Pa’ Capital, Paternalista y Patriarcal

4

La canción de una jovencita que deja su pueblo para ir a la capital ha causado muchos comentarios en redes sociales. La inmensa mayoría de ellos, positivos.

La descripción oficial de la canción dice:

“Pa’Capital, cuenta la historia de una joven kaqchikel que decide venirse sola a la Capital de Guatemala para poder trabajar, costearse sus estudios y alcanzar sus sueños.

Cuando tenía 14 años ella solo pensaba en seguir sus estudios pero su padre le da la noticia que ya no la va a poder apoyar económicamente. Pasa 4 años sin poder estudiar y decide ir a la Capital para buscar un mejor futuro, conocer otros lugares y saber cómo es vivir la vida.

Sus padres le dicen que si esa es su decisión que lo haga pero que no vuelva más. Cuando todos duermen ella toma sus cosas y emprende el viaje.

Cuando llega a la capital se da cuenta que no es como la imaginaba. Los buses son feos y las casas no son como las que miraba en la televisión.

Ahora, ya en la capital, lucha cada día para salir adelante, aprender, conocer otros lugares, saber quién es y vivir la vida con pasión.”

La descripción suena muy linda y el video muestra a dos jovencitas paseando en la ciudad de Guatemala, no estudiando ni trabajando, entrando a la Catedral Metropolitana y caminando por la Sexta. Cualquiera que lo vea lo identificará en seguida con el paseo de una empleada del hogar en domingo, siempre y cuando cuente con este día libre.

La realidad es muy distinta. Muchas jóvenes se ven forzadas a viajar a la capital no para “vivir la vida con pasión”, sino a trabajos con mucha carga y poco sueldo, en la mayoría de los casos sin las prestaciones que la ley indica y con alto riesgo de sufrir explotación de varios tipos y violencia sexual.

El video muestra un panorama muy parecido al que le pintan las redes de trata a tantas jovencitas del área rural: La versión local del sueño americano. Tarde se dan cuenta las víctimas de que son prisioneras y esclavas sexuales de quienes las ilusionaron.

Piense en las jovencitas que conoce que han viajado a la capital porque sus padres ya no podían costear sus gastos y necesitaban que ellas contribuyeran desde lejos a la economía del hogar. Ahora hágase las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuántas de ellas continúan sus estudios?
  2. ¿Cuántas logran estabilidad económica?
  3. ¿Qué porcentaje de ellas tiene un trabajo con todas las prestaciones de ley?
  4. ¿Corresponde la realidad cotidiana de estas jovencitas con “alcanzar sus sueños”?

Después de este ejercicio quizá nos resulte más lógico por qué al final del video aparece sólo el crédito del creador de la canción y no de Raquel Pajoc, la intérprete. O por qué en la nota que encabezaba con el nombre de ella, se habla más de él y el discurso de Raquel parece aprendido. Sabemos por ese reportaje que Raquel trabajó en una tortillería, en una maquila y como empleada del hogar. Dice que eso le permitió continuar sus estudios. Pero nunca menciona qué estudia ni nada sobre la dura vida que les espera a muchas chicas de su edad en la Capital Iberoamericana de la Cultura 2015.

Idealizar el viaje obligado de tantas jovencitas que carecen de apoyo y oportunidades en sus lugares natales debería darnos pena,  por todo lo que este país les niega a niñas y adolescentes.  Y preocupación. Cuántas chicas verán el video y querrán tener la gran aventura de sus vidas. Todos sabemos con qué se encontrarán.

Y no es como una libertaria dijo: “Muestra el nuevo espíritu de la mujer, decidida a dejar atrás los miedos y los prejuicios de su familia”. Es perpetuar el rol de la mujer indígena como personal de servicio y celebrarla, siempre y cuando se mantenga en el rol sumiso que el sistema paternalista y patriarcal ha diseñado para ellas.

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

4 comentarios

  1. María Jacinta Xón on

    Buen día, me llamo María Jacinta Xón, Para mi el video es una provocación a cuestionarse si las mujeres que estan en la zona 1 son todas muchachas de casa, como llaman a las compañeras que trabajan en casa particular? Por las reacciones y comentarios de los ladinos progre, como me parece tu análisis, creen que si, porque automaticamente, los elementos colocados en el video remiten a la representación estereotipada a que era domingo y que en la sexta y el parque están las mujeres indígenas porque somos muchachas en casa particular. Algunos indígenas que han comentado tambien lo creen.
    Yo pienso que no necesariamente, para mi ver a la compañera indígena caminando por esas calles es una provocación a pensar el porque automaticamente se cree que las mujeres en la zona 1 todas tienen que ser trabajadoras en casa particular, como si no tuvieramos derecho todas de pasar por la sexta y si pasar por ahí entonces nos da un “estatus”. Yo pienso que podemos estar ahi coquetas, bonitas, en tacones, peinadas, maquilladas lunes, martes, a medio día, licenciadas, comerciantes, estudiantes y porque no, trabajadoras de casa particular. Creer que la compañera del video es una trabajadora en casa particular , decir que eso fue grabado en un domingo, hace entonces asumir a todos lo que se supone que debemos saber desde siempre y por siempre, donde se supone que se debe estar? Asumir que ir a la zona 1 como mujer indigena es entonces que ” huy no”, peor si piensan que soy muchacha?. Me niego a creer que deba ser así. Me impresiona terminar de saber que los esterotipos vigentes, principalmente en una porción de ladinos progre… que tienen complejo de ser dis que políticamente correctos y dicen “defendamos a los mayas”.
    Pienso que ese espacio no es ni solo de ladinos ni solo de mujeres indígenas “muchachas”. Otros creen que Raquel fue “utilizada”, destesto aún más esta postura, porque, creerlo es negar las capacidades de quien colaboró, volver a victimizarnos y volver a repetir el discursito de siempre somos víctimas, eso ya no deberíamos permitirlo a estas alturas de la historia, pero esa es mi opinión.
    Tanto ladinos progres e indigenas estan reacciondo segun sus propios estereotipos, los ladinos progres desde su discurso politicamente correcto, no piensan acaso que era un mujer indigena que pasaba por ahí por que le dio la regalada gana, yo paso cada ratos por ahí.
    Y los indígenas, muchos de nostros no escapan de sus propios esterotipos pues reaccionaron la mayoria no viendo el más allá tal vez de nuestras vidas por la sexta, porque, y es lo que quiero decirte es que pasamos por la sexta, pero tambien vamos a la universidad, trabajamos en muchisimas profesiones, hay comerciantes, trabajadoras de casa particular, etc., y principalmente, no siempre hay que ir a la capital para ascender educativa y económicamente.

    • Muy bueno tu análisis. ¡Felicitaciones! Como guatemalteco “ladino” que reside desde varias décadas en los Estados Unidos, y que visité recientemente La Capital como parte de mi trabajo a favor de las y los migrantes, me siento muy orgulloso de encontrarme con jóvenes guatemaltecas (asumo que eres de corta edad), que se expresan y tienen una visión progresista y amplia sobre nuestra amada Guatemala.

      Edgar Ayala

  2. Alexander García on

    De nuevo esta señora… que se cree diosa, con capacidad de juzgar, señalar, sentenciar, etc.

    Señora Rojas, ¿usted qué propone para todos esos hermanos que vienen a la capital con necesidades sin saciar por nuestros paupérrimos y asquerosos sistemas colapsados ?

    Por favor, si va a señalar, al menos, tómese un tiempo para proponer o por lo menos piense y cuéntenos de sus ideas para solucionar el problema que señala.

    Le digo, yo si conozco, personas venidas del interior, mujeres, que vinieron a aprovechar el poco tiempo y las pocas oportunidades para alcanzar sus objetivos, conozco un par de personas que ahora son egresadas de la universidad que pasaron por muchas situaciones adversas, explotación, discriminación, entre otros y se sobrepusieron y han triunfado.
    Son muy pocas desgraciadamente, pero existiesen muchas mas, si no existieran personas que por su condición les limiten su alcances y oportunidades, el traje indígena, su idioma, su origen, su género. ¿Por qué pensar que todas esas mujeres tienen que ser trabajadoras domestica?, ¿sólo pueden trabajar como “muchachas”?.
    ¿Acaso usted no les ve capacidad para trabajar en algo mas?
    ¿Es usted de las personas que tienen una de esas “muchachas” en su casa?
    ¿Usted vive en ese circulo o estrato donde se encarga “muchacha” para las labores domesticas, porque sale mas barato traerlas “del pueblo”?
    … ¿Usted menosprecia el trabajo del hogar? ¿Alguna vez lo ha hecho por completo?
    ¿Si usted tuviese “muchacha” no le daría oportunidad para que se supere?
    ¿Dice usted que una mujer indígena del interior de país solo debería optar a ese tipo de trabajo?

    Le digo en el interior no hay muchas oportunidades, la ignorancia de nuestros padres los lleva a comer el error de obligar a los jóvenes a tomar caminos que no son los deseados, no estoy hablando de caminos del mal, hablo de caminos que usted no desearía para sus hijos, como tener que trabajar siendo menores de edad, tener que dejar la escuela.
    ¿A usted que se le ocurre?

    La capital como está hoy en día parece que no es el lugar para cumplir los sueños… pero…
    Hágame el favor y conteste esta vez, inyecte positivismo si lo tiene y dé ideas.

  3. Brenda Marcos

    Interesante la columna y los comentarios. Yo leí una columna estructurada desde el ejemplo, desde como lo percibe mucha gente, alguien apoya el video otros lo ven como acto de paternalismo. A mí el video me gusta y veo seguridad en la jóven, me gusta como se desenvuelve eso dice mucho de su talento. Más que el de otras personas que cantan sin ton ni razón.

Leave A Reply