Navidades

0

Discursos nostálgicos y conservadores abogan desde hace tiempo que retornemos al “verdadero significado” de la Navidad. Sin embargo, si adoptamos una perspectiva pragmática, se advierte que existen varias navidades y no solo una. Reales y actuantes todas.

Además, si el “verdadero significado” de la navidad estuviera en sus orígenes, es probable que regresaríamos a celebrar una mezcla de festividades paganas, incluyendo las celebraciones a Saturno que se hacían en el Imperio Romano.

Pero dada la historia posterior, podríamos pensar que uno de los significados más generales y convencionales es el que dicta la tradición cristina: el nacimiento de Jesús. Y en efecto, pese a todo, buena parte de nuestra sensibilidad (valores, creencias, costumbres, etc.) es cristiana y esta es una de las festividades más importantes. De ahí provienen buena parte de los símbolos y valores relacionados con esta fecha.

Sin embargo, las prácticas asociadas a la tradición cristiana coexisten con otras prácticas  que, incluso, asumen una mayor visibilidad en estas fechas.

La navidad es la “época más linda del año” para los comerciantes. Más allá de los discursos piadosos, algo que sobresale en estas épocas es el consumo desenfrenado. Es lo que más ruido hace y lo que más se ve en estos días. Tan solo basta ir a un centro comercial o ver alguna película infantil que transmita el “espíritu” navideño, para advertir la amalgama de valores y símbolos cristianos con los usos comerciales.

Están la parranda y el ruido de las fiestas mucho más “mundanas”. Y también las tradiciones familiares y culturales que valen por sí mismas, incluidas comidas y otros aspectos.

Como se ve, la celebración no es tan pura como los conservadores quisieran. Su significado está ligado a las prácticas que efectivamente se realizan en esta fecha y que incluyen aspectos tan dispares como los ya señalados. Tal vez existan varias navidades y no solo una.

Esto no significa que no haya que celebrar o aprovechar estas fiestas. Cada quien sabrá qué sentido le asigna a través de lo que haga y piense.

Quizás practicar la tolerancia, un valor no tan frecuentemente asociado a la fecha, sea de lo más apropiado. Para las navidades y para todo el tiempo.

Share.

About Author

Mariano González

Psicólogo errante por otros campos y quizás errado. Ha llegado aquí por azares del destino y haber recibido privilegios inmerecidos, como comer los tres tiempos. Perpetra algunos artículos y ensayos. Fascinado con la imagen del ángel de la historia de Walter Benjamin, intenta (sin saber si bien), seguir la exhortación de "pasar por la historia el cepillo a contrapelo".

Leave A Reply