It´s the poverty, idiot…

2

Ronalth OchaetaPor Ronalth Ochaeta

¿Qué causa más rabia?, la pobreza de argumentos de la élite empresarial y política del país o la de los bolsones de pobreza dispersas en todo el territorio nacional. Causa malestar escuchar las declaraciones de FUNDESA en relación a los resultados presentados por el INE sobre la ENCOVI 2014, que nos sitúa en el sótano de los avances en materia de reducción de pobreza en el continente, y queda en evidencia que la ortodoxia y la rancia forma de pensar de la élite de este país asume una posición dogmática y poco consecuente ante a la evidencia empírica de estudios serios.

Si bien es cierto, los resultados son poco alentadores, pero no deja ser un llamado de atención al próximo gobierno, que a marchas forzadas debe repensar el rol social del gobierno de Jimmy Morales. Los pobres de este país necesitan ser atendidos con celeridad y es vital que se abran espacios en el gobierno para discutir lo urgente, necesitamos buscar soluciones para esos nueve millones de personas que a duras penas viven con lo mínimo.

Los liberales que somos consecuentes, apelamos al uso de la racionalidad y aplicación del método científico para construir soluciones para mejorar el bienestar de las personas, creemos en la igualdad de oportunidades y en la justicia social. La ortodoxia asume una posición conservadora y dogmática, no es casualidad la defenestración de la ENCOVI 2014 de parte de FUNDESA. Reducir y trabajar para erradicar la pobreza no es instaurar un régimen autoritario de corte populista, ni mucho menos resucitar a Lenin para instaurar el ideario del comunismo soviético, necesitamos encontrar respuestas para encontrar el equilibrio para el desarrollo económico y social de país, desde una perspectiva incluyente, seria y congruente a la realidad de la mayoría, y no bajo los privilegios que una minoría impone. Un liberal inteligente sabe que invertir en políticas para la reducción de la pobreza, es un gran negocio para todos.

Causa rabia observar que las élites cercanas al poder se inventan “cualquier babosada” para justificarse. Los últimos resultados de la ENCOVI deberían ser un llamado de atención para todos los sectores políticos y sociales del país. Si bien podemos culpar a la corrupción y dar explicaciones multicausales de la pobreza, es necesario recurrir al sentido común: “Somos pobres porque nuestros líderes y actores influyentes han tomado malas decisiones, y aún así se justifican.” La pobreza no se arregla con smartphones, ni con capacitaciones en YouTube, mucho menos con exoneraciones y exenciones fiscales, ni mucho menos impulsar presión al Congreso con iniciativas de “promoción del empleo” que ocultan intereses opacos y el reforzamiento de privilegios hacia una élite.

Si este país, quiere avanzar necesitamos ideas serias, con argumentos basados en evidencia empírica y científica, no necesitamos recitar manuales de Hayek, Friedmann y Von Misses. Necesitamos de líderes, empresarios y una ciudadanía comprometida a entablar un diálogo constructivo, propositivo y basado en argumentos serios para construir soluciones viables para reducir la pobreza y desigualdad.

Necesitamos más inversión social, necesitamos reinventar la política social y diseñar un sistema de protección social que sea efectivo y eficiente. Para eso necesitamos, dinero, recursos y mucha voluntad política. Reducir la pobreza implica desarrollar políticas públicas para ayudar a los más vulnerables y trasladar desarrollo integral al área rural, crear un clima de negocios y crear regulaciones para crear mercados sanos y competitivos, necesitamos incrementar el crecimiento económico sin sacrificar el ambiente y lo social, necesitamos instalar y desarrollar los incentivos correctos para dinamizar la economía, necesitamos de calidad en la política, transparencia y combate frontal a la corrupción. Necesitamos de pertinencia cultural, ambiental, género y enfoque de derechos para construir desarrollo para las mayorías y mejorar la redistribución de la riqueza que está concentrada en unos pocos.

 

 

Share.

About Author

Firma Invitada

Autores invitados y colaboradores en la página de El Salmón

2 comentarios

  1. Honestamente no creo que el enfoque que se presenta en este artículo sea racional, científico, o serio. Empezando porque apela a la unidad y solidaridad del pueblo llamando idiotas a quienes no comparten su tinte político, descalifica a intelectuales reconocidos que representan argumentos sólidos en contra de las “soluciones” que propone. Será entonces que si Friedman, Hayek y von Mises no deben ser tomados en cuenta Marx, Rosa Luxemburg y Thomas Picketty sí?

    De científico no tiene mucho, pues si bien nos remontamos a la historia, los hechos nos demuestran que estos esquemas de redistribución terminan en miseria universal. De esas recetas que proponen solventar la pobreza volviendo pobres a todos, y a eso llamarle igualdad. Gran fórmula de progreso que ha dejado a nuestros hermanos Venezolanos sin acceso a víveres y papel toilet…

    Por lo demás como que el autor nunca le puso mucha atención al significado de la falacia ad hominem, a través de la cuál pretende ganar argumentos constantemente a través de su artículo, lo cual es una lástima por que tiene ciertos puntos válidos, como que hay que hacer negocios con consciencia, el desarrollo debe ir de la mano con el crecimiento de todas las partes que componen la sociedad, y con el debido cuidado del medio ambiente.

    Finalmente, no creo que sea muy seria otra propuesta más que promueve la lucha de clases, la discordia entre ciudadanos y el alentamiento del resentimiento.

    La unión se deriva precisamente de una noción mucho más revolucionaria llamada respeto.-

  2. René Villatoro on

    Juanito, de eso trata la columna, de entrar a discutir con honestidad y seriedad el tema de la pobreza que nos estrangula. Que 7 de cada 10 personas sobrevivan en ella, debería llamarnos a la reflexión, no importa que seas seguidor de Von Misses, de Hayek, el Muso o Zapeta, o de Spiglitz, Picketty o Friman, lo que importa es que lo que nuestras élites han aplicado aquí, nos condujo a lo que estamos viviendo ¿no es obvio?. Dejá atrás tus miedos atávicos a Marx, Luxemburgo o Chávez, que si en Venezuela no hay papel para limpiarse el culo, en Guatemala si hay papel pero dificilmente 7 de cada 10 lo van a utilizar, simplemente porque es un lujo que no se pueden dar, no olvides que en este pais, 5 de cada 10 niños padecen hambre crónica, así que el papel toilete no creo que sea una prioridad. ¿Se entendió o más claro?

Leave A Reply