La ira no se confunde

0

Foto tomada de www.elperiodico.com.gt

La municipalidad de Guatemala (1) y sus simpatizantes hablan que los enfrentamientos con manifestantes en la sexta avenida se produjeron cuando un grupo de vándalos los agredió. Nada dicen de la ira acumulada por la falta de oportunidades para sobrevivir (más que en el comercio informal), por las agresiones que ellos han provocado contra vendedores (documentadas en videos) y por la prepotencia del alcalde.

Lo cierto es que la ira que los manifestantes mostraron se dirigió contra símbolos que están asociados con la municipalidad y con el alcalde. No se dirigió a otra parte. Lo que se destruyó fueron esculturas recientes asociadas a la gestión de Álvaro Arzú y paradas de Transmetro.

Los manifestantes no destruyeron las distintas placas que conmemoran a los asesinados en la guerra. Por ejemplo, cerca de las esculturas destruidas se encuentra el homenaje a Oliverio Castañeda de León y por lo visto, ningún manifestante se dirigió contra ella. Lo cual es tremendamente significativo.

Este es un punto muy importante porque evidencia que la gente sabe contra qué está luchando y no es manipulada.

La explicación fácil sobre estos actos es que fueron motivados por un grupo de vándalos y otro grupo de personas manipuladas. No se reconoce la capacidad de agencia de las personas (más que cuando se deducen responsabilidades legales).

Lo difícil es ver que más allá de estos actos hay un acumulado de ira y de enojo frente a la imposibilidad de una mejor forma de vida, de la prepotencia de las autoridades municipales, etc. Mientras que las grandes causas de ira no se solucionen, esta podrá explotar en las calles. Pese a Arzú y sus simpatizantes.

 

(1) Aunque la responsabilidad es personal, este artículo nace de las discusiones del GEA (Grupo de Estudios del Almuerzo

Share.

About Author

Mariano González

Psicólogo errante por otros campos y quizás errado. Ha llegado aquí por azares del destino y haber recibido privilegios inmerecidos, como comer los tres tiempos. Perpetra algunos artículos y ensayos. Fascinado con la imagen del ángel de la historia de Walter Benjamin, intenta (sin saber si bien), seguir la exhortación de "pasar por la historia el cepillo a contrapelo".

Leave A Reply