, ni será la última. Incluso, se ha llegado a escuchar en algunos medios masivos estos mismos argumentos.

De esa cuenta es que intento ejemplificar por qué, a mi parecer, la comparación entre Hugo Chávez y Manuel Baldizón es errática y fuera de contexto, tomando en cuenta que los intereses y condiciones de toma de poder han sido muy distintos en cada personaje.

A finales de los años 80, Venezuela se encontraba sumida en una crisis política y económica que trajo como resultado el “Caracazo” en el año 89. Carlos Andrés Pérez era el encargado de impulsar medidas de corte neoliberal requeridas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).
El “Caracazo” fue producto de la poca legitimidad que tenía este gobierno en algunos sectores Venezolanos, lo que levó a un desgaste mayor de Carlos Andrés Pérez.
El fenómeno “Chávez” apareció tres años después, en el 92. En un intento de golpe de Estado, Chávez buscó derrocar al gobierno de Carlos Andrés Pérez por la vía armada. Fracasó y fue apresado. Aquí aparecen dos características que años más tarde le serían de gran utilidad para hacerse del poder por la vía electoral:
• Chávez asume su responsabilidad del golpe de Estado, lo hace en cadena nacional. En un país donde nadie asumía responsabilidades.
• En el imaginario colectivo, Chávez se posiciona como un actor de rechazo hacia la política tradicional, podríamos llamarle un actor de pleno rechazo al status quo.
Volviendo al tema Baldizón-Chávez, estas dos características son útiles para hacer comparaciones que considero importantes. El hecho de que Chávez asuma responsabilidades es algo no se le puede comparar con Baldizón (ni con ningún actor político de la coyuntura nacional), por otra parte a Chávez se le posicionó en su momento como un actor anti-sistema y anti-institucional. Si hacemos un poco de memoria política, a Baldizón lo recordamos, entre otras cosas, por el pacto de la impunidad PP-LIDER (Otto Pérez Molina y Manuel Baldizón). Si recuerdan ellos fueron los encargados de, hace unos meses, crear a su antojo y gana el Organismo Judicial. Por otra parte, Baldizón y su partido protegieron la inmunidad de Otto Pérez Molina, y esto el mismo Baldizón lo comentaba en los medios de comunicación, respaldándose de: “Proteger la institucionalidad del Estado”. Aquí lo esencial es recalcar que si a Hugo Chávez se le reconoce como un actor anti-institucional y de rechazo a la política tradicional, a Baldizón no solo se le reconoce como un actor que protege la podrida institucional del país, sino además alguien que se beneficia de la política tradicional y teme que la salida de alguien como Otto Pérez Molina del juego político, implique un riesgo a las actuales reglas del sistema político. Gran diferencia.
Otra característica de Hugo Chávez fue su marcado discurso anti-élites y su fomento a las políticas anti-neoliberales como respuesta al modelo que prevaleció de 1980 hasta final de los 90 en Venezuela. Básicamente querer darle más poder al Estado. Llama la atención que haya comparación en esto con Manuel Baldizón, ¿acaso se podría decir que la mal llamada “Ley Baldizón de Empleo” busca hacer más fuerte al Estado de Guatemala? No creo que una ley que busca ampliar las exenciones fiscales favorezca a darle más capacidad de acción al Estado. Según un estudio del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) en el primer año de vigencia de la ley se dejarían de percibir alrededor de Q1 mil 900 millones.
En el aspecto propiamente electoral, Hugo Chávez llegó al poder en 1999 con apoyo masivo del 56%, lo que le valió para ganar en la primera vuelta, algo que en las actuales condiciones del país es impensable que Baldizón alcance. La forma de operar de Hugo Chávez con su nicho electoral fue que, para bien o para mal (según lo quiera ver el lector), fue un líder carismático que hizo política con el acercamiento a la población más popular. Su capacidad para crear un vínculo muy directo con la gente fue lo que al final lo mantuvo tanto tiempo en el poder. Algo incomparable, no solo con Baldizón sino con casi todos los actores de nuestro sistema político que basan la ganancia del voto en acciones clientelares y de dependencia.
Amigo lector, si usted logró leer hasta aquí, podrá creer que este es un artículo en defensa del gobierno de Hugo Chávez y de Venezuela. No lo es. No pretendo con este escrito mencionar los múltiples errores que el gobierno Chavista pudo cometer y que hoy en día sufren las consecuencias. Mi intención fue simplemente mostrar la diferencia de dos actores políticos y de cómo estos utilizan mecanismos distintos para un mismo objetivo, la toma del poder.
Si aún ve cierto parecido entre estos actores, le daré la razón en algo, a uno le gustaba el color rojo tanto como al otro le gusta en la actualidad.

Share.

About Author

Firma Invitada

Autores invitados y colaboradores en la página de El Salmón

3 comentarios

  1. Admiro a Chavez al no ser un títere del complejo industrial de medios (hollywood, noticieros, etc), para justificar guerras y miseria en el mundo de doble moral, y por devolverle la dignidad que se merece latinoamerica. Todos los medios son controlados por el mismo centro de poder, y no creo que los títeres locales estén en la jugosa nómina de las agencias de inteligencia (la tv ya he hecho su trabajo) o tal vez me equivoque.

    Oponerse al sistema mundial tiene su precio, grande Venezuela.

  2. Gracias Josue Julio por su comentario. Totalmente de acuerdo. Venezuela ahora, antes Cuba, víctimas del “terrorismo” mediático.

  3. Comparar a Hugo Chavez con Baldizón, es descabellado, típico de los que atacan un sistema que lucha por liberarse de las fauces del imperio. No podemos negar que en Venezuela existe inestabilidadad pero esto no es responsabilidad del gobierno Chavista, es de los opositores integrado por los sectores oligárquicos, que tienen la propiedad los medios de comunicación y desde luego con el apoyo del país del Norte. Esta inestabilidad es similar a la que provocó la CIA en el Chile de Allende. La diferencia entre Chávez y Baldizón es que el primero representa los intereses del pueblo y Baldizón los intereses de los mismos que actualmente nos gobiernan.

Leave A Reply