Mujer, mujeres, mujer(es)

5

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Así, en singular: la mujer.

Ya varios sabemos (y algunos no tanto) que no se trata precisamente de un día de celebración sino más bien de conmemoración y reconocimiento hacia las luchas feministas. Y es también una buena fecha para reflexionar y divagar un poquito.

Hablar de la mujer en singular, hablar de la mujer, supone hablar de una esencia, de una identidad fija; supone atribuir características fijas y específicas a una multiplicidad que las desborda. Cuando De Beauvoir decía que una no nace mujer sino que se hace mujer, hablaba de la adquisición e internalización de ciertas normas, características y atributos específicos de la mujer. Ese ha-ser-se mujer era un proceso con una finalidad única. De haber sido esto cierto en la Francia de finales de los 40, parece que ya no lo es más. La categoría mujer es ahora un significante flotante que se llena constantemente de significado. Es polisémica. Ya no está cerrada, sino abierta múltiples significados. No hay mujer, hay mujeres.

Pareciera que solo hago un juego de palabras, pero estoy intentando algo más.

Mujer-es. Plural. Múltiples. Diversas. No solo hay mujeres delicadas, hogareñas, finas, amables y virtuosas. Hay mujeres fuertes, rudas, graciosas, líderes, deportivas, rebeldes. Mujeres con vagina, mujeres con pene, mujeres intersexuales. Mujeres con pechos, mujeres sin pechos, mujeres menstruantes, mujeres madres y más y más y más. Mujeres con historias de vida distintas, pero con vidas marcadas por esa categoría mujer(es).

Mujer(es), como significado flotante evidencia dos vías de identificación. La identificación que se hace de uno mismo y la identificación que hacen los demás. Tal vez la crítica que hacía Frantz Fanon de la ontología de Hegel, se puede aplicar aquí también [1]: No sólo la mujer debe ser mujer, sino ser mujer en relación al hombre.

Digo esto, porque hace algún tiempo pensé que no podía identificarme con las características de la mujer y que por eso, porque no soy mujer, debía dejar de identificarme como tal (al menos en lo informal). Incluso escribí sobre eso, diciendo que no sabía si identificarme como mujer o no. A pesar de esto, cada vez que salía a caminar, el acoso callejero seguía siendo una constante. Al caminar sola seguía sintiéndome insegura, al viajar sola y subirme a un taxi, seguía teniendo miedo de ser violada. No dejaba de preguntarme si hay hombres que aborden un taxi con ese mismo miedo.

Pensé entonces que, a pesar de las multiplicidades, de la diversidad, de las mujeres, en un país tan conservador como Guatemala la visión no podía sino seguir siendo binaria. La categoría, mujer es impuesta a la diversidad y es usada para violentar a cualquiera a quien se le identifique como mujer. Se está siendo mujer en relación al hombre.

Desperanzador hasta que, desde ese sitio estrátegico, desde ese nombre se decide hacer la lucha hacia afuera. Como dice mi amiga Gaby M. “Me asumo mujer para dejar de serlo”. Porque es esta categoría la que le da la justificación a la violencia patriarcal, porque sufrimos violencia por esa identificación que se nos hace de mujeres y por eso, desde esa identificación podemos solidarizarnos, unirnos, organizarnos para resistir, fugarnos y luchar contra la violencia.

Por eso, aunque esté siendo mujer o no, conmemoro también este día, el de la mujer, el de las mujeres.

[1] “Ontology—once it is finally admitted as leaving existence by the wayside—does not permit us to understand the being of the black man. For not only must the black man be black; he must be black in relation to the white man. Some critic will take it on themselves to remind us that this proposition has a converse. I say that this is false. The black man has no ontological resistance in the eyes of the white man. Overnight the Negro has been given two frames of reference within which he has had to place himself. His metaphysics, or, less pretentiously, his customs and the sources on which they were based, were wiped out because they were in conflict with a civilization that he did not know and that imposed itself on him.” Black Skin, White Mask.

Ilustración de Emma Gascó.

Share.

About Author

Andrea Tock

Curiosa, preguntona, torpe y ridícula. Estudié Ciencias Políticas y trabajo en investigación social. Disfruto comer, ver fútbol, escuchar música y hacer el amor, entre otras cosas. Me gusta el azul. Escribo para dejar registro.

5 comentarios

  1. Interesante esa postura de desaprender a ser mujer y en particular ese planteamiento que me puso a reflexionar sobre “Mujer(es), como significado flotante evidencia dos vías de identificación”. Me llama la atención de la segunda vía, “ser mujer en relación al hombre”.

    Creo que igual el hombre, dentro de la nueva masculinidad, empieza por ese tránsito doloroso de desaprender a ser hombre macho. Lo mismo que pasa con mi redefinición de k’iche’ todos los días desaprendo para rectificar mi identidad de ser maya. Comprendo que nuestras identidades dinámicas. ¿Pero cómo resolver esa segunda vía? ¿Nuestras relaciones de género y sexo?

    Cuando el machismo puede que se transfigure en actitudes solapadas entre los hombres hacia a las mujeres. Por ejemplo, evitar el acoso pero evitar otras actitudes que subsuman a la mujer. Si tomamos en cuenta que nuestra construcción como hombres también lo determinar una ser social extenso con características culturales patriarcales. Un Estado Capitalista Patriarcal. Contextos que por ejemplo caen a categorías económicas como salarios diferenciados entre mujeres y hombres o contextos económicos desfavorables a las mujeres. Acceso al crédito, acceso a servicios de salud y educación y en especial acceso a otros derechos sociales de necesidades vitales para la vida tanto de los hombres y las mujeres. Circunstancias que son más fuertes que las decisiones individuales. O en dado caso derechos políticos de las “mujeres con pene, mujeres intersexuales”.

    Agradezco por el excelente artículo que nos deja reflexionando sobre tal asunto, que creo, debemos comprender y reconciliar los hombres que empezamos a querer desprendernos de nuestros rezagos machistas y reconfigurar nuestras relaciones con las mujeres. ¿Pero cómo?

  2. Paf, en fin, y así quieren sus cuotas de poder, a donde vamos, que convenientes y pragmáticas son las opiniones de este tipo..Yo digo: mujer, es, y punto (con las comas).. y se resume en: aceptarte como eres, y construye lo que quieres ser… lo demás son puras pajas progres…
    .
    La violencia: pues si vamos a las estadísticas, creo que son miedos infundados, ser hombre es mas peligroso, mire esta numero: 8.57% de muertes violentas son de mujeres, el otro tanto es de hombres (91.43%), si esto fuera un problema de genero, el hombre esta jodido, que digo, jodidisisimo, es peligroso ser hombre en esta sociedad, nos matan de a montón.. no digamos la violaciones sexuales, y aunque usted no lo crea.., las violaciones sexuales a hombres, también son mas altas que las de mujeres…
    .
    Respecto a la columna, mire pues, no se que entienden, y no se cual es el fervor de sentirse clase o genero…
    .
    A lo que voy es: todos somos humanos, cualquier acción que realices no te libra de ese hecho… así que mujer es: un humano, al igual que un hombre es: un humano… el error, es pensar en una deconstrucción, porque resulta una contradicción, porque el termino mujer, no es un abstracto, es un subjetivo de humano, o sea no puedes deconstruir un subjetivo, o plantear un principio a base de subjetivismo, y como su columna lo plantea, resulta en ambigüedades, porque mujer como vos ya lo planteaste puede tomar una infinidad de definiciones, no es algo explicito..

    A mi parecer esas celebraciones de genero deberían de desaparecer, y si vamos a celebrar, celebremos nuestra existencia como seres humanos.

    No se ha hecho la pregunta, de cuando las feministas dejaran de hablar de genitales y patriarcado, para hablar de humanos. ?…

    • Manuel Poroj on

      A la larga creo que no merece respuesta este comentario cargado de misoginia, odio, incoherencia y carente de lo que tanto exulta como “humano.”

      Pese a ello, aclaró que “igualdad legal” y “equidad social” no son dos términos que se comparen. Legalmente puede que exista un mandato que establezca la igualdad pero en la práctica la exclusión y discriminación siguen siendo factores que limitan el desarrollo pleno de la humanidad de las mujeres. Por otro lado, es absurdo manifestar que existe violación sexual a los hombres cuando es el hombre quien perpetra las violaciones psicológicas, sexuales y físicas hacia las mujeres. De por sí, manifestar lo contrario es un acto de misoginia. Si opinas lo contrario, por lo menos menciona los datos estadísticas e indica la fuente de dónde parte tu postura para realizar ese burdo análisis cuantitativo.

      Además del número relativo que expones, nada más refleja lo que puede ser la realidad, sin embargo creo que este dato cuantitativo no capta la crueldad como se ejecutan los actos violentos. La saña que es ejercida por el sólo hecho de ser mujer, ante, durante (victimario) y posterior a la violación (infraestructura social y física para atender estos delitos.) Estas formas de ejercer la violación sexual y física se realizan con toda una carga de misoginia.

      Frente a tales condiciones (relaciones conflictivas y violentas con los hombres y relaciones violentas desde el Estado patriarcal) cómo pretendes que se realice una construcción apolítica cuando las situaciones históricas, sociales y relaciones interpersonales (hombres que se crees superior a las mujeres, y son los hombres que ejercer el poder y establecen las normativas) le crean un contexto que las coloca en desventaja a las mujeres. Comprendo que tu comentario cargado de ese odio, como hombre protector y proveedor de las mujeres “débiles” corresponde a una educación familiar, religiosa, política e inclusive de pareja en un entorno machista y patriarcal. Pero creo que comprendes y lo tenes claro que como hombre, perder poder y te colocas en una situación de desventaja ante una historia que te ha enseñado que el mundo ha sido creado para los macho.

      A eso que le llamas “humano”, es la categoría y construcción ideal que es el gran ausente en tu exposición. Y que en tu discurso, y espero no se en la práctica, es carente.

      • jajajajaja… soy misogeno, me ha acusado casi de todo, ahora un dato mas..!!!, la verdad yo no tengo que probarle nada, es mas vos tenes que buscar probar mi data, si yo miento con mis datos, muéstreme datos suyos que desmientan los míos…
        .
        Lastima que no te conozco, porque te daría un premio por bruto… pero como no entendiste lo que puse, por tener el cerebro lleno de activismo…-con dibujitos-
        .
        Así: Que el genero no te define, eres humano… construye tu felicidad como mejor te convenga sin dañar a nadie (eso incluye no obligar a nadie, ni buscar privilegios).
        Difícil de entender para un progre.!!
        .
        Pero lo mas torpe que pudo haber escrito es: un hombre no puede ser victima de violencia sexual y moral..ja… eso fue nivel pro de estúpido..!!.. acaso un hombre no puede ser violado por otro hombre… y acaso una mujer no puede violar a un hombre o participar en un delito ()…
        .
        Patriarcal ni que ocho cuartos, déjese de pajas, deje de fumar mota hombre, que le esta dañando la neurona, no lee: Mujer=humano, hombre= humano, eso es poner a los dos sexos al mismo nivel, no entendió, por mas que vos querras justificar tus chorradas activistas-progres, no vas a poder encontrar otro punto de convergencia donde, hombres, mujeres, niños, niñas, gays, lesbianas, negros, amarillos, trans, sean iguales, mas que en el termino humano, si buscamos la igualdad, que no es lo mismo que equidad, ese es el camino, reconocernos como humanidad.. y no con las chorradas que escribiste.. que eso son: chorradas…
        .
        Asi que deje de crear hombres de paja, las drogas le hacen mal…
        .
        Talvez, mujer es: alguien que vive, se valora y no se victimiza…y no anda con pajas..!!.. y manda a la mierda a gente como vos Manuel Poroj…

    • Manuel Poroj on

      A la larga creo que no merece respuesta este comentario cargado de misoginia, odio, incoherencia y carente de lo que tanto exulta como “humano.”

      Pese a ello, aclaró que “igualdad legal” y “equidad social” no son dos términos que se comparen. Legalmente puede que exista un mandato que establezca la igualdad pero en la práctica la exclusión y discriminación siguen siendo factores que limitan el desarrollo pleno de la humanidad de las mujeres. Por otro lado, es absurdo manifestar que existe violación sexual a los hombres cuando es el hombre quien perpetra las violaciones psicológicas, sexuales y físicas hacia las mujeres. De por sí, manifestar lo contrario es un acto de misoginia. Si opinas lo contrario, por lo menos menciona los datos estadísticas e indica la fuente de dónde parte tu postura para realizar ese burdo análisis cuantitativo.

      Además del número relativo que expones, nada más refleja lo que puede ser la realidad, sin embargo creo que este dato cuantitativo no capta la crueldad como se ejecutan los actos violentos. La saña que es ejercida por el sólo hecho de ser mujer, ante, durante (victimario) y posterior a la violación (infraestructura social y física para atender estos delitos.) Estas formas de ejercer la violación sexual y física se realizan con toda una carga de misoginia.

      Frente a tales condiciones (relaciones conflictivas y violentas con los hombres y relaciones violentas desde el Estado patriarcal) cómo pretendes que se realice una construcción apolítica cuando las situaciones históricas, sociales y relaciones interpersonales (hombres que se crees superior a las mujeres, y son los hombres que ejercer el poder y establecen las normativas) le crean un contexto que las coloca en desventaja a las mujeres. Comprendo que tu comentario cargado de ese odio, como hombre protector y proveedor de las mujeres “débiles” corresponde a una educación familiar, religiosa, política e inclusive de pareja en un entorno machista y patriarcal. Pero creo que comprendes y lo tenes claro que como hombre, perder poder y te colocas en una situación de desventaja ante una historia que te ha enseñado que el mundo ha sido creado para los macho.

      A eso que le llamas “humano”, es la categoría y construcción ideal que es el gran ausente en tu exposición. Y que en tu discurso, y espero no sea en la práctica, es carente.

Leave A Reply