La patria del criollo, sexta etapa

0

Texto a partir de una anécdota sin confirmación oficial. Se cuenta que hace un par de años, en una reunión informal entre amigos, el ex Presidente Álvaro Arzú Irigoyen manifestó que él había sido el último Presidente blanco que iba a tener Guatemala, a partir de él habría que estar negociando con presidentes mestizos. Por alguna razón, quienes actúan en Guatemala como dueños de finca, tampoco les gusta el término criollo, prefieren ser llamados blancos.

La situación política cambia constantemente, en este país se trata precisamente de eso: que todo parezca cambiar y siga igual. De todas las etapas de la patria del criollo las más relevantes han sido: la Junta de Notables y la independencia; los gobernadores de las Provincia Unidas de Centroamérica; los Jefes del Estado Independiente de Guatemala; los Presidentes de la República de Guatemala; que incluyen a las juntas militares hasta Castillo Armas; la serie de gobiernos militares (de 1954 a 1986) y los gobiernos civiles (de 1986 a 2016). En la serie de gobiernos militares hubo un presidente civil (Méndez Montenegro, de 1966 a 1970) y en la serie de gobiernos civiles hubo uno militar (Pérez Molina, de 2012 a 2015).

Esta sexta etapa se caracteriza por tener un presidente civil con un fuerte respaldo oligárquico y militar, con todo lo que esto significa en cuanto al reparto del poder y beneficios. Quien esté en el puesto de Presidente es circunstancial, lo importante es que el proyecto de la patria del criollo se mantenga en esta etapa. El problema ha sido que los últimos se han preocupado más por amasar fortunas efímeras que por el proyecto en sí, por eso es imprescindible afianzar el poder.

Posible escenario a corto y mediano plazo:

La muerte lo sorprendió, pero Arzú Irigoyen podría haber estado trabajando para dejar a su delfín bien posicionado. El primer paso está dado, actualmente es Presidente del Congreso, logro complicado si tomamos en cuenta que el Partido Unionista solo tiene una curul: la suya; logro sencillo si tomamos en cuenta que la mayoría de los diputados están de acuerdo con lo fundamental para ellos: protegerse a sí mismos.

Álvaro Arzú Escobar buscaría la alcaldía municipal en el siguiente período, y la presidencia del país en el próximo. Durante su presidencia dejaría a una persona de su confianza en la alcaldía y, al concluir el período presidencial, volvería a la alcaldía de la capital hasta cumplir setenta años. Ya su padre lo ha hecho.

Consideraciones finales

El equilibrio de poder se alteró con la ausencia de Arzú Irigoyen, él lograba que el actual Presidente no diera pasos en falso, fuera del proyecto. Es difícil mantener el proyecto de la patria del criollo con alguien en el poder que no tiene claridad política, que habla primero y piensa después, y que está pensando en su bienestar económico.

Así que es necesario que un criollo llegue nuevamente al poder para mantener su patria incólume.

Share.

About Author

Gustavo Sánchez

Leave A Reply