La irrelevante precariedad

4

Foto: Archivo/AGN

La coyuntura redsocialística de la semana santa en Guatemala giró básicamente en torno a un tuit sobre Erick Barrondo y la denuncia interpuesta por él ante Codisra. Pero no fue esta la noticia que más llamó mi atención la semana pasada. El jueves Prensa Libre publicó en su portada que en lo que va del año al menos once niños menores de cinco años han muerto por desnutrición. Una cifra que puede ser incluso más alta si se toma en cuenta las muertes por causas asociadas a la desnutrición que no se contabilizan en los datos oficiales de muertes por desnutrición.

No estoy reclamando a nadie el que se hayan indignado por lo de Barrondo y no por lo de los niños. Cada vez trato de ser menos moralista y eso incluye no exigirle indignación a nadie. Lo que sí veo es que entre ambas noticias hay más relación de lo que parece a primera vista.

Lo que sucedió con Barrondo –el tuit y especialmente los comentarios en su contra por la denuncia presentada– es racismo y ya varios han escrito sobre eso [1]. Ese racismo tan normalizado, tan cotidiano, tan sutil que no siempre es perceptible es también uno de los factores para que niños mueran de desnutrición y para que esa noticia sea irrelevante para el público en general y para los políticos que gobiernan. Que no se mencione la etnia de los niños no quiere decir que no sea racismo. La pobreza en Guatemala suele tener piel morena, pelo lacio, baja estatura; características de “degeneración racial” dirían algunos.

Pero no solo el racismo explica esa no-importancia por la muerte de los niños. Aquí también se mezclan otros factores que están ausentes de la noticia Barrondo: los ingresos económicos (clase social, si nos ponemos ortodoxos) y el machismo. Me refiero a que ni estos niños ni sus padres son personalidades conocidas (ni siquiera la noticia menciona sus nombres), ni tienen patrocinadores que les den un ingreso estable. Su enfermedad no se contagia, no es una epidemia; los ricos no pueden morirse de hambre y por eso la desnutrición tiene poca resonancia en los medios.

El sistema patriarcal no se escapa de su responsabilidad. Muchas mujeres en Guatemala no deciden cuántos hijos quieren tener o si incluso quieren tener hijos. Muchas son casadas desde temprana edad y son obligadas a parir, estando a merced de un hombre que las mantiene embarazadas más de la mitad de su vida, procreando hijos que sufrirán desnutrición. A estas mujeres luego se les culpa de calientes y de irresponsables, justificando así la violencia sexual a la cual son sometidas.

La no-importancia de la noticia de los niños me muestra la importancia de hablar y reflexionar sobre la interseccionalidad de diferentes sistemas de opresión para entender elsufrimiento, la precariedad, la marginalidad de tantas miles de vidas y cómo atacando aisladamente un sistema de opresión, las ideas de emancipación se quedan cortas.

***

Pasó la semana santa, descansé y paseé un poco. Veo que todos somos una mezcla de privilegios y opresiones. Cada vez reconozco más los míos. Me doy cuenta también de que la noticia de los niños no me indignó tanto como otras noticias anteriormente lo han hecho. Sé que a mí tampoco se me va a contagiar la desnutrición próximamente. Yo también soy parte de este sistema de sistemas. Esto me aturde… y ya no sé qué más decir.

[1] http://www.elperiodico.com.gt/es/20150406/lacolumna/10813/Herida-colonial.htm
http://www.elperiodico.com.gt/es/20150406/opinion/10800/Indios-presumidos.htm
https://comunitariapress.wordpress.com/2015/04/02/viendo-detras-de-las-mascaras-los-temores-mestizos-se-ven-mejor-en-cayala/
http://mulaquesuno.blogspot.com.es/2015/04/quiere-manias-semilla-de-maranon-o.html?m=1

Share.

About Author

Andrea Tock

Curiosa, preguntona, torpe y ridícula. Estudié Ciencias Políticas y trabajo en investigación social. Disfruto comer, ver fútbol, escuchar música y hacer el amor, entre otras cosas. Me gusta el azul. Escribo para dejar registro.

4 comentarios

  1. Hoy discutía, sobre “el concepto como principio”… si quieres entender la realidad, tienes que entender el concepto.. si quieres resolver el problema tienes que entender el concepto… me explico.
    .
    Al hablar del -concepto por principio- es el concepto que engloba o hace posible la existencia de otros conceptos, la abstracción mayor que acapara o convierte en realidad una idea. Por ejemplo: Humano, el concepto humano hace posible, el concepto, hombre, mujer, lesbiana, raza, etnia…etc.. en otras palabras se puede decir el factor común (o todos estos conceptos dependen del primero)
    .
    Entonces: Si quiero resolver un problema de etnias, hombres, mujeres..etc.. debo entender que no es un problema de etnias, hombres, mujeres…etc.. porque el concepto que engloba a estos subconceptos es el concepto de HUMANO, si quiero resolver un problema de raza, tengo que resolverlo con el concepto humano, porque cualquier variable que yo degenere sin observar el concepto mayor (humano) corromperá toda la ecuación y causara conflictos de concepto (y en la realidad también).. en otras palabras no puedo resolver el racismo con mas racismo (creando entidades o leyes que den privilegios o defiendan a una raza)… igual sera con la desnutrición…
    ..
    Se puede discutir su indignación sobre la base de -conceptos como principios- y entenderlo mejor, incluso desde ahí generar las soluciones… pero otro día… saludos colocha..

    • Ahora bien -el concepto como principio- , este debe entenderse como una verdad, o sea que “existe”, si entendemos que la verdad, es una idea o testimonio de un hecho que no contradice la realidad, (o sea que es independiente del emisor de la idea y se puede comprobar, la verdad no esta sujeta a subjetividad o criterio).
      .
      Veamos un ejemplo: Yo doy testimonio de que un vaso existe, y que este se rompió… el concepto seria el “vaso se rompió”… si es “verdad” cualquier persona seria capaz de comprobar que ese vaso se rompió al observar el vaso roto, el testimonio seria verdadero porque no contradice la realidad…después de explicar tanta charada, vamos a la irrelevante precariedad.
      .
      Surge la pregunta del siglo: ¿Quieres un estado justo? ó ¿Quieres un estado benefactor?.. no se pueden tener los dos a la vez. (Con puro concepto).
      .
      Si quieres un Estado Justo: tienes que entender que es un estado de justicia, o sea CIEGO, este -no mira- pobres, ricos, clases sociales, etnias… nada,… solo justicia, lo que supone un estado imparcial donde todos somos vistos iguales (humanos todos)… su función no es de casa de beneficencia.
      .
      Si quieres un Estado Benefactor: tienes que entender que no sera un estado justo (no se le puede llamas justo a un estado benefactor), porque este tendrá que quitarle a unos para darle a otros por medio de impuestos (para realizar su obra bien intencionada “sin interés”), creando privilegios, como programas sociales, reducción de impuestos, leyes especiales, etc… pura casa de beneficencia, alejándose de la justicia ,.. [-Todo un negocio para el que sea funcionario- si ya te diste cuenta del defecto del estado benefactor (El tiene el poder de beneficiar a quien quiera).]
      .
      1. Ahora bien decides que quieres justicia, no es buscar pan para los niños abandonados, es buscar al responsable de darle de comer (sus padres)… para que cumpla con su obligación o se vaya preso, porque si el estado se va encargar de este niño, el otro no tiene que estar libre o andando por la calle sin culpa alguna, tiene que ser condenado por justicia… dirás es que las madres jóvenes..etc.. etc.. es justicia y esta es ciega… y la realidad, siempre realiza su condena moral (por eso resulta irrelevante).
      .
      2. Ahora bien decides que quieres llevarles pan (luchar contra la desnutrición con un estado benefactor), piensa quien tiene que pagar eso, y si es “justo” sacarlos de los impuestos, y ten claro, no es lo mismo darles de comer, que darles justicia (que los que causaron sus penas sean llevados a los tribunales)…
      .
      Piensa también:
      .
      En un estado de justicia, acabas con el problema de la desnutrición responsabilizando a los padres de la vida de sus hijos, que es un disuasivo a a casarse joven y tener una gran cantidad de hijos.
      .
      En un estado benefactor, se premia a los padres responsabilizando al estado por los hijos de estas personas, (castigando a los contribuyentes, quienes son los que pagan por la irresponsabilidad de estos padres), con programas sociales, o se premia a los malos empresarios con privilegios fiscales y todo en beneficio de la sociedad (benefactor, no quiere decir que solo a los pobres ayudara). Algo que dista mucho de ser justo.
      .
      Para terminar la consecuencia de nuestros actos tiene como efecto lo justo, o sea cada quien recibe lo que merece… el estado benefactor es una contradicción a la realidad, no puedes buscar buenos resultados si sacrificas todo lo bueno de la sociedad, en nombre de la justicia… no puedes generar cosas buenas, si premias lo malo… las reglas morales, in situ de las personas siempre buscan la justicia, y por frio que se escuche, la justicia es ciega, y los responsables de darles de comer a los niños son sus padres,.. por eso es irrelevante para la sociedad (es una condena moral). Lo malo es que nuestro tribunales no actúan, y contrario a eso el estado premia a estos padres por su irresponsabilidad… (dirás no saben lo hacen, que les falta educación, por ignorancia, importa!!!, son vidas de niños… la justicia tiene y debe ser ciega)…
      .
      Justo o benefactor… decide que quieres, porque sino seguirás teniendo conflictos (concepto)…
      .
      Pd.. También analiza en base a concepto el tema “justicia social”.. si esta pide privilegios dista mucho de ser justicia… *recordemos la justicia es ciega, no mira castas, clases sociales, pobres, ricos… si esa justicia social buscara “justicia”, por ejemplo, buscara que todos recibieran los programas sociales (pobres, ricos, justicia es a todos parejo sin distinción)… pero es una ideología falsa, porque contradice la realidad a un acomodo de ideas, falseando el concepto para intereses de grupos o en nombre de una lucha sectaria. (Que al final la realidad se encarga de mostrar la verdad, la mal llamada justicia social solo causa mas conflictos, por ser un ente para captar privilegios, pero no justicia…)

      • Andrea Tock
        Andrea Tock on

        Gracias por comentar.

        Todo el rollo del “concepto” es su argumento ontológico que me parece innecesario para lo que después va a decir acerca del estado justo vrs el estado benefactor.

        No sé de cuál de ambas discusiones tomar parte. Me parece que la primera sería la más infructuosa ya que nos quedaríamos muy en las nubes (trayendo a Aristófanes a la memoria, ja) y discutiríamos acerca de conceptos, principios, esencias y verdades, cuestiones todas en las que me parece no estaremos de acuerdo.

        Aún así, creo que se puede llevar a cabo la segunda discusión sin necesidad de entrar en la primera. El principal asunto a discutir aquí me parecería que sería el concepto de “justicia”. Yo entiendo que ud. es una persona que se inclina hacia el liberalismo clásico y por lo tanto, sus conceptos de justicia son limitados. Para usted justicia sería únicamente cumplir la ley incluso si ésta es “injusta”, ignorando o dando poca importancia a los procesos sociales e históricos. De tal cuenta, para ud. un estado benefactor no puede ser justo. Y bueno, ahí está nuestra diferencia, la cual temo que será insalvable, ya que para mí un estado benefactor intenta, al menos, ser justo. Los programas sociales y la redistribución se me hacen justas cuando son llevadas a cabo de acuerdo a políticas públicas eficaces que pretenden reducir las desigualdades.

        Espero que se encuentre bien. Saludos.

        • El bajo el concepto Justicia, que es justicia, y que aplicamos como justicia (solo el razonamiento), enfocado a los programas sociales por ejemplo.
          .
          Digamos si justicia es: dar a cada quien lo que merece… sin distinción alguna ()… o sea la justicia no es repartir bienes indiscriminadamente en la sociedad, sino dárselos a quien por derecho se los ha ganado (vox populi)… No es consolar a la victima, es darle su merecido al victimario… (aclaro, en un estado de justicia, solo existen buenos y malos.. la justicia no es una división de ricos y pobres entiéndase).
          .
          -Si los programas sociales, hacen distinción y crean un derecho que otros no tienen (o sea solo cierto grupo recibe tal beneficio), bajo que punto se lo ganaron (se lo merecen), que la otra parte de la sociedad no se lo merezca ¿Son mas buenos?… ¿Por tener muchos hijos?… el punto es: ¿qué? estamos “premiando” y que decimos o decidimos que es “justicia” (justicia según el criterio de quien)… igual puedo hablar de los incentivos fiscales, que funcionan exactamente igual a un programa social (un programa social para empresarios)… bajo que punto los programas sociales llegan a ser justos ¿?… si estos de por si, se aplican en desigualdad… están lejos de reducir la desigualdad..
          .
          La idea no es ideológica, es definir que estado se quiere, uno de Justicia o benefactor… no puedes tener las dos cosas,.. ojo, la justicia legal -solo- puede ser aplicada desde el estado (si le quitas esa función que pasa, mira la sociedad que tenemos, anarquía total), la beneficencia puede ser generada desde entidades no estatales (o sea no es necesario el estado)…
          .
          Y si existe justicia para los chicos, si la existe, pero si confundes la justicia con la ayuda social, esta ultima corrompe la justicia, porque sea obligada la mujer a parir o no la mitad de su vida, no es escusa para no aplicar la justicia en favor de los niños (no se puede alegar ignorancia de como se hacen los patojos pues)… porque surge la pregunta: a quien se esta defendiendo, a los niños, o a los padres… o les das ayuda social (que en tu criterio es justicia), ojo, si te fijas esta ayuda se la estas dando a los padres, no a los niños, y que eso no te garantiza que les den de hartar a los niños (no hay justicia para los niños)… o prefieres que se cumpla la ley, haciendo funcionar las instituciones del estado, invertir ahí, y procurar un futuro mejor para estos niños, y para los padres alguna condena judicial (la lógica)…
          .
          Respondiendo (a algo que te equivocas sobre mi), sobre si seguir una ley injusta.. o cumplirla porque es ley, nadie acataría una ley que le diga “tirate de un barranco”… yo en lo personal estoy de acuerdo con las leyes que se fundamentan en la justicia (y deben cumplirse), pero las leyes injustas in situ son desobedecidas (y estoy de acuerdo en no acatar una ley injusta).. en otras palabras esas leyes fueron creadas bajos falsos conceptos y la realidad se ha encargado de ellas (como la de los chalecos, ley fiscal) al mostrarnos para que sirven (papel de baño)…

Leave A Reply