Perdónanos Ángel

0

Somos un país donde los ángeles se tiran de los puentes.

Las posibles causas no quitan relevancia al tremendo dolor de niños asesinados o deseando morir. Se manejan dos versiones sobre las causas de su caída, no importa cuál sea la verdadera, en todo caso Ángel Escalante era un niño que amaba dibujar y que se encontró con una muerte que no le correspondía.

Saltan los comentarios de soluciones exprés como la pena de muerte, a pesar que se ha comprobado hasta el cansancio que no tiene efectos para erradicar la violencia. Se condena a los supuestos atacantes, como si éstos, en el caso de ser correcta esa versión, fuesen producto del azar y no la consecuencia lógica de un país enfermo.

Nos encanta jugar a los buenos y a los malos, quedarnos en la superficie y condenar sin analizar. Los responsables de la muerte de Ángel somos muchos, 6en realidad somos todos, desde los gobernantes indolentes y corruptos, hasta los votantes que les eligieron, pasando por los ciudadanos sangre de horchata que les permitimos hacer y deshacer a su antojo.

La apatía hacia las carencias de ese otro que no queremos ver, nos está asfixiando y sólo nos quejamos cuando los efectos nos alcanzan.

Como sociedad le fallamos a Ángel Escalante, como lo hemos hecho con la mitad de los menores del país quienes viven con desnutrición, con ese millón que tiene que trabajar y con tantos otros a los que la pobreza, la impunidad y la falta de oportunidades les roba la infancia. La factura de este fallo será carísima y apenas hemos comenzado a pagarla.

El mejor homenaje a su memoria sería sanarnos para que ningún niño tome esa decisión.

 


*Imagen de Pedro S.

Share.

About Author

Elizabeth Rojas

Mujer, feminista, irreverente apasionada de la vida, comprometida con la salud mental. Escéptica e irónica, pero creyente en el poder de las redes sociales, la herramienta ignorada.

Leave A Reply