Neutralidad de la red

0

El Internet son las nuevas calles, es una analogía imperfecta pero que me parece ilustrativa para entender la relevancia que últimamente ha tomado el acceso a la red mundial de redes. Así como sería un atentado contra nuestros derechos que arbitrariamente se nos privase de nuestra libertad de expresarnos en voz alta o de caminar por las calles, cuando hablamos del Internet hay un concepto similar llamado neutralidad de la red.

El Internet es un mundo complejo, hay muchas capas y mecanismos que hacen que fluya la información de un lugar a otro. A menudo se presenta como un campo abierto o nube homogénea donde los datos fluyen sin restricciones pero no lo es; hay vías rápidas y otras más lentas, rutas cortas y largas, tramos bloqueados, mapas actualizados y obsoletos, etc. Es una red que conecta millones de redes individuales y a un nivel macro, los proveedores de Internet (Tigo, Claro) tienen complejas jerarquías y esquemas de conexión con otros países y regiones que de ninguna manera asemejan un campo abierto y libre.

Antes de entrar en el asunto de la neutralidad es necesario aclarar algunos conceptos para poner el problema en contexto:

  • Ancho de banda. Es la velocidad de carga y descarga que se contrata con su proveedor de Internet, si usted paga una cuota mensual por 10Mbps (megabits por segundo) es la velocidad mínima (normalmente de descarga) que debería tener en todo momento (si el origen de la información lo permite).
  • Red de entrega de contenidos (CDN por sus siglas en inglés). Son atajos que permiten acceder a cierta información de manera más rápida basado en su ubicación geográfica o el proveedor del contenido. Por ejemplo, YouTube puede tener una conexión directa con su proveedor de internet en Guatemala para que puedan descargarse los vídeos más rápido sin que tenga que viajar junto con el resto del tráfico mixto o desde una ubicación geográfica muy lejana como Europa o Asia.
  • Calidad de servicio (QoS por sus siglas en inglés). Es el rendimiento de la transmisión de diversos tipos de información a través de un proveedor. Por ejemplo no es lo mismo descargar una página web que realizar una videoconferencia, esta última necesita tener una prioridad mayor en la red porque requiere que para que la voz y el vídeo sean articulados deben llegar a su destino en el orden adecuado y en tiempo real.
  • Límite de datos. Algunos proveedores ponen un máximo mensual de datos, por ejemplo si el servicio se suspende o reduce después de 1GB o lo estipulado en un contrato.

Estos conceptos no son limitantes para que una red sea neutral o no, son más indicadores de la calidad del servicio que como consumidor está recibiendo. Entonces, ¿qué es neutralidad en una red? Es un trato igualitario a toda la información que transita por la red sin discriminación, restricciones o interferencia, independientemente de su remitente, receptor, tipo, contenido, dispositivo, servicio o aplicación –incluyendo fines comerciales y políticos–, ningún proveedor de internet puede censurar, bloquear o lentificar el acceso a ninguna página o servicio de forma selectiva. A manera de ejemplo, a continuación presento algunos escenarios hipotéticos que serían violaciones a la neutralidad:

  1. Si el proveedor A decidiera que las páginas del diario P deben cargar más lento que las del diario S por algún acuerdo comercial. Esto violaría el principio de neutralidad de sus suscriptores y el del diario P que nada tienen que ver con ese arreglo.
  2. Si el proveedor B decidiera que cada vez que usted quiera usar el buscador google.com lo enviara automáticamente a bing.com. El suscriptor tiene derecho a usar el buscador que crea conveniente.
  3. Si el proveedor C decidiera que el contenido del blog H está en contra de sus intereses corporativos y bloqueara completamente el acceso de sus suscriptores al sitio.
  4. Que el proveedor D insertara anuncios o contenido ajenos a la página que se está visitando.
  5. Que el proveedor E redujera la velocidad del tráfico de forma selectiva a servicios como Netflix o BitTorrent para desmotivar su uso (esto ya lo ha hecho Comcast en EE.UU.).

Hay principios claros referentes a mantener la neutralidad del Internet:

  • Expresión: No se debe censurar internet.
  • Acceso: Promover acceso universal a redes rápidas y asequibles.
  • Apertura: Internet debe seguir siendo una red abierta donde todo el mundo es libre de conectarse, comunicar, escribir, leer, ver, decir, escuchar, aprender, crear e innovar.
  • Innovación: Proteger la libertad de innovar y crear sin permiso. No se deben bloquear las nuevas tecnologías, y no se debe castigar a los innovadores por las acciones de los usuarios.
  • Privacidad: Proteger la privacidad y defender la capacidad de la gente para controlar como se utilizan sus datos y dispositivos.

(Fuente: http://www.internetdeclaration.org/es)

Mantener la neutralidad es importante porque nos garantiza a los usuarios un panorama amplio y completo de las más diversas opiniones, hechos y productos disponibles, es garantizar la extensión de nuestra libertad de expresión y acceso a la información al mundo virtual. Es importante estar al tanto del alcance de nuestra conexión de internet (fija y móvil) y denunciar cualquier limitación o intromisión deliberada con nuestros datos. El contenido de la información no está regulado en la actualidad por la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT), tampoco por su contraparte estadounidense (la FCC) pero el Parlamento Europeo ha tomado la iniciativa aprobando leyes que definen y defienden la neutralidad.

Si detecta cualquier interferencia con el acceso a su contenido puede denunciarlo a la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (DIACO) tal y como muchos usuarios lo hacen actualmente con problemas con la velocidad de su servicio.

Share.

About Author

Alejandro Echeverría

Alejandro es ingeniero, tecnólogo, fotógrafo y montañista.

Leave A Reply