La mesa completa

0

Era el año 2008 y estaba por cerrar pensum en la universidad. Elegí hacer la práctica laboral en la Procuraduría de los Derechos Humanos –PDH– y, consecuentemente, me asignaron a la Defensoría de los Derechos del Trabajador, dirigida por el Lic. Marco Vinicio Hernández.

Durante esos meses pude apreciar, de primera mano, buena parte de la realidad laboral guatemalteca, o sea, un total desorden. A la oficina llegaban muchos trabajadores para pedir apoyo, que consistía en acompañamiento a los lugares de trabajo, a los tribunales o la cajonera redacción del memorial para interrumpir la prescripción.

Del Lic. Marco Vinicio no puedo emitir queja alguna. Siempre fue profesional y, a pesar de su agenda, hacía tiempo para platicar con los pasantes y compartirnos material de estudio. Claro, eso era cuando estaba en la oficina; así que lo veíamos una o dos veces al mes. Mientras tanto, recibíamos instrucciones del resto del personal de la Defensoría.

Por aquel entonces la PDH era dirigida por Sergio Morales. En una ocasión convocó a reunión a todos los jefes de las distintas defensorías. Tras la reunión, el Lic. Marco Vinicio llegó bastante desencajado a la oficina. Luego de unos minutos reunió a todo el personal, incluyendo a los pasantes. Nos contó que en la reunión el Procurador le pidió, enérgicamente, que dejara de resolver “clavo por clavo los problemas de trabajo, que quería ver la mesa completa”.

Nadie en la oficina entendió los términos figurativos del Procurador. Sobre todo cuando la mayor parte del personal de la PDH se encontraba (no sé si aún siguen así) bajo simulación contractual, es decir, con contratos 029 (servicios profesionales) pero con funciones de trabajador regular, horario de oficina, dirección inmediata, instrucciones precisas para laborar y provisión de insumos. Dato curioso que muchos empleadores nos hacían ver cuando hacíamos acompañamiento a trabajadores.

Se terminó el período de funciones de Sergio Morales y, al parecer, nunca vio que la mesa completa estaba frente a sus ojos.

Nota: Para quien guste informarse sobre la simulación contractual, comparto el libro del Lic. Alejandro Argueta, intitulado “El disfraz de la relación de trabajo en Guatemala”, que pueden descargar del siguiente link: http://www.albedrio.org/htm/documentos/disfrazlaboral.pdf

Share.

About Author

Rubén Fuentes

Soy abogado, patojo, desengañado por la realidad. Me gusta revisar libros viejitos y no creo prudente cerrar la puerta a la memoria histórica. Mientras tanto, crío pitbulls; practico deportes, los comento; analizo el panorama jurídico y político de éstas tierras y cuido el jardín

Leave A Reply