La marcha de millones

0

Mientras estoy parada en la pasarela de la Municipalidad viendo a la vertiente sur de la “Marcha Por El Agua” caminar sobre la séptima avenida para encontrarse con quienes los esperábamos frente al Palacio de Justicia, pienso que no tengo nada que decir. Todo se estaba diciendo por sí mismo.

Dicen que fueron quince mil, otros que sólo diez mil. No me importa, para mi fueron millones: los de antes, los de hoy y los que vienen.

Hoy mismo somos un poco como el Angelus Novus, vemos con ojos y bocas abiertas el pasado. Vemos como el capitalismo depredador, disfrazado de progreso, ha construido y sigue construyendo una “catástrofe única que amontona incansablemente ruina sobre ruina, arronjándola a nuestros pies.”[1] Y me pregunto, ¿seremos capaces de detener el huracán que se ha enredado en nuestras alas y que nos empuja hacia el futuro mientras vemos crecer los montones de ruinas ante nosotros?

Trato de encender la chispa de la esperanza en lo pasado. La semana pasada marcó la conmemoración de una articulación social y popular que sigue caminando; que no estaba presente en el 2012 cuando entró a la ciudad la Marcha Indígena, Campesina y Popular pero que ahora si lo estuvo.

Tal vez son los atisbos de un cambio en la cultura política, imperceptibles para la mirada institucionalista. La cita secreta entre las generaciones que fueron y la nuestra no puede ser ignorada y tal vez ahora esto es más evidente que antes. Tal vez sí se comienza a detener el huracán.

 

 

[1] Benjamin, Walter. Segunda tesis de Filosofía de la Historia. Disponible en: http://www.uv.es/fjhernan/docencia/curs2011_2012/unimajors2011/benjamin_historia.pdf

Share.

About Author

Andrea Tock

Curiosa, preguntona, torpe y ridícula. Estudié Ciencias Políticas y trabajo en investigación social. Disfruto comer, ver fútbol, escuchar música y hacer el amor, entre otras cosas. Me gusta el azul. Escribo para dejar registro.

Leave A Reply