Morales, Jimmy: Primer Trimestre, reprobado

0

Se cumplieron los primeros 100 días del gobierno de FCN. Aunque se avizoraba falta de capacidad y planificación, se decía que era pronto para juzgarlo y que había que otorgarle el famosos y desprestigiado beneficio de la duda.

Hoy ya casi nadie duda. Tenemos la certeza que el gobierno carece de rumbo, de liderazgo y que la única agenda que ha cumplido a cabalidad es la que beneficia a los grandes grupos económicos. No se percibe un equipo de trabajo como tal, las prioridades evidencian desconocimiento e indiferencia y el gobierno parece un circo de varias pistas sumido en el caos.

Morales no tiene no tiene ni los conocimientos ni las habilidades que requiere un estadista. Como fabulista, es bastante malo. Al parecer no se deja asesorar o cuenta con pésimos consejeros porque sus declaraciones desafortunadas y sus reacciones ante las múltiples crisis que le ha tocado enfrentar, demuestran mucho ego y poco seso.

Nadie esperaba que el nuevo presidente resolviera en 3 meses los problemas estructurales que llevan años fortaleciéndose en el país. Nadie podría. Pero quienes le votaron y otros más tenían la esperanza de que se tomaran medidas urgentes encaminadas al bienestar de las mayorías y que se percibiera un sentido de rumbo hacia un país menos desigual y un gobierno más protagonista y menos protector de privilegios.

Las expectativas han quedado incumplidas, las promesas de campaña, olvidadas. No es a punta de bendiciones o de golpes mediáticos como un show bélico que se gobierna. No es viajando en clase económica mientras se hacen negocios pagando sobrevalorada la comida de Casa Presidencial o trasladando la responsabilidad a la población, mientras se extienden los privilegios fiscales de quienes más deberían aportar.

Del Congreso no se podía esperar mayor cosa, puesto que fueron elegidos los mismos en su mayoría, tenemos el centro de poder más corrupto de la historia. La ciudadanía no marcha al paso de los requerimientos que la coyuntura exige. No criticar al presidente, tal como han elegido hacer algunos sectores, es un grave error; creer que porque todos tenemos que hacer nuestra parte se le debe disculpar que no haga la suya, cuando la parte que le corresponde y para la que dijo estar capacitado, tiene tanto impacto en las vidas de millones de personas.

Si fuese boleta escolar, la de Morales Cabrera, Jimmy Ernesto diría: Primer Trimestre: Reprobado.

Lo triste es que aquí perdimos todos.

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

Leave A Reply