#MásDe140Caracteres

2

EunicePor Eunice Castro*

Por medio de los 140 caracteres de Twitter logré descubrir un lado más consciente del país: profesionales y personas que se expresan y opinan. Logré reventar la burbuja en la que vivía. Después, penosamente volví al status quo, construyendo una nueva burbuja, y creo que a la mayoría de guatemaltecos nos pasa igual.

La noticia de estos días es que en Brasil revelaron un nexo entre el empresario José Aldemario Pinheiro Filho, presidente de OAS y Alejandro Sinibaldi, candidato presidencial (proclamado por la vicepresidenta de la República en la Plaza de la Constitución) por una “donación” a través del publicista español Antonio Solá, la que fue pagada en veinte cuotas. Al leer esto no pude evitar preguntarme, una vez más ¿hasta cuándo seguiremos comportándonos como hamsters, girando infinitamente sin salir de la rueda que perpetúa este sistema colapsado? Hay personas que desde las 3:00 a.m. Inician su jornada laboral (esos son los casos cercanos, seguramente hay otros más difíciles) ¿Para qué? Únicamente para seguir con la cabeza agachada diciéndose: “No me voy meter en problemas, con los míos es suficiente”.

No es el primer escándalo que nos revienta en la cara, ni es la primera vez que veo la indiferencia de muchos proyectada en las redes sociales; lo que hace que me horrorice ante la realidad. Estoy a punto de culminar mi carrera universitaria, que por motivos laborales ha tomado más tiempo de lo normal, y desde ya me da vergüenza ostentar un titulo que a veces se menciona como sinónimo de corrupción.

La ilusión se desmorona un poco más al leer Constitución Política de la República y otras leyes que no se cumplen, y al ver que las personas se interesan más por los lugares de moda y el “chupe” del fin de semana y que trabajan para pagar las deudas adquiridas para suplir sus necesidades básicas o por cumplir con algún capricho y siguen en su indiferencia.

Lo mismo pasa en las instituciones, como en el caso de la Corte Suprema de Justicia, en donde apenas una valiente mujer protestó ante la Corte de Constitucionalidad cuando permitieron que los magistrados elegidos de forma fraudulenta asumieran los cargos.

Leyendo 140 caracteres amplié mi visión y en esos 140 caracteres me he refugiado, pero es necesario ir más allá.

 

*Trabajadora y estudiante, aún creo en las personas y el futuro que podemos construir para el país, crecí con ejemplos de arduo trabajo y total intolerancia a la corrupción.

Share.

About Author

Firma Invitada

Autores invitados y colaboradores en la página de El Salmón

2 comentarios

  1. Tiene razón la Srita. Castro, seguimos viendo con indiferencia los problemas diarios en nuestro país y aunque no todos actúan como “hamster’s”, esa es la imagen que damos al prácticamente no hacer nada pero eso sí, seguirnos quejando de lo que otros hacen aprovechándose precisamente de nuestra indolencia.
    Como la estulticia sigue a la orden del día en nuestro país, los candidatos y candidotes de siempre seguirán haciendo de las suyas.

  2. Rebecca Barrientos on

    Está en nosotros los guatemaltecos, cambiar el rumbo de la nefasta actuación de los gobernantes de turno y a propósito de la “donación” que fue aceptada por el presunto candidato oficial, como diría mi abuela “… si así son las vísperas ¿como serán las fiestas?”.

Leave A Reply