La pasión por el deporte

0

Terminaron las ligas de fútbol de la mayoría de países y durante el receso se jugó la copa América y como algo inédito, e inaudito, se cruzó con la Eurocopa, que ahora mismo disputa los octavos de final. Al terminar la “Euro” llegará la pausa, o quizá no, porque vienen las olimpiadas y también hay fútbol olímpico; sin sentirlo habrá pasado el receso y de nuevo empezará la competición por los campeonatos en cada país. El fútbol no para.

El deporte no para, siempre hay alguna competición de cualquier deporte en desarrollo. Pocas cosas se comparan con la pasión que provocan los eventos deportivos. Sin importar la disciplina que se juegue, habrá aficionados que deliran por ver a sus ídolos, sea golf o ajedrez, los entendidos en tal o cual juego pondrán de manifiesto su pasión.

El fútbol es quizá el deporte más popular del mundo, puede ser que haya otro, pero el juego de las patadas y las lesiones sobreactuadas es seguido por miles de millones, tanto que el campeonato mundial modifica el comportamiento de las personas cada cuatro años. Aún así hay quienes lo detestan y denigran a los aficionados, principalmente entre los “intelectuales”; de hecho, muchas personas “letradas” son dadas a denigrar a la mayoría de deportes, para ellos solo es válido ejercitar el intelecto.

La literatura apasiona; la música, la pintura, el arte en general suele también apasionar a muchos. Cada quien escoge libremente el objeto o actividad que lo haga suspirar o hacer cosas que van contra la lógica aceptada con tal de disfrutarlas.

Ver o practicar cualquier actividad, sea intelectual o física, no da superioridad ni inferioridad moral a nadie.

Dentro de poco tiempo, en agosto, se realizaran los juegos olímpicos, ahí hay suficiente para que la mayoría observe y se apasione. Las olimpiadas ponen a la vista muchos deportes que de otra forma jamás se verían por televisión; y hasta los más extraños, como el Curling, tienen público.

Que cada quien se apasione por lo que quiera, sea la inmersión por la lectura o las largas horas viendo a 22 fulanos queriendo meter gol.

Share.

About Author

Fernando Ramos

Me he ganado la vida desempeñando la prosaica profesión de la contabilidad y la auditoría; sí, soy de esos tipos cuadrados a quienes todo mundo teme, porque encuentran descuadres y faltantes. Pero también escribo poesía, y otras cosas por ahí; de eso trata este espacio, de las cuentas que hago con las palabras.

Leave A Reply