Lo que no mata engorda: Libertad Modelo 59

5

¿Qué le parece la mejora de relaciones con EEUU?

–Estamos muy contentos me limité a decir, con una sonrisa de oreja a oreja.

La pregunta a quemarropa del oficial de migración me agarró desprevenido y no pude decir más. Había llegado a Cuba horas después del histórico 17 de diciembre del 2014, el día en que Cuba y EEUU anunciaron la restauración de las relaciones diplomáticas

–Bienvenido, disfrute sus vacaciones respondió el oficial a manera de despedida con una amabilidad muy poco común en gente de su profesión.

Cuando el latinoamericano llega a Cuba con todos los prejuicios habidos y por haber lo primero que hace es descubrir el agua azucarada: es un país pobre. No tiene ni malles de lujo ni gente cool que consuma en ellos. Los prejuicios los termina validando cualquiera que tenga ojos para ver la muy limitada capacidad de los cubanos para consumir.

Análisis superficiales aparte Cuba es más que lo que aparenta y bastante más que lo que la narrativa oficial nos pinta en el continente. Por décadas nos han enseñado a ver la paja en el ojo cubano y a ignorar al mismo tiempo el aserradero en el nuestro.  ¿Qué hace falta libertad? Sin duda. ¿Dónde no? Como toda abstracción, la legendaria falta de libertad en Cuba es tanto o más difícil de percibir que la libertad tipo Guate que solo existe en las mentes de fanáticos como Gloria Álvarez.

El consenso general bananero del otro lado del Caribe es que Cuba está peor, gracias a una terrible mezcla de ceguera ideológica, ignorancia y wishful thinking manufacturados por los medios comerciales. El daño a las mentes está hecho. Los prejuicios están enraizados al punto de que no les permitirían a muchos guatemaltecos creer que Cuba es un país seguro y sin corrupción donde las leyes se cumplen, o que está a años luz de Guatemala en salud, educación y medio ambiente.

Con la llegada del principio del fin del embargo Cuba será tema para rato; ya es hora de desvanecer los mitos. No pude encontrar un solo indicador en el que Guatemala esté mejor que Cuba. Ni uno solo.

¿Ya mencioné que Cuba es un país pobre? Pues bien, de acuerdo al Purchasing Power Parity (PPP) ranking del Banco Mundial para el 2013 Cuba ocupaba la posición 61 a nivel mundial con $18 796 al año de ingresos per cápita (con datos del 2011). En comparación Guatemala ocupa la posición 113 con $7 297. ¿Qué les decimos a los que dicen que Cuba está muy mal?, ¿Tendrían la decencia para reconocer que Guatemala está casi tres veces peor?

Cuba tampoco es perfecta. El sistema cubano podría considerarse autocrático y un tanto desfasado con respecto a los estándares occidentales de libertad de expresión, pero de ahí a la mazamorra caricaturesca de los panfletos hay mucho trecho. Cualquiera que sea capaz de dejar a un lado la mezquindad o ceguera ideológica podrá reconocer que Cuba es un país civilizado que en balance tiene muchas más cosas buenas que malas. Es un país pobre sí, pero sano, limpio, libre de narcotráfico, con certeza jurídica, virtualmente sin crímenes violentos y con un admirable sentido de identidad.

Es muy probable que la razón más importante que tuvo Obama para restablecer relaciones con Cuba haya sido evitar el bochorno de un fracaso completo del embargo. Obama sabe mejor que nadie que los cambios implementados por Raúl Castro en los últimos tres años han dado con la tecla del crecimiento sostenible que por tantos años evadió a la isla. Era nada más cuestión de tiempo para que el embargo fuera completamente irrelevante.

Como cada tiro que les sale por la culata a los gringos, el embargo diseñado para destruir a Cuba terminó siendo su mejor maestro. Gracias al embargo los cubanos no tienen deudas. Los cubanos tuvieron que aprender a ser austeros, creativos, eficientes y más fiscalmente conservadores que el mejor republicano gringo. Con el fin del embargo es de esperarse que las inversiones fluyan hacia un país estable, fiscalmente responsable y con certeza jurídica.

@ajbarriosm

Share.

About Author

Abraham Barrios

Estudiante empedernido de la naturaleza humana y amante de las causas perdidas. Aparte de eso, muy difícil de etiquetar.

5 comentarios

  1. Me gusta!
    Olvidó decir que el índice de mortalidad infantil es casi inexistente. Le deseo a Cuba lo mejor. Ojalá no sea asaltada, violada, que no se convierta en otro Cancún. Que la violencia y el narco no se apoderen de ella. Tampoco el consumismo.
    Dice usted muy bien: Cuba no está en peores condiciones que Guatemala en ningún aspecto. Libertad? cuál libertad? la libertad del gobierno y el congreso guatemalteco corruptos? Dios la salve!

    • Abraham Barrios
      Abraham Barrios on

      Gracias por su comentario. Tengo la impresión que los cubanos son lo suficientemente inteligentes para no permitir que les roben el país de nuevo. Saludos.

  2. Que tonteria. Cuba libre de narcotrafico? Pero si es el punto de abasto de todos los narco submarinos bajo consumo talvez debudo a que el Cubano no puede pagarlo. Olvida mencionar a Cuba como la capital de la prostitucion de menores. Cubanos con poder adquistico de 18000 dolares? Con salarios de 20 dolares? Que tonteria.

    • Abraham Barrios
      Abraham Barrios on

      Si Ud tiene información confiable o fuentes que confirmen su aseveración del “abasto de submarinos” le agradecería mucho la compartiera Ricardo, todos nos beneficiamos de información así.
      Lo de los ingresos PPP es cosa del Banco Mundial, de quien no puedo imaginar que tengan una sola razón para inventarse algo así cuando saben perfectamente bien que tendrán los ojos del mundo y lectores excépticos como Ud encima.

  3. Cuba es el ejemplo perfecto de como crecimiento económico no es igual a desarrollo humano, a pesar de las condicionantes que han tenido lograron alcanzar una buena calidad de vida para la población, su mayor logro; no es extraño que Cuba este mejor que Guatemala y tampoco es extraño como la mayoría de guatemaltecos se imaginan a Cuba como una cárcel, ese pensamiento es un “logro” mas de nuestro sistema; es curioso como en nuestro país se aprecia mas esa “libertad de comprar un Iphone” y no la libertad de poder vivir sin hambre. Nuestras diferencias económicas, sociales y culturales son abismales. Tal cual señalaba usted Cuba no es perfecta, es algo lógico, ningún sistema lo es y eso radica en que el ser humano es tan complejo y variado que nunca todos podrán estar complacidos y eso tiende a generar desequilibrio pero lo importante es procurar que sobresalga el bienestar colectivo. La preocupación de que todo lo alcanzado se venga a pique con el restablecimiento de las relaciones existe, esto como resultado de la historia que ya conocemos de los americanos, ojala y Cuba pueda mantenerse en la linea y que a largo plazo veamos cambios positivos. Identificar y conocer la metodología y recursos aplicados durante todos estos años seria bueno como referente para nuestro país.

    Un artículo práctico y elocuente. Me gusto.

Leave A Reply