Moralejazo

0

Celeste GuzmánPor Celeste Mejía

Por segundo año consecutivo Guatemala recuerda su independencia en medio de todo, menos libertad. Se cumplieron 197 años y pareciera que seguimos detenidos en el tiempo, no porque los ciudadanos lo quisieran, sino porque es lo único que este menú tan colonializado ofrece. Y durante estos casi dos siglos lo verdaderamente presente ha sido la primavera de la corrupción y la impunidad. El combustible de esta maquinaria guatemalteca ha sido la corrupción, Guatemala por “cultura es corrupta”, y hoy solo estamos viviendo en lo que nosotros mismos construimos día a día, con nuestra indiferencia, con nuestro silencio que solo hace estar de parte de lo que tanto nos impide avanzar, y por calificar de “no tienen nada que hacer” a los que quieren el cambio esto no solo nos hace formar parte de la corrupción, sino que también nos convertimos en un obstáculo para los que buscan la transformación.

Pero, al parecer para esta maquina corrupta el tiempo ya empezó a correr, y sin darse cuenta le dieron permiso a CICIG para que investigara en las entrañas de este país, y lo que han sacado a la luz publica ha sacudido y puesto a temblar a ese grupo de personas (que ya no sé, si realmente es reducido), CICIG ha puesto a la orden del día casos de corrupción y de financiamiento electoral ilícito, donde están involucradas las más altas esferas del poder guatemalteco.

El 2015 fue el año donde se rompió con el silencio y el miedo de exigir un cambio en el país. La ciudadanía logro que el entonces binomio presidencial renunciara a sus cargos. También fue un año electoral en donde todos esperábamos que la política se tomara un nuevo aire. Pero como los que se aprovechan de la nobleza no faltan, así, la siguiente propuesta por parte de los militares para los guatemaltecos al cargo de presidente fue Jimmy Morales. Un comediante de profesión, por todos conocido, prometió en campaña no ser ni corrupto ni ladrón, que la lucha contra la corrupción seria uno de sus objetivos, una de sus mejores actuaciones. Hoy presidente y de lo prometido nada ha sido cierto, ha sido acusado del delito de financiamiento electoral ilícito por la CICIG.

Iván Velásquez está a cargo de la CICIG, quien desde 2015 ha sido una figura importante en la lucha contra la corrupción en el país, ha sido declarado Non Grato en 2017 por Jimmy Morales, quien aprovechando un viaje del comisionado al exterior le prohíbe la entrada al país el 4 de septiembre, después de haber decidido no renovar el mandato de la comisión.

El 16 de septiembre la Corte de Constitucionalidad ordena que se le deje entrar a territorio nacional al comisionado, pero el presidente no acató la orden, Guatemala se encuentra en un estado de ingobernabilidad, estamos practicamente ante un golpe de Estado técnico. Las alarmas tanto fuera como dentro del país están activadas.

El futuro de Guatemala es incierto, mientras unos apoyan, otros con su conformisno y rechazo hacia las manifestaciones demuestran su indiferencia. No se dan cuenta de que esas calles son la mejor plataforma de expresión y de transformación. No dejemos que el poder se concentre en unas pocas manos.

En el 2015 lo que no entendimos de Jimmy: “la justicia es buena mientras no lo investigaran a él, todo iba a estar bien”. Y pues CICIG tampoco le entendió y lo investigo y lo que encontró no le gusto a nadie.

Pero que Moralejazo nos ha dado Jimmy, una broma de mal gusto nos esta jugando y él, bien parado no ha quedado, a su alrededor todo se esta desmoronando y al parecer va a recurrir a lo que tenga a la mano, por mas absurdo que sea, para que Iván Velásquez no entre a Guatemala y para que la CICIG se vaya.

Pensar que las instituciones guatemaltecas pueden ser capaces de jugar el papel que les corresponde es pedirle peras al olmo. Porque todas han demostrado su falta de transparencia. Guatemala esta viviendo en incertidumbre, esperar no es opción, actuar es demostrar que eres diferente.

Share.

About Author

En Paralela

Somos cuatro mujeres con mucha consciencia de género. Nos une la voluntad de hacer escuchar aquella forma de pensar nuestra realidad que corre en paralela a la opinión hegemónica y que frecuentemente es subestimada o ignorada. Queremos reivindicarnos como mujeres, como estudiantes universitarias y como ciudadanas guatemaltecas. Bienvenidos y bienvenidas a nuestro espacio. Primera semana: Celeste Guzmán Jugando a la vida, respetando sus respectivas reglas, algunas de ellas difíciles. Me encuentro en un momento desafiante: se está moviendo al mundo, con evoluciones y revoluciones de generaciones que al igual que yo están en la búsqueda de aquello que llaman democracia. Segunda Semana: Jaqui González Nací en el extranjero pero crecí en el oriente del país. Soy estudiante de relaciones internacionales, abierta a la verdad y optimista sin remedio. Convencida de la reconstrucción de una mejor Guatemala, me uno a la lucha contra la conformidad y exclusión. Tercera Semana: Sofía Fuentes Futura internacionalista. Idealista frustrada. Columnista amateur. Me gusta el sarcasmo, la literatura y toda conversación inteligente. Detesto la corrupción, la discriminación y los pelos en la lengua. Creo en que el diálogo y el disenso son el camino al progreso, en que el cambio se realiza con acciones y en que las redes sociales son aún un pozo inexplorado de imaginación política. Cuarta semana: Alejandra Escobar Mujer aprendiz de la vida, consciente del ahora y creyente de un mejor mañana. Soy amante de la igualdad, la justicia y la tolerancia en la sociedad. Estudiante de Relaciones Internacionales empeñada a buscar y dar lo mejor para Guatemala. Busco expresarme para crear reflexiones positivas con la esperanza de crear un cambio.

Leave A Reply